Los espectáculos acercan a los pueblos y los intercambios culturales unen sus corazones
- Se celebra la primera edición de representación cultural y artística “Amistad China-Angola” en la Universidad Agostinho Neto

[Fuente]    Instituto Confucio de la Universidad Agostinho Neto, Angola [Fecha de Publicación]    2019-10-16 11:58:39 
 

El pasado 7 de octubre, hora local, la Alianza de Voluntarios Chinos en Angola y el Instituto Confucio de la Universidad Agostinho Neto (UAN), celebraron conjuntamente la primera edición de representación cultural y artística “Amistad China-Angola” en el salón de actos de la UAN, para festejar el 70o aniversario de la fundación de la República Popular de China y el 36o aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Angola. El propósito del evento era permitir a los pueblos de ambos países conocer mutuamente sus respectivas costumbres y culturas y fortalecer la amistad.


Foto en grupo

Asistieron al evento Nzolamesso António, descendiente de la familia real de António I del Reino del Congo y actual rey de los congoleños de Angola, José Kalingue, redactor jefe del periódico El País de Angola, Nady Ferreira, presidenta del Club de la Felicidad de Angola, Pedro Magalhaes, rector de la UAN, Mauricio da Costa, director de la parte angoleña del Instituto Confucio de la UAN, Guo Sen, director general adjunto del Departamento de Asuntos Africanos de CITIC Construction, Shu Sanhong, presidente ejecutivo de la Sucursal de China Railway Internacional Group en Angola, Liu Zhidan, directora general de Haishan Group, Xu Hongduo, gerente para proyectos angoleños de TBEA Co., Ltd., y Pan Jingjian, presidente de la Alianza de Voluntarios Chinos en Angola. El evento recibió un gran apoyo y respuesta de todos los sectores de la sociedad. La población china y la angoleña se reunieron para disfrutar del festín cultural.


Nzolamesso António saludando al público

En su discurso, Mauricio da Costa expresó que era un gran honor participar en el trabajo del Instituto Confucio, y en las empresas de los intercambios culturales entre Angola y China y de la difusión de ambas culturas. Aseguró también que, en adelante, el Instituto Confucio seguirá promoviendo estas labores, implementando proyectos como el examen HSK, becas y estudios en China, a fin de convertir la institución en una tarjeta de presentación de los intercambios culturales sino-angoleños y, de este modo, permitir a ambos pueblos y particularmente a los jóvenes lograr una comunicación y entendimiento más profundo por medio de la plataforma del Instituto Confucio.


La Orquesta Juvenil de Angola interpretando una sinfonía

La música folclórica china La flor de jazmín, cantada a capela por los estudiantes del Instituto Confucio, marcó la apertura de la representación cultural y artística. Los maravillosos números como canciones, músicas, bailes y acrobacias de China y Angola se sucedieron uno tras otro en escena. La música melodiosa de violín, acompañada por los sonidos alegres y ágiles de los tambores africanos, deleitó al público allí presente. El solo de Erhu (violín chino) Fengyang Huagu, interpretado por un artista chino, provocó repetidos vítores de la audiencia. La canción Cuento de hadas representada por Claudio, estudiante del Instituto Confucio, dejó más caliente el ambiente del evento. El reportero de ZIMBO TV le realizó una entrevista especial y lo invitó a compartir con los televidentes angoleños sus experiencias y sentimientos durante el aprendizaje del chino.


Solo de Erhu Fengyang Huagu

Las magníficas actuaciones continuaron. Un artista chino interpretó el solo de saxofón Volver a casa. El grave y exquisito sonido no solo despertó un sentimiento de nostalgia en la audiencia china, sino que también permitió a muchos angoleños entender los afectos anidados en el corazón de estos forasteros. Por su parte, los artistas angoleños expresaron su entusiasmo y sencillez a través de la danza tradicional de la samba. Un niño angoleño también interpretó una canción acompañada por un instrumento musical, su actuación de instrumento musical con destreza y canción apasionada resultaron sumamente admirables. Al final, la representación cultural y artística concluyó exitosamente con el coro La luna representa mi corazón, ofrecido por todos los estudiantes del Instituto Confucio.


Solo de saxofón Volver a casa

Tras la actuación cultural y artística, Mauricio da Costa obsequió un recuerdo a Nzolamesso António. Este rey expresó su alto reconocimiento y aprecio por este evento y se tomó una foto en grupo con todos los invitados.


Haciendo entrega del recuerdo

Shang Jinge, presentador y uno de los organizadores de la representación, manifestó que este evento marca la apertura de una nueva era de los intercambios culturales entre los pueblos chinos y angoleños, y que la representación de las artes populares de ambos países se convertirá en una importante forma de futuras actividades culturales.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes