El verdadero amor se hace palpable durante la lucha conjunta contra la epidemia
Institutos Confucio se esfuerzan para seguir con la enseñanza a pesar de la suspensión de clases

[Fuente]    Diario del Pueblo [Fecha de Publicación]    2020-05-15 14:05:16 
 

La epidemia se ha expandido por todo el mundo. Muchos Institutos Confucio en diferentes países han trasladado sus clases de chino a internet a través de plataformas en línea, enriqueciendo el contenido y la forma de las clases en línea para continuar con la enseñanza a pesar de la suspensión de clases. De esta manera, también logran minimizar el impacto de la epidemia en la enseñanza del idioma chino.

“En este momento especial, no podemos defraudar las expectativas de nadie”, Khripunov Igor, director de la parte rusa del Instituto Confucio de la Universidad Estatal Técnica de Novosibirsk en Rusia

Khripunov Igor, director de la parte rusa del Instituto Confucio de la Universidad Estatal Técnica de Novosibirsk (NSTU, por sus siglas en inglés) en Rusia ha estado muy ocupado recientemente. El profesor ha estado promocionando conocimientos sobre la prevención de la epidemia e impartiendo clases diarias en línea, ha organizado actividad del rincón de chino en la nube y está explorando nuevos proyectos de cooperación cultural. Este director está trabajando con el equipo chino para garantizar la implementación normal de las actividades docentes del Instituto Confucio. Aunque la epidemia cambió la forma original de trabajar, la labor de la institución no se ha interrumpido.

El 25 de abril, el Instituto Confucio de la NSTU celebró el primer Examen del Nivel de Chino (HSK) en línea, al que asistieron 40 alumnos. Los aprobados recibirán un certificado oficial del nivel de idioma chino emitido por la Oficina General del Instituto Confucio. Khripunov Igor dijo que el examen en línea es algo nuevo. Hay que garantizar la justicia y la imparcialidad, y por otro, también debe ser operable. De ahí que no sea fácil de preparar. Los profesores del Instituto Confucio llevaron a cabo varias sesiones de capacitación previa al examen, pruebas técnicas y simulaciones del proceso para asegurar la celebración exitosa del examen.

Justo después de haberse celebrado el examen, el Instituto Confucio de la NSTU recibió una carta de agradecimiento de un estudiante. “El HSK ha sido cancelado o prorrogado indefinidamente en muchas ciudades. ¡Os agradezco sinceramente la organización del examen en línea durante este período especial!”. El reconocimiento del alumno alentó enormemente a los maestros de la institución. El 6 de mayo, también se llevó a cabo con éxito la segunda convocatoria del HSK en línea, al cual se inscribieron alumnos de Moscú, San Petersburgo y otros lugares.

Para que los estudiantes tengan acceso a nuevos materiales del idioma en casa, los maestros del Instituto Confucio prepararon especialmente un “paquete de clases en línea”. ¿Cómo hacer compras con WeChat Pay en China? ¿Cómo usar las bicicletas compartidas? ¿Cómo jugar a “verdad o aventura”? Una vez publicados en línea, estos cursos con temas vívidos tuvieron una buena acogida entre los estudiantes.

Además de la enseñanza diaria, el Instituto Confucio no ha detenido su trabajo de investigación. Yang Meihua, directora de la parte china del Instituto Confucio, expresó a nuestros reporteros que están preparando un nuevo número de la Revista Bilingüe en Chino-Ruso del Instituto Confucio para compartir con los lectores historias sobre la evolución de la agricultura inteligente y el alivio de la pobreza a través de la educación en China.

Hay muchas dificultades en el trabajo durante la epidemia, pero el director Khripunov Igor y los maestros del Instituto Confucio no solo han permanecido en sus puestos, sino que también se están esforzando para innovar en su trabajo y satisfacer las necesidades de los estudiantes. Khripunov Igor estudió en una academia militar y eligió la clase optativa de chino en la universidad. Después de graduarse, se alistó en el ejército y trabajó allí durante un tiempo. Según recuerda, al comienzo del establecimiento del Instituto Confucio de la NSTU solo había treinta estudiantes. Ahora se matriculan más de 1 000 estudiantes cada año, y una gran parte de ellos son estudiantes de primaria y secundaria. Igor dijo: “La gente quiere aprender chino y conocer el país debido a la herencia cultural y los logros de China en muchos aspectos. En este momento especial, no podemos defraudar las expectativas de nadie”.

El Instituto Confucio lanzará cursos en línea de pintura clásica china y caligrafía china dentro de unos días. Además, celebrará un concurso de chino en línea en junio y un festival de cine chino en septiembre. Detallando el próximo horario de trabajo completo, Khripunov Igor dijo: “No importa cuáles sean las condiciones, ¡me siento feliz cuando hago lo que me gusta!”

“Nuestro trabajo en la enseñanza casi no se ha visto afectado”, Hassan Ragab, director de la parte egipcia del Instituto Confucio de la Universidad del Canal de Suez en Egipto

El 20 de abril, los estudiantes del Instituto Confucio de la Universidad del Canal de Suez en Egipto hablaron sobre el tema de “carácter chino favorito” durante la clase en línea.

En el grupo de chat, los estudiantes enviaron sus obras de caricatura y caligrafía con la temática de sus caracteres chinos favoritos pintadas con anticipación, como加油 (ánimo), 友善 (amistad), (armonía), (amor)…Todos compartieron sus sentimientos sobre sus obras. Algunos expresaron su amor por la cultura china, otros elogiaron la amistad entre Egipto y China, y algunos mostraron su añoranza por sus compañeros en un ambiente muy cálido.

A partir del 15 de marzo, todas las escuelas primarias y secundarias y las instituciones de educación superior en todo Egipto comenzaron a suspender las clases. Los profesores y estudiantes del Instituto Confucio de la Universidad del Canal de Suez han mantenido la comunicación e intercambios en forma de la enseñanza en línea. “Nuestro trabajo en la enseñanza casi no se ha visto afectado”, dijo a nuestros periodistas Hassan Ragab, director de la parte egipcia del Instituto Confucio de la Universidad del Canal de Suez, añadiendo que se están impartiendo 55 cursos de todos los grados, y ninguna clase se ha cancelado. “La enseñanza se ha trasladado del aula a internet, el lugar y el método de las clases también han cambiado, pero los estudiantes han mantenido su entusiasmo por el estudio de chino, y los maestros siguen impartiendo una enseñanza de alta calidad y prestando una enorme atención a los estudiantes”.

Para superar los problemas de la conexión inestable a internet, los maestros del Instituto Confucio grabaron muchos videos de enseñanza previamente para que los estudiantes los descargaran y vieran en casa. Además del estudio de idioma, cursos de cultura china como el de artes marciales y de Tai Chi también han recibido una gran acogida. Muhammad Mandurah, estudiante de segundo grado, dijo que a menudo veía videos en casa para aprender Tai Chi. Según la maestra china Lyu Meng, ella guiaba a sus alumnos los movimientos a través de la aplicación de conversación tras ver los videos enviados por los estudiantes.

Muhammad Mandurah explicó que aunque no van a la escuela, sus compañeros no se relajan en el estudio. “Con la práctica constante en casa adquirida al asistir a clases en línea, ver películas chinas, estudiar xiangsheng (diálogo cómico chino), practicar trabalenguas e intentar doblar fragmentos de películas y telenovelas, nuestro nivel de chino ha mejorado mucho”. Muhammad Mandurah mostró su esperanza de que la epidemia termine pronto, y que pueda ir lo antes posible a China para estudiar y aprender más sobre la cultura china.

Además del buen trabajo en la enseñanza, las clases en línea también se han convertido en una plataforma importante para promocionar conocimientos de prevención de la epidemia. Con el apoyo de los maestros chinos, el Instituto Confucio ha impartido un curso breve de prevención y lucha contra la epidemia, explicó Hassan Ragab. En los diez minutos antes de las clases diarias, los maestros preguntan por el estado de salud de los estudiantes y explican los canales de transmisión del virus, los métodos de uso de mascarillas y de protección personal, así como la situación actual de la epidemia, entre otros conocimientos relacionados.

“Para que los estudiantes no dejen de aprender chino”, Ben Pi Chai, un maestro tailandés del Instituto Confucio de la Universidad de Chiang Mai en Tailandia

El 26 de marzo, con la implementación del decreto de emergencia en Tailandia, Ben Pi Chai, un maestro tailandés del Instituto Confucio de la Universidad de Chiang Mai, comenzó a trabajar desde casa. Aunque no tiene que viajar diariamente para ir a trabajar en horario fijo, a Ben Pi Cha le cuesta cumplir con su trabajo.

El trabajo de Ben Pi Chai es enseñar chino al personal de la Oficina de Transporte de Chiang Mai y del Hospital Nakornping de Chiang Mai. Ante la situación epidémica, el Instituto Confucio de la Universidad de Chiang Mai ha continuado con la enseñanza a pesar de la suspensión del trabajo y las clases. Ben Pi Chai y sus compañeros de la institución investigaron las aplicaciones de cursos en línea, aprendieron habilidades de enseñanza en línea e innovaron activamente el contenido y el método de enseñanza para dar clases en línea a sus alumnos. No fue fácil trasladar las clases del aula a internet. “Una hora de clase requiere un día completo de preparación”, esto se ha convertido en una nueva normalidad para los maestros del Instituto Confucio.

“Aunque la epidemia ha impedido que los maestros y estudiantes se reúnan en las aulas, el Instituto Confucio se ha esforzado por ofrecer cursos en línea gracias a la avanzada tecnología de internet, para que los estudiantes no dejen de aprender chino”, dijo Ben Pi Chai.

Durante la epidemia, el Instituto Confucio de la Universidad de Chiang Mai ha comprado mascarillas, desinfectantes y otros materiales antiepidémicos para todos los docentes, incluidos los maestros locales. Además, los maestros del Instituto Confucio también han recibido suministros antiepidémicos enviados por el Consulado General de China en Chiang Mai y las universidades cooperativas chinas. El Instituto Confucio de la Universidad de Chiang Mai también formuló el Plan de emergencia para la prevención y el control de la epidemia de COVID-19, y ha compartido oportunamente la información sobre la epidemia publicada por el gobierno local. Al mismo tiempo, la institución ha aplicado el sistema de un registro de salud y seguridad a través de WeChat, exigiendo que todo el personal informe diariamente sobre la temperatura corporal y el estado físico, y trabaje desde casa excepto en circunstancias especiales.

Ben Pi Chai fue estudiante de intercambio en China. Contó a nuestros periodistas: “China me ha brindado una buena oportunidad de aprendizaje. Ahora el Instituto Confucio está superando las dificultades y llevando a cabo la enseñanza en línea para minimizar el impacto de la epidemia en la formación de los estudiantes. Me alegra poder contribuir a ello”.

“Durante las clases, expliqué a mis alumnos las medidas efectivas que China ha tomado para controlar la epidemia. Todos han expresado su admiración por la fuerte unidad que China ha demostrado en la lucha contra la epidemia. La situación de prevención y control de la epidemia en Tailandia está mejorando lentamente. Estoy convencido de que Tailandia volverá a la vida laboral normal como China”, dijo Ben Pi Chai.

“Para asegurar la realización exitosa de las clases virtuales”, Alessandra Lavagnino, directora de la parte italiana del Instituto Confucio de la Universidad de Milán en Italia

Hace poco, una videoconferencia en línea con la temática “Jóvenes chinos y palabras chinas populares en internet” atrajo a cientos de italianos interesados en palabras chinas populares en internet. Durante el evento, el Aula Confucio de la Universidad de Milán-Bicocca, subordinada al Instituto Confucio de la Universidad de Milán (UNIMI, por sus siglas en italiano) invitó a Antonio Magistrale y Jacopo Bettinelli, jóvenes blogueros italianos, a hablar sobre su nuevo libro CSD- Cinese Da Strada. Los autores analizaron las diferencias entre el significado tradicional y el moderno de las palabras coloquiales chinas, presentando vívidamente los significados y usos de las palabras chinas populares en línea, como “正能量 (fuerza positiva)”, “点赞 (me gusta)”, “逆袭 (contraataque)” y “光盘 (comer todo lo que hay en el plato)”. Tras ello, la audiencia en línea planteó activamente preguntas.

“La charla sobre las palabras chinas populares en internet, que duró dos horas, no solo muestra a los estudiantes el proceso de desarrollo de este tipo de palabras chinas, sino que también les enseña las formas y técnicas con las que los jóvenes chinos usan esos vocabularios”, indicó Alessandra Lavagnino, directora de la parte italiana del Instituto Confucio de la UNIMI.

La región de Lombardía, donde vive Alessandra Lavagnino, es la zona más afectada por la epidemia de COVID-19 en Italia, y todos los trabajos del Instituto Confucio se vieron seriamente afectados. Alessandra Lavagnino dijo a los periodistas que, el Instituto Confucio de la UNIMI, así como las 4 Aulas Confucio y 12 puntos de enseñanza de chino subordinados, cuentan con más de 3 000 alumnos. Para ofrecer nuevos medios de enseñanza de chino, el Instituto Confucio tomó acciones rápidamente coordinando enseguida todas las partes, tanto chinas como italianas. “Con la idea de ‘continuar con el estudio a pesar de la suspensión de las clases y garantizar una alta eficiencia y calidad’, estudiamos plenamente las características principales de la enseñanza en línea para asegurar la realización exitosa de las clases virtuales”, dijo la directora.

Antes de empezar formalmente las clases, el Instituto Confucio de la UNIMI organizó un curso de formación completo y minucioso sobre el uso de la plataforma para los profesores chinos e italianos, asegurando así que pudieran manejarla con maestría y concentrarse en la docencia. “Al mismo tiempo, la institución también hace todo lo posible para ayudar a la UNIMI y a la Universidad de Milán-Bicocca en la organización de las clases de chino en línea, brindando recursos de profesores y el mantenimiento técnico para la realización exitosa de las clases de chino de ambas universidades”, destacó Alessandra Lavagnino.

A Alessandra Lavagnino le complace que el Instituto Confucio de la UNIMI posea un equipo administrativo unido, progresivo y profesional de la parte china y la italiana. Jin Zhigang, director de la parte china de dicha institución, lideró a los profesores chinos durante la cooperación estrecha con la parte italiana, y Marta Valentini, directora ejecutiva de la institución, entre otros trabajadores italianos, cumplieron con sus responsabilidades logrando emprendimiento e innovación de manera constante. Las clases virtuales se han ganado el amplio reconocimiento de estudiantes y profesores. “Generalmente tienen un ritmo parecido al de las clases tradicionales y un ambiente muy bueno, y puedo enseñar como en las aulas reales”, “la interacción con los estudiantes es muy fluida y ellos pueden preguntarme a tiempo si tienen dudas”, comentaron así los profesores de la institución.

A los alumnos también les gusta esta forma de aprender. “Hablar con los profesores a través de internet es como charlar con amigos”, “la forma de clases en línea es muy novedosa e interesante”, “el ambiente de las clases es alegre y activo, lo que nos da una gran sensación de logro”, manifestaron los alumnos.

“Los estudiantes se adaptan rápidamente al ritmo de las clases en línea”, Veludo Papacidero Verena, maestra brasileña del Instituto Confucio de la Universidad Estatal de São Paulo en Brasil

“Hoy tuvimos más de 4 horas de lecciones en línea. Aunque es un poco agotador, vale la pena porque espero que más brasileños conozcan China”, dijo Veludo Papacidero Verena, quien es una maestra brasileña de idioma chino del Instituto Confucio de la Universidad Estatal de São Paulo (UNESP, por sus siglas en portugués), en Brasil. Su nombre chino es Ru Chenxi.

Ru Chenxi estudió un pregrado en chino en una universidad, y después de graduarse se inscribió en el Instituto Confucio de la UNESP para continuar estudiando chino. Posteriormente, obtuvo la beca del Instituto Confucio y se trasladó a la Universidad de Hubei para estudiar una maestría en educación internacional del idioma chino. Regresó a Brasil en 2016, y desde entonces ha trabajado como maestra de chino en el Instituto Confucio de la UNESP.

Desde finales de febrero, todas las clases de este Instituto Confucio se han impartido en línea. Debido a que algunos maestros chinos no pudieron regresar a Brasil, los maestros que quedaban en el Instituto Confucio asumieron más tareas de enseñanza que anteriormente. En la actualidad, Ru Chenxi está a cargo de 7 cursos y 21 horas de clases a la semana. La transición de los cursos en las aulas a cursos en línea ha traído muchos desafíos. “No fue fácil adaptarme. Al principio el trabajo era muy pesado, y tenía que hacer cambios en cada aspecto de la enseñanza, incluidos los materiales de cursos multimedia y la interacción en clase”, dijo Ru Chenxi a los periodistas, afirmando que gracias a los plenos preparativos, el Instituto Confucio no ha retrasado ningún curso durante la epidemia.

“Pensaba que muchos estudiantes abandonarían los cursos, pero en realidad ellos se adaptaron rápidamente al ritmo de las clases en línea, mostrando un alto entusiasmo por el aprendizaje”, expresó Ru Chenxi. Algunos estudiantes no podían acceder a los cursos en línea debido a la mala conexión a internet en su casa, pero aun así, se han mantenido en contacto con el Instituto Confucio y se han esforzado por aprender y seguir progresando.

Fuera de las aulas, el Instituto Confucio también ha celebrado unas actividades de enseñanza innovadoras. Instituto Confucio, una revista bilingüe en chino y portugués patrocinada por el Instituto Confucio de la UNESP, celebró recientemente una actividad en línea llamada “Te leo un poema”, en la que han participado muchos aficionados al idioma chino, logrando un efecto muy positivo.

“En los momentos difíciles, podemos ver el real lado de las personas. En la lucha contra la epidemia, el pueblo chino se unió y se ayudó, lo que me conmovió mucho”, dijo Ru Chenxi, “Vi en internet algunos informes falsos sobre la lucha contra la epidemia en China. Intento a menudo refutar y desmentir los rumores en las redes sociales, para que más brasileños entiendan la situación real en China”.

Desde 2008 hasta el presente se han establecido en Brasil 10 Institutos Confucio, y el número de estudiantes de chino sigue aumentando. “La cultura china es muy atractiva y a medida que se estrecha cada vez más la cooperación económica, comercial y cultural entre Brasil y China, cada vez más jóvenes brasileños se dan cuenta de la importancia de dominar el idioma chino. Muchos de mis alumnos aprenden chino por la necesidad de trabajo”. Hasta ahora, más de 300 empresas chinas han establecido sucursales u oficinas en Brasil.

“Actualmente, para estudiar la especialización de chino en una universidad brasileña es necesario tener una puntuación muy alta. Además, cada vez más padres comienzan a exigir a sus hijos que aprendan chino desde pequeños. Como maestra del Instituto Confucio, espero que más brasileños conozcan y amen la cultura china a través de mi trabajo”, expresó Ru Chenxi.

Descripción de las fotos:

Foto ①: El 27 de abril, el Instituto Confucio de la Universidad Estatal Técnica de Novosibirsk, en Rusia, lanzó una serie de cursos titulada “Rincón de chino en la nube”. La imagen muestra a una maestra de chino grabando la primera clase sobre el tema “Vocabulario de aeropuerto”. Foto/Instituto Confucio de la Universidad Estatal Técnica de Novosibirsk, en Rusia.

Foto ②: El 19 de marzo, el grupo de chino de nivel intermedio B2 del Instituto Confucio de la Universidad de Milán durante una clase en línea. Foto/Instituto Confucio de la Universidad de Milán, en Italia.

Foto ③: El 22 de marzo, los estudiantes del Instituto Confucio de la Universidad del Canal de Suez en Egipto durante una clase de chino en línea. Foto/Instituto Confucio de la Universidad del Canal de Suez, en Egipto.

Foto ④: El 5 de mayo, el Instituto Confucio de la Universidad de Chiang Mai en Tailandia recibió material antiepidémico enviado desde China. Foto/Instituto Confucio de la Universidad de Chiang Mai, en Tailandia.

Diseño de página: Zhang Danfeng

(Diario del Pueblo, 12 de mayo de 2020, 18.a edición, reporteros: Qu Pei, Zhou Zhou, Sun Guangyong, Ye Qi y Zhang Yuannan)

Enlace del texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes