Reportaje especial: Herencia, futuro y responsabilidad - Conocer el Instituto Confucio de Chicago

[Fuente]    Agencia de Noticias Xinhua [Fecha de Publicación]    2019-10-09 15:31:30 
 

“Enseñar chino, difundir la cultura china y promover los intercambios culturales entre China y Estados Unidos son mi causa de por vida”, afirmó Yang Jingyue, directora del Instituto Confucio de Chicago, a los reporteros.

En vísperas del “Día del Instituto Confucio”, los reporteros de la Agencia de Noticias Xinhua se trasladaron el día 24 hasta Chicago, conocida como la “ciudad pionera de la enseñanza del chino en Estados Unidos”, y visitaron el Instituto Confucio de Chicago a fin de experimentar la constante “fiebre por el chino” en el distrito escolar público de Chicago y explorar las razones detrás de este hecho.

Instituto Confucio en una escuela secundaria

La Escuela Preparatoria Walter Payton, ubicada en el norte de Chicago, es una de las mejores escuelas secundarias públicas de Estados Unidos, centro que se centra en la educación multicultural y comenzó a impartir clases de chino en 1999. En 2006, el distrito escolar público de Chicago cooperó con la Universidad Normal del Este de China, Shanghai, para establecer en la Escuela Preparatoria Walter Payton el Instituto Confucio de Chicago, el primero de su tipo entre los que se fundan en escuelas primarias y secundarias de Estados Unidos.

El Centro de Enseñanza Cultural del Instituto Confucio de Chicago se encuentra en el primer piso del edificio principal de la Escuela Preparatoria Walter Payto. Al entrar, se pueden ver las filas de estanterías llenas de libros y productos audiovisuales en chino, abanicos plegables, máscaras de la Ópera de Beijing y linternas, entre otros delicados adornos, así como artesanías hechas por herederos del patrimonio cultural inmaterial de China. La sala de más de 100 metros cuadrados de superficie está envuelta en una profunda atmósfera de la cultura china.

En la sala contigua se impartía una clase de chino muy vívida. 18 estudiantes de diferentes razas practicaban comprensión auditiva, lenguaje oral, lectura y escritura divididos en grupos. Con el objetivo de ayudar a los estudiantes a aprender los “cuatro tonos” difíciles de dominar en chino, el profesor de chino Xu Qun les pidió que imitaran los movimientos correspondientes según el tono. El lenguaje corporal humorístico y el ambiente de aprendizaje relajado permitieron a los estudiantes adquirir conocimientos en risas.

“Nuestra luna debe ser redonda, la familia se reúne hoy; nuestra luna debe ser redonda, y nosotros, cogidos de la mano, unimos nuestros corazones”. Xu Qun seleccionó particularmente esta canción de bendición titulada Nuestra luna debe ser redonda para que los estudiantes sintieran el afecto entre familiares y la idea de “armonía familiar” en la cultura china.

La fuerza motriz de la “fiebre por el chino”

El Instituto Confucio de Chicago planifica globalmente la enseñanza de chino y la difusión cultural de las escuelas primarias y secundarias del distrito escolar público. El Centro de Enseñanza Cultural está abierto al público y ofrece más de 10 000 tipos de materiales de lectura y de productos audiovisuales. La fundación del Instituto Confucio estimula enormemente el entusiasmo de aprender chino entre la población local.

Según Yang Jingyue, solo unas pocas escuelas en el distrito escolar público de Chicago ofrecían clases de chino antes de la fundación del Instituto Confucio. En la actualidad, un total de 41 escuelas primarias y secundarias en el distrito imparten clases de chino, centros que cuentan con unos 60 profesores de chino a tiempo completo con certificados de profesor del estado de Illinois, y ofrecen cursos de cuatro niveles y estudios pre-universitarios. Los estudiantes que aprenden chino no solo son alumnos de primaria y secundaria de primer a duodécimo grado, sino también niños de guarderías infantiles.

“En el distrito escolar público de Chicago se enseñan 12 idiomas extranjeros. En comparación con el español y el francés, la enseñanza del chino comenzó relativamente tarde, pero está progresando rápidamente”, comentó Yang Jingyue, que además añadió: “ 11 000 estudiantes de primaria y secundaria estudiaron chino en el distrito escolar el año pasado, lo que demuestra que el chino se ha convertido por primera vez en el segundo mayor idioma extranjero, superando al francés”.

Hablando sobre la razón de la “fiebre por el chino”, Yang Jingyue opinó que este fenómeno se debe al desarrollo y al rápido surgimiento de China. Los estudiantes eligen aprender chino porque valoran el potencial de China. “Invertir” en el futuro es una poderosa fuerza impulsora detrás de la “fiebre por el chino”.

Steve, estudiante de tercer grado de secundaria de 16 años, relató a los periodistas que comenzó a aprender chino de niño y está muy interesado en la cultura china. Además dijo que Estados Unidos y China están estrechamente relacionados y aprender chino es muy útil para planificar su futuro profesional.

En comparación con Steve, Li Siqi, de 14 años, posee la motivación “innata” para aprender chino. Se considera “media china” y cree que aprender chino es algo que se debe hacer. La madre de Li Siqi es china y habla mandarín en casa, y además Li Siqi y su abuela a menudo charlan a través de WeChat.

Li Siqi ha estado en China muchas veces para visitar a sus familiares y siente los cambios drásticos que se han producido en China. Le interesa todo del país y sabe que la ciudad natal de su madre, Zhangjiakou, será una de las sedes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022. Confesó que le encanta el Año Nuevo de China porque todos se sientan juntos para jugar, cantar y disfrutar de la cena. “¡Me parece verdaderamente fantástico!”

Los intercambios culturales son interminables

Desde su establecimiento, el Instituto Confucio de Chicago ha recibido varias veces el título de “Instituto Confucio Avanzado”, y su directora ha sido nombrada repetidamente como “persona avanzada”. Líderes chinos han visitado la Escuela Preparatoria Walter Payton, elogiando el papel desempeñado y las contribuciones realizadas por el Instituto Confucio a la difusión de la cultura del idioma chino.

Desde su fundación, el Instituto Confucio de Chicago envía cada año a más de 20 estudiantes de escuelas públicas a estudiar y llevar a cabo intercambios en China. Yang Jingyue dijo que solo a través de la experiencia personal de conocer China, los estudiantes pueden llegar a una conclusión justa y objetiva sobre el país y compartir sus pensamientos con los demás.

A ojos de Yang Jingyue, las necesidades sociales son el “secreto” del continuo desarrollo del Instituto Confucio de Chicago. Con el creciente número de estudiantes que deciden independientemente aprender chino, aumenta también la demanda de profesores a tiempo completo. El constante progreso de la formación de profesores chinos en el empleo impulsa la mejora general del nivel de chino en el distrito escolar de Chicago y crea un “círculo virtuoso”.

Yang Jingyue participó en 2007 en la labor de compilación del plan de estudios de idioma chino en el distrito escolar público de Chicago. Según los estándares de aquel entonces, era bastante “ideal” que los estudiantes de secundaria estadounidenses alcanzaron el nivel chino estipulado en este plan al graduarse. Yang Jingyue dijo que no hubiese imaginado que el nivel de chino de los estudiantes estadounidenses mejorara tan rápido después de diez años. El plan de estudios original no podía satisfacer las necesidades de enseñanza. “Empezamos a restablecer el plan de estudios del chino desde el año pasado”, añadió.

Según Yang Jingyue, el desarrollo de proyectos de idioma chino en el distrito escolar público de Chicago va viento en popa en comparación con otros idiomas, lo que se beneficia de la financiación de diversas partes. Esto se debe, por ejemplo, a proyectos de cooperación como “profesores de idiomas clave China-EE.UU.”, así como al firme apoyo de la Oficina General del Instituto Confucio (Hanban), y a la asistencia plena de empresas chinas como Wanxiang America Corporation.

En cuanto al proyecto “100 000 Strong Initiative”, destinado a financiar el estudio de alumnos estadounidenses en China, Ni Pin, responsable de Wanxiang America Corporation, indicó que las empresas chinas en el extranjero deben servir en mayor medida a las comunidades locales y asumir responsabilidades sociales.

Para Yang Jingyue, comprometerse con la amistad sino-estadounidense y promover los intercambios culturales son realmente una responsabilidad. Su mayor deseo es que más estadounidenses conozcan China a través de la ventana que ofrece el Instituto Confucio. “Fomentar los intercambios culturales sino-estadounidenses es mi causa de por vida. Estoy contenta de poder presenciar la amistad entre China y Estados Unidos durante generaciones y el conocimiento mutuo entre pueblos, que benefician a ambos países y su gente”, concluyó.

(Agencia de Noticias Xinhua, en Chicago, 25 de septiembre, reporteros: Wan Fang, Yang Haiyun, Xu Jing)

Enlace al texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes