Guía sobre la enseñanza en línea para los profesores de chino como lengua extranjera

[Fuente]    Diario del Pueblo - Edición de Ultramar [Fecha de Publicación]    2020-04-16 09:21:39 
 

Afectados por la epidemia de COVID-19, muchos Institutos Confucio han trasladado sus clases de chino a internet, lo que supone una nueva experiencia para muchos estudiantes, sin embargo, constituye un gran reto para los profesores de chino. Según muchos profesores, cómo llevar a cabo una comunicación fluida con los estudiantes y movilizar su entusiasmo por el aprendizaje son los problemas más complicados en la actualidad.

En respuesta a estas cuestiones, hemos invitado a unos profesores de chino a compartir sus propias experiencias en la enseñanza en línea y ofrecer consejos.

¿Hay problemas en los intercambios con estudiantes en el proceso de enseñanza? Prueben estos métodos.

¿Qué métodos tienen los profesores para comunicarse sin problemas con sus estudiantes en línea?

Si los estudiantes están atrapados en una interacción inestable debido a la mala conexión a internet, los profesores pueden comunicarse con los estudiantes escribiendo en computador mientras contactar por vídeo con el teléfono móvil simultáneamente, aconsejó Xu Yanli, profesora voluntaria de chino del Instituto Confucio de la Universidad Tecnológica de Durban, Sudáfrica.

Si la dificultad de comunicación es causada por el hecho de que los alumnos no comprendan el contenido de las lecciones, el profesor debe preparar más contenidos de enseñanza antes de dar la clase en línea, observar frecuentemente las expresiones faciales y reacciones de los estudiantes en la pantalla y hacer preguntas oportunas para determinar si entienden bien lo que están estudiando, dijo Wang Chunhui, profesor de chino del Instituto Confucio de la Universidad de Australia Occidental.

Por añadidura, los profesores de chino deben responder a tiempo a las preguntas de los estudiantes en el registro de chat, y controlar el ritmo durante la discusión grupal al final del curso.

Según Sun Mingyang, profesora de chino voluntaria del Instituto Confucio de la Universidad de Milán, Italia, los estudiantes pueden comprender lo que quiere expresar el profesor a través de los movimientos corporales en el aula física, pero esto no funciona en las clases en línea, por lo que en este caso, el profesor debe tener más paciencia y un ritmo de conversación más lento para que los estudiantes entiendan las instrucciones.

Además de los consejos anteriores, también es útil el método de la profesora Shi Yali del Instituto Confucio de la Universidad de Milán. El profesor debe conectarse a la plataforma en vivo con 10 a 15 minutos de antelación para hablar con los estudiantes. Igual que en las clases tradicionales, el profesor debe entrar en el aula virtual temprano para hablar con los estudiantes sobre su aprendizaje, responder a sus preguntas y preparar el ambiente de la clase en vivo.

Por otro lado, será adecuado escribir las palabras clave en la plataforma en el idioma nativo de los estudiantes o en inglés para que ellos puedan comprender intuitivamente las ideas del profesor al mirar la pantalla.

¿Es difícil mantener el entusiasmo los estudiantes en la clase? Tal vez no estén usando el método correcto

En las clases tradicionales fuera de línea, el profesor puede cambiar oportunamente la metodología didáctica según las reacciones de los estudiantes para despertar su entusiasmo. Sin embargo, ¿cómo se puede movilizar el entusiasmo de los estudiantes a través de la pantalla en una clase en línea?

Sun Mingyang aconsejó a los profesores que relajen el ambiente de la clase después de enseñar nuevas palabras, gramática o una parte del contenido, con el fin de que los estudiantes descansen un rato para luego seguir prestando atención mejor al resto de la lección, por ejemplo, pueden reproducir una canción china o un micro-vídeo. Para los estudiantes más jóvenes, las recompensas apropiadas podrán ser más estimulantes.

La interacción es necesaria incluso en las clases en línea, y los maestros deben hacerles preguntas a los estudiantes para asegurarse de que estén escuchando atentamente.

La experiencia de la profesora Luan Ye del Instituto Confucio de la Universidad Pedagógica Nacional de Sur de Ucrania, es movilizar el entusiasmo de los estudiantes mediante crear vistosos material de lección y tarjetas de ayuda para la enseñanza, y diseñar actividades con diálogos divertidos e interesantes, etc.

En el Instituto Confucio de la Universidad de Baréin, los profesores armonizan el ambiente del aula a través de mostrar tarjetas y compartir vídeos culturales. En el tiempo libre fuera de clase, los profesores se mantienen en estrecho contacto con los alumnos a través de la aplicación móvil “WhatsApp”, a fin de hacer un seguimiento del resultado de las clases de chino en directo y de los comentarios de los alumnos, mejorar los métodos de enseñanza en línea y aumentar el entusiasmo de los estudiantes.

Además de organizar actividades en las clases, fortalecer la interacción entre los estudiantes es también una forma imprescindible para aumentar el entusiasmo de los estudiantes durante las clases. Shi Yali sugirió que los profesores asignen tareas grupales y luego hagan comentarios en la clase. Las tareas grupales no solo permiten una mayor interacción entre los estudiantes que los mantiene entusiasmados por el aprendizaje fuera de clase, sino que también les brindan una sensación de logro mediante la presentación de los frutos del aprendizaje en la clase, asegurando así su activa participación en la clase.

En el Instituto Confucio de Groninga en los Países Bajos, los profesores también utilizan la plataforma “Zoom” para ofrecer dos horas de tutoría extracurricular cada semana a cada clase, en la que los estudiantes pueden participar voluntariamente. Los estudiantes han hecho comentarios favorables después de la tutoría extracurricular, en la que sus problemas se han resuelto a tiempo y tienen más confianza en sus clases de chino.

(Diario del Pueblo - Edición de Ultramar, 10 de abril de 2020, 11.ª edición, autora: Kong Yuan)

Enlace al texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes