Juegos de situaciones, vídeos de dibujos animados…Existen maravillosas formas para enseñar chino en línea

[Fuente]    Diario del Pueblo - Edición de Ultramar [Fecha de Publicación]    2020-04-16 09:24:51 
 

La epidemia de COVID-19 sigue propagándose por todo el mundo, y muchos países han tomado medidas muy estrictas de prevención y control de la epidemia, suspendiendo la producción y las clases. Afectados por la crisis epidémica, muchos Institutos Confucio y escuelas de chino en el extranjero han trasladado las clases del chino habituales a internet, y han lanzado variadas y diversas formas de enseñanza, logrando “la suspensión de clases, pero no de estudios” a través de la interacción con los estudiantes.

Buenos resultados logrados en la primera clase en línea

Después de sobre un mes de discusión del plan de enseñanza y capacitación, los maestros del Colegio de Idioma Chino Aihua de Madrid, España, lanzaron oficialmente cursos de chino en línea el 4 de abril. En el primer día de clase, los maestros conversaron con los alumnos antes de empezar la clase.


La maestra Wu Yiwei (centro en la fila superior) del Colegio de Idioma Chino Aihua de Madrid, España, y los alumnos durante la clase de chino en línea

La maestra Zhang Yu, que trabaja en el Colegio de Idioma Chino Aihua, dijo que fue su primer contacto con la enseñanza en línea. “A decir verdad, estaba muy emocionada y un poco nerviosa antes de dar mi primera clase en línea. Me preocupaba que los niños no me prestaran atención y que no pudiera manejar con destreza la aplicación, pero al terminar la clase, me di cuenta de que mientras tuviera confianza y conociera cada punto de conocimiento de memoria, la clase saldría más fluida. A los alumnos les resultó novedoso tener su primera clase en línea, así que reflexionaron y reaccionaron rápidamente. Aunque la primera clase en línea duró solo dos horas, enseñé más conocimientos que en una clase de 3 horas en el aula física”.


La maestra Zhang Yu, del Colegio de Idioma Chino Aihua de Madrid, España, da clase de chino en línea a los alumnos

Chai Runze, estudiante de primer grado de secundaria en España, es alumno del Colegio de Idioma Chino Aihua y actualmente se está acostumbrando al método de enseñanza en línea. “En una clase en línea, si tengo dudas, puedo preguntar directamente al maestro. Echo de menos los días en que mis compañeros y yo estábamos juntos en el aula, pero también puedo ver a mis maestros y compañeros en las clases en línea”.

Es la primera vez que los maestros y alumnos del Colegio de Idioma Chino Aihua experimentan las clases en línea, y por lo tanto tienen que avanzar explorando este método. “Para garantizar la calidad de la enseñanza, es muy importante realizar más esfuerzos en el plan de enseñanza”, dijo Huang Xiaojie, directora del Colegio de Idioma Chino Aihua.

Teniendo en cuenta que la enseñanza en línea no es como la enseñanza habitual en las aulas físicas, en la que los maestros y alumnos pueden comunicarse cara a cara, el Colegio de Idioma Chino Aihua dividió a los estudiantes en grupos pequeños de menos de 10 personas para garantizar la calidad de la enseñanza en línea. “Desde la compresión de los libros de texto, la organización del horario de las clases, el diseño de presentaciones novedosas de lecciones en línea, y la capacitación de maestros con prioridad, hasta la voz, la apariencia, la simpatía de los maestros en las clases en línea y la operación con destreza de la aplicación de enseñanza en línea…, todos nuestros profesores hemos deliberado repetidamente sobre estos detalles parar realizar un mejor trabajo posible. Ahora, incluso yo, una maestra que da clases en línea por primera vez, puedo ayudar a los alumnos a resolver rápidamente problemas relacionados con el uso de la aplicación en las clases en línea”, dijo Zhang Yu.

Coloridas formas para enseñar chino

Debido a la falta de interacción cara a cara entre maestros y alumnos en las clases en línea, cómo hacer que los alumnos se mantengan concentrados en el contenido explicado por los maestros en las clases en línea constituye un desafío al que se enfrentan los maestros en sus clases de chino en línea.


La maestra Chen Liangyu, del Instituto Confucio de la Universidad Príncipe de Songkla en Phuket (Tailandia), da clase de chino en línea a los estudiantes

La maestra Chen Liangyu ha estado trabajando en la primera línea de enseñanza desde que el Instituto Confucio de la Universidad Príncipe de Songkla en Phuket, en Tailandia, lanzó cursos de chino en línea en febrero. Chen habló sobre su propia experiencia: “A veces, muestro fotos de celebridades tailandesas para despertar la mente de los alumnos, y otras veces llamo su atención con juegos de situaciones. Por ejemplo, cuando estudiábamos cómo pedir comida, los alumnos se turnaron para hacer de camarero y se hicieron preguntas entre ellos”. La clase en línea de la maestra Chen Liangyu atrae a estudiantes tanto de Tailandia como de Vietnam, Laos y de otros países. A pesar de la gran distancia, todos están unidos por el chino. “Eso no se puede lograr en una clase fuera de línea. Aunque una parte de alumnos no entienden tailandés, se incorporan activamente a la clase al ver que los alumnos tailandeses y yo entramos en la sesión de juego de roles y empezamos a hacer preguntas”, dijo Chen Liangyu.

La maestra Wu Yiwei, que trabaja en el Colegio de Idioma Chino Aihua igual que Zhang Yu, también hizo un resumen de sus trucos, diciendo: “Para que los estudiantes entiendan de manera más directa, antes de explicar el texto, proyecto videos preparados de antemano sobre cultura china o eventos históricos relacionados con el texto”. Con motivo del Festival Qingming, Wu Yiwei enseñó a los alumnos el antiguo poema Júbilo por lluvia en una noche primaveral. A fin de que los estudiantes conocieran al poeta Du Fu, ella no solo les explicó los antecedentes del poema, sino también el origen de la Cabaña de Paja de Du Fu. A los alumnos menores les interesaba la gastronomía china, por lo que Wu Yiwei discutió con los alumnos sobre las costumbres culinarias del Festival Qingming.

Para despertar el interés de los estudiantes por el aprendizaje, Zhang Yu no solo hace una adaptación continua del contenido, sino que también aprovecha bien la tecnología multimedia. “En comparación con las clases fuera de línea, las clases en línea son más flexibles en el horario, forma y lugar. Por ejemplo, imparto conocimientos del libro de texto con videos e imágenes de dibujos animados interesantes como complemento, para hacer más divertido el estudio”, explicó Zhang Yu.

Repaso con técnicas después de las clases

En las clases de chino en línea, cómo hacer que los estudiantes consoliden los conocimientos aprendidos en las clases y cómo estar al tanto oportunamente del progreso del estudio de los alumnos también son desafíos a los que se enfrentan los maestros.

Con respecto a la desventaja de la falta de interacción en las clases en línea, Chen Liangyu explicó tomando el curso que ella estaba impartiendo como ejemplo: “El curso de chino básico de nuestro Instituto Confucio se imparte tres días a la semana, y dos horas al día. Debido al corto tiempo durante que estoy en contacto con los alumnos en las clases en línea, establecí un grupo de aprendizaje para comunicarnos después de la clase. Actualmente, en el grupo hay más de 50 personas. Además de discutir sobre problemas en el aprendizaje como la gramática china, también llevamos a cabo concursos improvisados de trabalenguas en chino en el grupo. Por ejemplo, la diferenciación en pronunciación de los números ‘4’ y ‘10’ no es fácil para los tailandeses. Una persona envía su grabación de voz con un trabalenguas al grupo, lo que no solo caldea el ambiente, sino que también hace sentir a los alumnos que el idioma chino siempre está cerca de ellos fuera de clase”.

La mayoría de los estudiantes del grupo ya tiene trabajo, y pertenece a diferentes industrias de los países del sudeste asiático. Algunos estudiantes aprenden chino desde el nivel más básico, y otros ya llevan cierto tiempo estudiando. Todos los días, los alumnos intercambian unas oraciones sencillas de chino en el grupo. Si tienen dudas, todos discuten juntos sobre ellas. Además, ellos pueden ayudarse entre sí, y los que tienen una base de chino ayudan a los novatos en su inicio.

“A los alumnos les gustó mucho que se estableciera el grupo de aprendizaje e intercambio de chino, lo que también me inspiró. Cuando termine la epidemia, conservaremos este grupo, diversificando las formas de aprendizaje de chino”, dijo Chen Liangyu.

“Me gusta el aprendizaje interactivo en línea con todos. Para mí, el aprendizaje en línea tiene una gran ventaja, que es poder repasar el contenido explicado por el maestro en la aplicación en cualquier momento y en cualquier lugar”, dijo Ning Ning, alumno tailandés de la clase de chino en línea de Chen Liangyu.

(Todas las fotos fueron proporcionadas por los entrevistados)

Diario del Pueblo - Edición de Ultramar 10 de abril de 2020, edición.a 11, autor: Wang Shuchen

Enlace al texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes