El aprendizaje de chino ilumina el sueño de electricidad de un adolescente nigeriano

[Fuente]    Agencia de Noticias Xinhua [Fecha de Publicación]    2019-12-23 17:12:29 
 

“Mi mayor sueño desde pequeño era que no se fuera la luz en mi casa, por lo que ser un ingeniero eléctrico siempre ha sido mi sueño”, dijo al periodista de la Agencia de Noticias Xinhua Samuel Miracle, un adolescente nigeriano. Expresó que tras solo un año de estudio de chino, se hizo con el primer puesto del continente africano en un concurso de chino celebrado en China. Esta experiencia iluminó su sueño de electricidad.

Hace más de un mes, durante el Concurso Mundial “Puente Chino” para Estudiantes de Secundaria celebrado en la ciudad de Zhengzhou, Samuel Miracle, cuyo nombre chino es Gu Siyuan, se convirtió en el campeón del continente africano en representación del Instituto Confucio de la Universidad de Nnamdi Azikiwe (NAU, por sus siglas en inglés), Nigeria. Entonces, tuvo la oportunidad de obtener una beca y elegir una universidad china para seguir su estudio y hacer realidad su sueño de ser un ingeniero eléctrico.

Debido al retraso en el desarrollo de la infraestructura y la escasez de energía a largo plazo en Nigeria, los cortes de luz se han convertido en una molestia diaria.

La persona que acercó el destino de Gu Siyuan al idioma chino es un vecino de su pueblo natal, en el estado de Imo, al sur de Nigeria. En el verano de 2018, Gu Siyuan tuvo que elegir una universidad cuando se graduó en la escuela secundaria con buenas calificaciones. Persistente en el sueño de ser ingeniero eléctrico, quería estudiar en el extranjero, pero le preocupaba no tener la oportunidad de acceso.

Cuando su vecino, que había estudiado en el Instituto Confucio, se enteró del problema, le aconsejó que estudiara chino. Pensó que con su talento en los estudios podría obtener la oportunidad de estudiar en China.

Li Xuda, consejero cultural de la Embajada de China en Nigeria, dijo que los dos Institutos Confucio en Nigeria cuentan con más de 2 500 estudiantes inscritos anualmente. Sin embargo, la escala de inscripción está lejos de satisfacer la demanda.

“Los chicos nigerianos muestran un alto entusiasmo en el aprendizaje de chino. Estudiar este idioma durante dos o tres años les ofrece la oportunidad de encontrar trabajos bien pagados en empresas chinas locales, y los estudiantes especialmente sobresalientes pueden posiblemente estudiar en el extranjero, lo que, en Nigeria, donde el desempleo supera el 23%, es muy atractivo para los jóvenes”, dijo Li Xuda.

En octubre del año pasado, Gu Siyuan ingresó oficialmente en el Instituto Confucio de la NAU como un estudiante, y pronto mostró su extraordinario talento en el aprendizaje. En junio de este año, con menos de un año de estudio de chino, aprobó el nivel 4 del Examen del Nivel de Chino (HSK) con altas calificaciones, y en noviembre, cuando regresó del concurso en China, aprobó el examen del nivel 5.

“Es inteligente, diligente, autodisciplinado y capaz de pensar de manera independiente”, el tutor de Gu Siyuan, Zheng Jianle, no escatimó elogios hacia su favorito estudiante, de complexión baja y delgada, y no sobresaliente entre la multitud.

“Cuando apenas llevaba un mes en China me preguntó: ¿por qué en chino “las gallinas ponen huevos es下蛋 (xia dan, en pinyin), mientras que “los pescados desovan” es 产卵 (chan luan, en pinyin)?, ¿qué diferencia hay entre y ?, me sorprendió mucho que un alumno que llevaba solo más de un mes estudiando chino me preguntara de esa manera”, contó Zheng Jianle al periodista.

Además de la alegría de ganar el premio, Gu Siyuan sintió otra emoción inesperada durante su visita a China.

En una sesión del concurso, el presentador preguntó a todos los concursantes si tenían otros planes en China además de asistir al concurso. Algunos de ellos querían probar todos los platos chinos deliciosos, algunos querían pasear por todos los sitios, otros querían experimentar la cultura folclórica, etc., pero cuando preguntó a Gu Siyuan, él respondió que quería comprar una máquina de coser a su madre, ya que ella usaba la máquina de su jefe y trabajaba para él, lo que era muy duro y la privaba de libertad. Cuando terminó de hablar, se granjeó efusivos aplausos entre toda la audiencia.

Unos días después, cuando el grupo de Gu Siyuan se preparaba para abandonar China, una señora china desconocida llegó al hotel donde se hospedaba Gu Siyuan y le dio un sobre rojo con dinero efectivo. La señora dijo que había recorrido muchos lugares sin encontrar una máquina de coser, por lo que no tuvo otra opción que darle un sobre rojo para que comprara una cuando regresara a Nigeria.

Gu Siyuan no podía creer que su pequeño deseo pudiera recibir tanta atención de una extraña.

“Compraré a mi madre una máquina de coser con este dinero y le enviaré una foto a la señora. Creo que no puedo hacer nada por ella, entonces, espero transmitir este cariño a más personas que lo necesiten”, expresó Gu Siyuan.

(Agencia de Noticias Xinhua, en Abuya, 15 de diciembre, periodista: Guo Jun)

Enlace al texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes