Concursantes neerlandeses de “Puente Chino”: “Mi futuro está estrechamente vinculado con el idioma chino”

[Fuente]    Instituto Confucio de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zuyd, Países Bajos [Fecha de Publicación]    2020-07-01 09:53:18 
 

En el XIX Concurso Mundial “Puente Chino” para Estudiantes Universitarios en la división de los Países Bajos recién clausurado, Nol Duindam, de la Universidad de Groninga, Adam Bootes, de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zuyd, y Daniël Vuyk, de la Universidad de Groninga, se hicieron respectivamente con el primer, el segundo y el tercer puesto. Después del concurso, los tres compartieron sus motivos para estudiar chino y relataron sus vínculos con China.

Un comienzo inesperado

Los tres ganadores empezaron a estudiar chino desde muy pequeños. Daniël Vuyk conoció el “misterioso” idioma chino cuando tenía ocho años. Quiso aprender este idioma para comunicarse con más personas y conocer a más nuevos amigos. Desde entonces, practica chino quince minutos al día, hábito que ha mantenido hasta ahora.


Nol Duindam, de la Universidad de Groninga, obtuvo el primer puesto en el XIX Concurso Mundial “Puente Chino” para Estudiantes Universitarios en la división de los Países Bajos

Adam Bootes conoció el idioma chino por casualidad cuando tenía quince años. Atraído por canciones chinas que escuchaba en YouTube, comenzó a prestar atención a este idioma y a China. Él dijo con emoción: “Estoy completamente enamorado de China, y sueño con entender profundamente el idioma, la cultura y la historia del país”. Tras visitar China, dio sus primeros pasos para realizar su sueño, inscribiéndose para cursar la carrera de chino en la Facultad de Lenguas Orientales de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zuyd.


Adam Bootes, de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Zuyd, obtuvo el segundo puesto en el XIX Concurso Mundial “Puente Chino” para Estudiantes Universitarios en la división de los Países Bajos

Nol Duindam, el campeón de esta competición, también comenzó a estudiar chino en la escuela secundaria. En la clase extracurricular de chino, el cariñoso maestro y los interesantes contenidos de las clases estimularon aún más su interés en el chino. Durante su etapa en la escuela secundaria y la universidad, nunca dejó de estudiar chino.

Aunque China está a miles de kilómetros de distancia, los tres concursantes empezaron su viaje al país con mucha curiosidad por el idioma chino.

Sentir China más de cerca

Otro aspecto que los tres ganadores tienen en común es que todos han viajado a China. Daniël Vuyk visitó China con un maestro local a los doce años. Aunque era muy joven en ese momento, recuerda bien esta experiencia hoy en día. Él dijo: “Lo que más me emocionaba era vivir en la casa de un habitante local. Pasamos todos los días juntos y probamos todo tipo de comidas, sintiendo así directamente la comunicación entre personas”.

Nol Duindam realizó un viaje de dos meses a China a través de la Escuela de Verano de Honores Países Bajos-Asia (NAHSS, por sus siglas en inglés). No solo adquirió conocimientos de chino, sino que también experimentó la cultura de la provincia de Sichuan. Esta experiencia lo animó a practicar el idioma chino todos los días y a esforzarse por perfeccionar los detalles y seguir mejorando su capacidad.

Por su parte, Adam Bootes fue a China gracias al programa Au Pair y vivió con una familia local de acogida. Realmente sintió la riqueza y la diversidad de la cultura china.

Experiencias en el aprendizaje de chino

Aprender un idioma no suele ser fácil. Lo más difícil es el largo periodo de tiempo que hay que dedicar a la práctica de ese idioma. Cometer y corregir errores también es una parte del proceso de aprendizaje. Nol Duindam contó una historia embarazosa suya: “Le dije a un amigo mío que quería ir a la Base de Investigación de Cría de Pandas Gigantes de Chengdu, pero no pronuncié “xióngmāo”, sino “xiōngmáo”, es decir ‘pelo del pecho’ en chino, lo que le confundió mucho”, y añadió: “Desde entonces recuerdo esa palabra, ¡no volveré a pronunciarla mal!”.

Cuando viven en un país extranjero y están inmersos en el idioma, los estudiantes pueden aprender oraciones y palabras que no aparecen en los libros de texto. El ejemplo de Adam Bootes es la palabra “” que a grandes rasgos significa “bueno/seguro”. Daniël Vuyk citó la palabra “那个……”, que es equivalente a la palabra inglesa “um”. Nol Duindam dijo que a menudo le preguntaban: “¿Ya has comido?” o “¿Ha comido?”


Daniël Vuyk, de la Universidad de Groninga, obtuvo el tercer puesto en el XIX Concurso Mundial “Puente Chino” para Estudiantes Universitarios en la división de los Países Bajos

Se mantienen motivados durante el aprendizaje

Durante la competición, tanto el jurado y los concursantes como los profesores del Instituto Confucio quedaron impresionados por la expresión fluida en chino de los tres jóvenes. ¿Cómo lo lograron?

Nol Duindam, Adam Bootes y Daniël Vuyk estuvieron de acuerdo en que intentan integrar el aprendizaje de la lengua china en su vida diaria. Todos ellos leen materiales de HSK, escuchan canciones chinas, escriben caracteres chinos, usan aplicaciones móviles para aprender chino, chatean con amigos chinos, etc. Lo más importante es hacer un plan general para el aprendizaje del chino, utilizando diversos métodos de manera integral, sistemática y efectiva.

Como excelentes hablantes de chino, los tres concursantes se complacieron en compartir sus experiencias y lecciones con los principiantes. Nol Duindam dijo: “Mi primera recomendación es centrarse en la fonética y la entonación, y esforzarse por conseguir una mayor precisión desde el principio. Por supuesto, mi profesor de chino me advirtió esto cuando comencé a estudiar, pero fui demasiado terco y no lo entendí bien”.

Adam Bootes enfatizó la importancia de los recursos chinos. “Es muy necesario crear un entorno donde se pueda hablar chino, lo que se puede conseguir escuchando música o viendo la televisión, etc. Será mejor si te encuentras cerca de un Instituto Confucio, porque puedes hablar con los profesores a menudo”.

Según Daniël Vuyk, la motivación en el aprendizaje lingüístico es lo más importante. “Es genial si decides aprender chino solo para tu desarrollo profesional. Pero si tu objetivo es comunicarte con la gente y hacer amigos, te ayudará más en el estudio a largo plazo”.

Planes para el futuro

Los tres jóvenes están incorporando el chino en sus futuros planes profesionales. Nol Duindam planea cursar un doctorado en química, e interactuará con sus colegas y otros investigadores en chino; Adam Bootes está deseando trabajar y vivir en China en el futuro después de completar sus cursos de chino en la universidad; Daniël Vuyk comenzará su programa de maestría en gestión de la cadena de suministro en otoño, y reflexionará en chino sobre el papel cambiante de China en el mundo de los negocios.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes