¡Luchemos contra la epidemia y superemos la crisis juntos!

[Fuente]    Oficina General del Instituto Confucio [Fecha de Publicación]    2020-03-19 12:02:28 
 

El desarrollo de la epidemia de COVID-19 continúa siendo un foco de atención de los países de todo el mundo. Desde el estallido de la epidemia, China ha realizado enormes esfuerzos para combatirla y ha compartido a tiempo informaciones y experiencias con la comunidad internacional, lo cual es de importancia esencial para la prevención y el control de la epidemia a nivel mundial. Muchas personas afirman que en esta crisis pandémica, gente de todo el mundo ha presenciado la determinación y el coraje del Gobierno chino en la lucha contra el virus. La pandemia de COVID-19 es un desafío común para toda la humanidad, así que se requieren la plena cooperación y esfuerzos conjuntos de la comunidad internacional.

América: Contribuimos con nuestra fuerza a la lucha contra la epidemia

Después del brote de la epidemia en Wuhan, Fang Jialin, voluntaria del Instituto Confucio de la Universidad de Alfred, Estados Unidos, asumió una nueva tarea: informar sobre la situación epidémica en Wuhan a su clase de Taichí y recolectar donaciones desde los alumnos para enviarlas en lotes a China.

La familia de Fang Jialin está en Wuhan. Al comienzo del brote, los alumnos de su clase de Taichí estaban muy preocupados por la seguridad de su familia. Cada vez que la veían, se reunían y le preguntaban por su familia.

Al enterarse de la escasez de suministros médicos de protección en Wuhan, Lana Meissner, miembro de la clase de Taichí, propuso donar suministros para Wuhan, iniciativa que recibió una respuesta muy activa de otros alumnos. “Sabemos que a Wuhan le faltan suministros médicos. Tenemos que hacer algo por la ciudad”.

Lana Meissne también envió un correo electrónico en grupo a los miembros que no estaban presentes, proponiéndoles ayudar a Wuhan a través de la donación de materiales y fondos. Theresa Brown, otra alumna de la clase de Taichí, dirigió un grupo de interés de Taichí en Wellsville, presentó a todos la situación en Wuhan, y sugirió que donaran fondos para la ciudad.

“Espero que con mi grano de arena pueda ayudar a la gente de Wuhan a superar esas dificultades lo antes posible”, dijo Christopher Jordan, un alumno de la clase de Taichí, quien adquirió, por todos los medios posibles, algunos suministros médicos y los trasladó especialmente al Instituto Confucio.

Amanda Oglesbee, una estudiante de la clase de Taichí, recordó con afecto: “Mi esposo Brian Oglesbee y yo visitamos Wuhan por primera vez en 2015. En 2016, mi esposo impartió cursos de fotografía para estudiantes posgraduados en la Universidad Tecnológica de Wuhan, y estuvimos allí otros dos meses. Fueron tiempos maravillosos. Nunca olvidaré la generosidad, la belleza y el afecto de la gente allí, así como las ricas experiencias que tuvimos en la ciudad. Con esperanza y fe, todos los días nos preocupamos por Wuhan, ¡creemos que todo saldrá bien!”

En el Instituto Confucio de la Universidad de Rutgers en Nueva Jersey, Estados Unidos, ¡la gente expresó su solidaridad y mensajes de ánimo a China en la página de Facebook del Instituto Confucio!

En Canadá, los estudiantes de la clase de chino del Instituto Confucio de Edmonton grabaron un vídeo para dar ánimo al pueblo chino que está luchando contra la epidemia de COVID-19. “Aplastaremos el virus como si fuera una bola de nieve. ¡Ánimo, Wuhan! ¡Ánimo, China!”, dijo Vytautas Mikelionis, un estudiante del Instituto Confucio de Edmonton.

En el Instituto Confucio de la Universidad de las Indias Occidentales en San Agustín, Trinidad y Tobago, los estudiantes también transmitieron sus bendiciones y mensajes de ánimo a Wuhan y China mediante vídeos.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes