El programa “Chino+” promueve la formación de talentos multidisciplinarios de todos los países e impulsa el desarrollo sostenible de la educación internacional de lengua china

[Fuente]    Oficina General del Instituto Confucio [Fecha de Publicación]    2020-05-15 16:01:07 
 

Con el desarrollo de la globalización económica, cada día más personas se dan cuenta de la importancia del estudio de chino, lo que no solo amplia la visión y la mente, sino que también brinda oportunidades de empleo para innumerables personas. Para satisfacer mejor la necesidad de la formación de expertos tanto en idioma como en técnica en todos los países, el Instituto Confucio estableció el programa característico “Chino+”, con miras a apoyar la formación de talentos multidisciplinarios de todos los países y promover la cooperación internacional en la educación vocacional.

El desarrollo integral de la economía global hace que los talentos de chino estén cada vez mejor valorados

Durante los últimos años, se ha visto en todo el mundo un aumento drástico de la demanda de talentos multidisciplinarios en técnicas profesionales, y especialmente de personas que sepan chino. Conforme a esta tendencia, el Instituto Confucio ha ofrecido clases de “Chino+” en más de 40 países del mundo, cuyo contenido incluye decenas de ámbitos del conocimiento técnico como el tren de alta velocidad, economía y comercio, turismo, derecho, despacho de aduanas, aviación, etc.

En 2014, China y Tailandia comenzaron un programa cooperativo de formación en ámbitos relacionados con el ferrocarril. Con el desarrollo del programa, Tailandia ha tenido una creciente necesidad de talentos que sepan tanto técnicas ferroviarias como el idioma chino. El Instituto Confucio de la Universidad de Khon Kaen organizó el “Taller de capacitación de idioma chino aplicado al tren de alta velocidad China-Tailandia”, dando pleno uso a sus propias ventajas. Hasta finales de 2019, dicha institución había formado a más de 200 expertos multidisciplinarios en técnicas de “Chino+ferrocarril” para Tailandia, recibiendo un alto reconocimiento del Gobierno tailandés y la sociedad local.

En Etiopía, el Instituto Confucio del Instituto de Educación y Formación Técnica y Vocacional de Etiopía estableció el “Laboratorio de innovación de técnicas electrónicas”, e impartió clases básicas de “Chino+sistema de control SCM”, así como clases superiores de “Chino+robótica”, con unos 500 estudiantes matriculados en un año escolar, lo que crea un precedente en la formación de expertos en técnicas aplicadas en robots en Etiopía.

Gracias a los frutos de la cooperación entre el Instituto Confucio de la Universidad Nacional Lingüística de Kiev, en Ucrania, y la Aerolínea Internacional de Ucrania, los pasajeros pueden disfrutar de un servicio en chino durante el vuelo directo de Kiev a Beijing. “Intento usar al máximo el chino en mi trabajo para comunicarme con los pasajeros chinos, lo que no solo me beneficia en el trabajo general, sino que también me sirve para asuntos particulares”, expresó Maria Kobzewa, azafata de la Aerolínea Internacional de Ucrania.

En Japón, el Instituto Confucio de la Universidad de Kansai Gaidai estableció en 2017 cursos de “chino aplicado a servicios aéreos” para los estudiantes de dicha universidad que planeen trabajar en el sector aéreo en el futuro y hayan aprobado el examen de HSK (superior a nivel 4).

Hasta el semestre de otoño de 2019, los cursos de “chino aplicado a servicios aéreos” se habían impartido continuamente durante 3 años, es decir 6 semestres. Se agregó otro grupo y más de 180 estudiantes se matricularon. Al mismo tiempo, el Instituto Confucio de la Universidad de Kansai Gaidai ha combinado aún más el estudio de chino con las vocaciones, agregando sucesivamente una serie de clases características de chino como la de chino aplicado a los negocios, chino aplicado a la medicina y estudio de planificación profesional global, entre otras.

El Instituto Confucio de la Universidad de Nápoles La Oriental, en Italia, comenzó a impartir cursos de “Chino+negocios” desde su fundación en 2007 para satisfacer la necesidad de los estudiantes de chino de nivel superior. “Me alegra que vaya aumentando el número de estudiantes matriculados en esta clase”, manifestó Xu Haiming, director de la parte china de dicha institución.

Muchos de los estudiantes que asisten a las clases de “Chino+negocios” del Instituto Confucio de la Universidad de Nápoles La Oriental trabajan en bancos, aeropuertos y otras empresas que tienen relaciones con China. “La clase de ‘Chino+negocios’ brinda a los estudiantes más oportunidades laborales y más ricas experiencias de vida”, dijo Xu.

No te extrañes si oyes a un agente de aduana saludarte en chino en el aeropuerto de Acra, capital de Ghana. Las clases de formación de “Chino+” impartidas por el Instituto Confucio de la Universidad de Ghana para los agentes de aduana han traído cambios sustanciales al trabajo en este lugar.

En la aduana del Aeropuerto Internacional de Kotoka, una trabajadora llamada Eden saluda a sus colegas en chino “你好 (Hola)”. “Aprender el idioma chino me hace comunicarme mejor con los pasajeros chinos, lo que facilita nuestro trabajo y mejora la calidad de nuestro servicio”, dijo ella.

En la República Dominicana, el Instituto Confucio del Instituto Tecnológico de Santo Domingo ha estado impartiendo clases de chino en línea para la compañía HAYCO. Los profesores hacen preparativos completos según las características de las clases de chino para la empresa. En la producción de PPT, hacen todo lo posible para enriquecer el contenido de las clases y agregar más imágenes y vídeos, ofreciendo diferentes experiencias audiovisuales para los estudiantes de la empresa.

Hace poco ha terminado la primera fase de las clases de chino para dicha empresa. Según la compañía, los estudiantes están altamente satisfechos con los efectos de las clases en línea, y están dispuestos a empezar la segunda etapa del estudio en internet.

“Prefiero las clases tradicionales, pero la enorme dedicación, la preparación completa de los profesores y el ambiente activo de la clase en línea me dan confianza para estudiar bien el idioma chino. Además, sabemos que el aprendizaje de un idioma es un proceso de esfuerzo constante y diario, que no se puede interrumpir. Estoy convencido de que aprenderemos bien este idioma si persistimos. Por otro lado, como nuestro trabajo tiene una relación estrecha con China, dominar el idioma chino seguramente nos beneficiará mucho”, dijo Juan, responsable superior de equipamiento de la empresa.

El programa “Chino +” ofrece oportunidades de empleo a más personas en la cooperación con empresas chinas

Con el desarrollo de la educación vocacional a través del programa “Chino+”, el Instituto Confucio ha brindado numerosas oportunidades de formación vocacional de idioma chino y empleo para más estudiantes en la cooperación con empresas.

Anteriormente, el Instituto Confucio de la Universidad Mahasarakham (MSU, por sus siglas en inglés) en Tailandia y Guangken Rubber (Río Mekong) Co., Ltd. firmaron un acuerdo de cooperación para llevar a cabo intercambios profundos en producción, educación e investigación.

He Dong, director de la parte china del Instituto Confucio, indicó que el Instituto Confucio de la MSU es una institución educativa establecida conjuntamente por la Universidad de Guangxi para las Nacionalidades y la MSU. El establecimiento de la asociación estratégica a largo plazo entre las dos universidades no solo ha promovido el desarrollo integral de la producción, la educación y la investigación de ambas partes, sino que también ha materializado las prácticas docentes de los talentos y los intercambios de recursos, impulsando así los intercambios culturales entre China y Tailandia.

Esta cooperación es otra medida importante del Instituto Confucio de la MSU para llevar a cabo activamente la enseñanza del chino, además de la promoción y los intercambios culturales. El Instituto Confucio estableció un centro docente piloto de chino y una base de práctica docente en Guangken Rubber (Río Mekong) Co., Ltd. a fin de proporcionar una plataforma de prácticas a los estudiantes de la institución. Al mismo tiempo, ofreció la formación de personal de la empresa y otros servicios, promoviendo la enseñanza del chino y la difusión de su cultura.

A medida que avanza la construcción del Corredor Económico China-Pakistán, la demanda de técnicos en soldadura en Pakistán ha aumentado drásticamente. En respuesta a esta tendencia, el Instituto Confucio de la Universidad de Agricultura de Faisalabad firmó un acuerdo de formación de “Chino + técnicas de soldadura” con la planta de energía a carbón de Sahiwal completa por Huaneng Shandong Ruyi (Pakistan) Energy (Private) Limited, proyecto de implementación prioritaria del Corredor Económico China-Pakistán. Bajo el acuerdo, se ha llevado a cabo la formación relacionada.

El taller de capacitación “Chino + técnicas de soldadura” se divide en dos etapas: cursos de formación de chino y cursos de prácticas, con un total de 1160 horas de estudio. En la primera etapa, a través de un aprendizaje inmersivo de 360 horas durante 12 semanas, los alumnos reciben una formación sistemática de habilidades de chino. Los maestros del Instituto Confucio adoptan un modo de capacitación centralizada e intensiva para ayudar a los estudiantes a alcanzar el nivel 3 de HSK en poco tiempo. Cuando los estudiantes hayan logrado el nivel correspondiente de chino después de los estudios anteriores, comienzan a aprender conocimientos de chino relacionado con la tecnología de soldadura para sentar una base sólida de lenguaje enfocada a la práctica en el futuro.

En la segunda etapa de la práctica, los alumnos realizarán un aprendizaje de teoría y práctica de 800 horas con lecciones durante 6 meses. Bajo la guía práctica de los técnicos profesionales, los estudiantes combinan el aprendizaje de conocimientos teóricos sobre la tecnología de soldadura con las prácticas para dominar las técnicas mediante prácticas.

Los alumnos lograron resultados gratificantes tras la primera etapa de aprendizaje del idioma chino. Al principio, ellos no sabían nada sobre el idioma chino, pero ahora ya pueden llevar a cabo conversaciones diarias en chino. Afectados por la epidemia de COVID-19, todos los estudiantes que se habían inscrito en los exámenes HSK Nivel 3 y HSKK Nivel 1 no pudieron participar en los exámenes según lo programado. Sin embargo, todos expresaron su esperanza de poder solicitar una beca del Instituto Confucio para viajar a China y continuar aprendiendo chino a través de este taller de capacitación y el examen HSK, o encontrar un trabajo apropiado local después de terminar la capacitación profesional de tecnología de soldadura, contribuyendo así con su propia fuerza a la construcción del Corredor Económico China-Pakistán.

En Egipto, el Instituto Confucio de la Universidad del Canal de Suez coopera estrechamente con las empresas chinas locales para ofrecerles talentos. Según un responsable del Instituto Confucio de la Universidad del Canal de Suez, en la Zona Económica del Canal de Suez hay decenas de compañías chinas que han ofrecido muchos puestos de trabajo. Numerosas compañías chinas en Egipto prefieren contratar a empleados egipcios que sepan hablar chino, y tienen una gran demanda de talentos multidisciplinarios de “Chino+”. En la Feria de Empleos de Empresa Chinas celebrada por el Instituto Confucio, muchos estudiantes egipcios fueron contratados.

“Gracias al programa ‘Chino +’, mi vida se ha vuelto tan magnífica”

Anupa Thipara, un joven tailandés, sueña desde pequeño con ser conductor de tren. Gracias a la iniciativa de “la Franja y la Ruta”, Anupa consiguió una beca para estudiar tecnología ferroviaria en China el año pasado.

Como es bien sabido, no es fácil ser conductor de tren en Tailandia. Primero, los solicitantes deben aprobar un examen para ser admitidos por el Instituto de Ingeniería Ferroviaria de Tailandia. Por diversas razones, Anupa no tuvo la oportunidad de inscribirse en esta institución. En 2014, China y Tailandia firmaron el Memorando de Entendimiento sobre la Cooperación Ferroviaria China-Tailandia. Desde entonces, los dos países han llevado a cabo proyectos de cooperación en educación y capacitación en campos relacionados con el ferrocarril.

“Un día, vi por casualidad en Facebook que varios estudiantes del Colegio de Educación Industrial y Comunitaria de Ban Phai en Khon Kaen fueron a China a estudiar carreras relacionadas con el ferrocarril”, recordó Anupa. Posteriormente, logró ingresar en dicho colegio, y fue a Wuhan a estudiar chino y conocimientos de ferrocarril a través del “Taller de capacitación de idioma chino aplicado al tren de alta velocidad China-Tailandia”.

En China, Anupa viajó en un tren de alta velocidad por primera vez, lo que cambió por completo su comprensión anterior sobre el ferrocarril y lo convirtió en un firme seguidor de la construcción del ferrocarril de alta velocidad en Tailandia. Al regresar a su país después de terminar sus estudios en Wuhan, Anupa se presentó al examen de la “Beca de Educación Vocacional de Tianjin y Tailandia 2019” organizado por el Instituto Confucio de la Ruta Marítima de la Seda en Tailandia. Anupa consiguió una buena nota en el examen y obtuvo la beca para estudiar en el Colegio de Ferrocarril Técnico y Vocacional de Tianjin durante 3 años.

Cuando vio a Anupa partir de su tierra natal de Sukhothai y embarcarse en un viaje para hacer realidad sus sueños con una mochila a cuestas, su abuela dijo con los ojos llorosos: “Realmente quiero ver el día en el que Anupa regrese a Tailandia y conduzca un tren de alta velocidad”.

Li Feiyun, un estudiante sobresaliente del Colegio Vocacional de Chiang Rai en Tailandia, dijo: “Participé en un campamento de verano organizado por el Instituto Confucio de la Ruta Marítima de la Seda hace dos años y estudié en la Universidad Normal de Tianjin durante 15 días. Sentí el rápido desarrollo de la economía china y la vida tan cómoda de la gente durante ese tiempo. Después de regresar desde China, he seguido estudiando chino todos los días para aprovechar esta oportunidad y espero volver a estudiar en China en el futuro”.

En Myanmar, hace unos días, después de que un maestro del Aula Confucio del Centro de Negocios y Lengua Oriental impartiera una clase de chino a los funcionarios del Ministerio de Comercio de Myanmar, el responsable de la capacitación del departamento de negocios de dicho ministerio Htun Myint Htun dijo que el Ministerio de Comercio ha organizado cursos de chino para unos 60 funcionarios cada año desde 2017. A medida que los intercambios comerciales entre Myanmar y China se vuelven cada vez más frecuentes, más importante será que los funcionarios manejen el idioma chino, ya que les beneficiará mucho en su trabajo en el Ministerio de Comercio.

Yansheng, un joven de 25 años que trabaja en el departamento de negocios de dicho ministerio, ya lleva 3 años estudiando chino. Dijo que hay muchas conferencias y actividades relacionadas con el comercio entre Myanmar y China, pero su departamento no tiene traductor de chino ni experto chino, por lo que se enfrentan a problemas con el idioma en el trabajo. Es por eso que decidió aprender chino él mismo. Yansheng también quiere solicitar una beca del Gobierno chino para ir a una universidad de Yunnan, Sichuan o Shanghai a continuar sus estudios.

Emma, una excelente estudiante que estudió chino en un centro de enseñanza subordinado al Instituto Confucio de la Universidad de Cape Coast en Ghana, afirmó: “Los coloridos cursos de capacitación me han dado una mejor comprensión sobre la cultura china y la filosofía con la que los chinos solucionan los asuntos, algo muy útil para que los empleados ghaneses se integren en las empresas chinas”.

Según Duncan, un estudiante especializado en chino de la Universidad de Ghana, aprender chino le ha abierto una “puerta de oportunidades”. La economía china se está desarrollando rápidamente y cada vez más ghaneses prestan más atención a China que a los países europeos y Estados Unidos.

“En Ghana hay numerosos inversores chinos que han ofrecido muchas oportunidades de empleo a los habitantes locales, por lo que hablar chino es muy útil para el trabajo”, dijo Duncan.

Xu Haiming, director de la parte china del Instituto Confucio de la Universidad de Nápoles La Oriental, en Italia, dijo: “Participar en el programa “Chino+” no es solo un proceso de aprendizaje de chino, sino que también permite a los estudiantes adquirir habilidades de trabajo, razón importante por la que este tipo de programas logran un fuerte desarrollo”.

Con el objetivo de satisfacer las necesidades del desarrollo de las sociedades locales, el programa “Chino+” se implementa combinando el aprendizaje de idioma chino y las habilidades vocacionales, ampliando además constantemente las ideas de enseñanza en carreras características como la medicina tradicional china, la agricultura, el turismo, los negocios y otras habilidades vocacionales. Además, contribuye activamente al desarrollo de las empresas chinas en el extranjero mientras brinda a los estudiantes del Instituto Confucio más opciones de trabajo y plataformas de empleo más altas. El programa explora un camino de desarrollo característico con contenido abundante y posicionamiento claro, proporcionando una garantía poderosa para el desarrollo sostenible del Instituto Confucio.

Fuentes: Agencia de Noticias Xinhua; Diario del Pueblo - Edición de Ultramar; Instituto Confucio de la Universidad Mahasarakham en Tailandia; Instituto Confucio del Instituto Tecnológico de Santo Domingo en la República Dominicana; Instituto Confucio de la Universidad de Agricultura de Faisalabad en Pakistán; Instituto Confucio de la Universidad Khon Kaen en Tailandia; Instituto Confucio de la Universidad Estatal de Guinea Ecuatorial; Instituto Confucio del Instituto de Educación y Formación Técnica y Vocacional de Etiopía; Instituto Confucio de la Universidad Nacional Lingüística de Kiev en Ucrania; Instituto Confucio de la Universidad de Ghana; Instituto Confucio de la Universidad de Cape Coast; Instituto Confucio de la Ruta Marítima de la Seda en Tailandia

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes