Italia: incorporar el idioma chino en el sistema educativo nacional

[Fuente]    Diario Guangming [Fecha de Publicación]    2019-03-27 14:45:54 
 


Extranjeros aprendiendo el chino Foto: pic.gmw.cn /Visual China Group (VCG)


El Instituto Confucio participando en el desfile de la Fiesta de la Primavera 2018 por parte de la comunidad china en Milán
Foto: Instituto Confucio de la Universidad de Milán


En mayo de 2018, expertos chinos e italianos asistiendo al Foro de “la Franja y la Ruta”
Foto: Instituto Confucio de la Universidad de Milán


Foto: pic.gmw.cn/VCG

【Ventana de la educación mundial】

“Me alegro mucho de ver que los estudiantes podéis expresar vuestros pensamientos en chino fluido. Vuestra institución ha establecido con éxito una escuela secundaria científica internacional en que se imparte el chino y ha cultivado a una gran cantidad de jóvenes dedicados a la causa de la amistad sino-italiana” y “Aprecio enormemente vuestra determinación de favorecer al diálogo ideológico y a los intercambios culturales entre jóvenes chinos e italianos, así como profundizar la amistad entre los dos pueblos”, así se manifestaba el presidente Xi Jinping en su carta de respuesta al cuerpo docente y estudiantil del Internado Nacional Vittorio Emanuele II de Roma (Italia) el pasado 17 de marzo de 2019, reflejando plenamente la atención que presta el presidente a los estudiantes extranjeros de chino, así como sus expectativas en ellos depositadas.

Xi Jinping indicaba que el idioma es la mejor clave para conocer un país, destacando que la conectividad entre los “trenes de alta velocidad lingüísticos”, necesita no solo las fuerzas productivas de alto nivel del fabricante, sino también el “acoplamiento” activo del introductor. En este sentido, según el presidente Xi, para hacer realidad la cobertura integral y profunda de chino en el sistema educativo nacional de todos los países extranjeros, también ha de considerar de manera multidimensional y planificar científicamente los dos factores: la “fuerza impulsora” del país promotor y la “fuerza de tracción” del país receptor.

La incorporación del chino en el sistema educativo nacional de los países extranjeros constituye una de las señales de que el idioma se dirige de verdad al mundo entero. Como pionero en incluir el chino en su sistema educativo nacional, Italia, beneficiándose del continuo ajuste y mejora entre la “fuerza impulsora” y la “fuerza de tracción”, ha logrado resultados notables en la construcción del “mecanismo popular e inclusivo del aprendizaje de chino”.

Ampliar incesantemente el “círculo de amigos” de la cultura idiomática china

El idioma desempeña un papel único en el fortalecimiento del entendimiento, la unión del consenso, el fomento de la cooperación, así como en la profundización de la amistad. El encanto especial del idioma y de la cultura china ha atraído durante mucho tiempo la mirada de los sinólogos de diversos países. Como una ciencia independiente, la “sinología” se introdujo muy temprano en las universidades extranjeras, y asimismo, la profundización en los estudios sinológicos ha promovido el desarrollo de la docencia de chino, idioma que, desde ahí, ya echa raíces en los centros de educación superior extranjeros y experimenta una evolución desde el aprendizaje motivado por interés hasta un estudio profesional, y con respecto a su función desde herramienta investigadora hasta lenguaje de comunicación.

Con el desarrollo estable de la economía china y el continuo crecimiento del poder nacional integral, este país asiático avanza cada día más hacia el centro de la escena internacional, participando activamente en la administración y la reconstrucción de múltiples áreas a nivel mundial, creando así más plataformas encaminadas a exhibir el idioma chino y la cultura china. Además, una creciente cantidad de países muestran su reconocimiento y admiración con respecto a proyectos chinos tales como la iniciativa de “la Franja y la Ruta”, lo que hace que se amplíe constantemente el “círculo de amigos” de la cultura lingüística china, así como que su influencia salga de la sinoesfera, con el objetivo de que el chino se transforme de “tipo terrestre” en tipo “terrestre-marítimo” e inicie su proceso de “globalización”.

En diciembre de 2017, la Oficina General del Comité Central del Partido Comunista de China, junto con la Oficina General del Consejo de Estado de China, publicaron Opiniones sobre el Fortalecimiento y la Mejora del Trabajo del Intercambio Cultural entre China y los Países Extranjeros, en el que señalaban que debían concentrarse en aumentar la promoción del chino a nivel internacional y brindar apoyo a más países para que incorporasen la docencia de chino en el sistema educativo nacional.

A partir de que Italia incluyera oficialmente el chino en su sistema educativo nacional, ha aumentado drásticamente la demanda del aprendizaje del idioma, enfrentándose, en esta ocasión, la enseñanza de chino en el país europeo al inmenso desafío de que “la oferta no responde a la necesidad”. Conforme a la situación del desarrollo actual y a las perspectivas futuras de la docencia de chino en Italia, el gobierno chino, mediante comunicaciones de políticas específicas, envía a maestros de chino en respuesta a las necesidades, dona y compila materiales didácticos locales, ayuda a cultivar recursos de profesores nativos, así como presta asistencia a la mejora de la localización del sistema de chino, a fin de ayudar a Italia a lograr una educación del idioma autónoma, científica y sistematizada.

La cooperación y los intercambios interregionales que se profundizan incesantemente entre China e Italia, hacen que se incremente día a día el valor pragmático del chino, también permitiendo que el idioma y la cultura china se acerquen aún más al pueblo italiano.

Primero, en el ámbito económico y comercial, los empresarios de ambos países promueven tanto los intercambios y el aprendizaje recíproco como la integración y el beneficio mutuo entre empresas sino-italianas. Durante los últimos años, las empresas chinas han invertido activamente en famosas empresas italianas y en sus varios terrenos sobresalientes como la refinería de petróleo, la producción de neumáticos o los clubes del fútbol, entre otros, con lo que ha proporcionado puestos de trabajo al pueblo italiano, y al mismo tiempo ha realzado en gran medida la imagen de las empresas chinas, desempeñando así un imprescindible papel promotor para el auge del aprendizaje de chino en la sociedad italiana.

Segundo, en el campo de intercambios culturales, ambos países otorgan gran importancia a desarrollar el turismo y los programas de marca del intercambio cultural, a fin de promover la prosperidad común de las áreas relacionadas. Ambas partes, organizan conjuntamente actividades como “Año de la Cultura China” y “Enfoque en China” con motivo del Festival Internacional de Cine de Venecia, participan en la Feria Internacional de Libros Infantiles de Bolonia e invitan a célebres escritores chinos como Mo Yan y Yu Hua a dictar conferencias en Italia, etc., todo con el propósito de llevar la tradición y la cultura contemporánea de China a Italia a través de programas culturales y obras cinematográficas y literarias; por medio de comunicarse e interactuar de cerca con el pueblo local, satisfacen el interés de la gente por la cultura china, abren el acceso a los intercambios de doble sentido, muestran el carisma de la cultura y arte moderna china y profundizan el conocimiento del público italiano sobre la China contemporánea. El estudio de chino se ha ido convirtiendo gradualmente en una necesidad subjetiva y en una acción consciente por parte de los ciudadanos italianos, asentando una buena base de voluntad pública para que el chino se incorpore en el sistema educativo nacional de Italia.

La larga y profunda historia del intercambio cultural e idiomático

No ha sido una casualidad que Italia hubiese incorporado el chino en su sistema educativo nacional. Tanto China como Italia son países con una antigua civilización de larga historia y espléndida cultura, además, ambos lados cuentan con una larga historia de intercambios culturales. En 1732, el misionero italiano Matteo Ripa regresó a su patria y fundó en Nápoles el “Instituto de China”, que fue la primera escuela en enseñar sinología y estudios orientales en el continente europeo.

Las instituciones educativas italianas disponen de un cierto grado de autonomía, por eso la introducción activa en estos centros actúa como un poderoso acelerador para que el chino se incluya en el sistema educativo nacional de Italia. A principios de los años 70, el país europeo ya comenzó el trabajo de la docencia piloto de chino en escuelas secundarias locales. En 2009, el Internado Nacional Vittorio Emanuele II de Roma, junto con el Instituto Confucio de Roma, pusieron en práctica el programa de la escuela secundaria científica internacional, en el que se impartían asignaturas obligatorias de chino, incluidos contenidos tanto lingüísticos y culturales, como históricos y geográficos enseñados en chino; en 2013, dicha escuela abrió oficialmente las clases de chino para estudiantes de primaria.

Gracias a la experiencia acumulada y perfeccionada durante muchos años, Italia ha cultivado a una gran cantidad de excelentes sinólogos de fama china e internacional, entre los que se destaca Alessandra Lavagnino, directora de la contraparte italiana del Instituto Confucio de la Universidad de Milán. “Durante los últimos cuarenta años, he sido testigo del enorme cambio acontecido por la ‘velocidad china’, embriagándome cada vez más con la profundidad y la amplitud de la cultura china. La cooperación económica y comercial sino-italiana se torna cada vez más sólida acompañándose con los cencerros de camellos en la ruta de la seda y los incontables barcos en el mar, mientras que ambos países han profundizado sus asociaciones y han logrado mejores oportunidades de desarrollo mediante la construcción conjunta de ‘la Franja y la Ruta’”, expresaba recientemente esta directora y también traductora de la versión italiana de Wen-hsin Tiao-lung (The Literary Mind and the Carving of Dragons).

Las universidades italianas cosechan numerosos éxitos en la docencia de chino gracias a la promoción activa de los sinólogos. En la actualidad, los jóvenes sinólogos italianos son generalmente capacitados por las universidades locales y todos poseen el doctorado. Sus orientaciones de investigación muestran una tendencia refinada y profesionalizada, que asienta una sólida base para la formación de talentos de chino profesionales de alto nivel y ofrece recursos de profesores para la inclusión del chino en el sistema educativo nacional italiano.

El desarrollo vigoroso de los nuevos medios de comunicación inyecta nueva vitalidad a la inclusión del chino en el sistema educativo nacional italiano. Con la mejora del mecanismo de “internet+intercambio cultural”, las plataformas de intercambios reales y virtuales han logrado la complementariedad mutua y una interacción saludable. Los “expertos relacionados con China” que aparecen frecuentemente en distintas plataformas de transmisión en vivo, por un lado, narran en chino fluido “su historia con China”, compartiendo prodigiosas experiencias culturales y explicando la disparidad cultural, con el objetivo de reducir la barrera cultural y estrechar la distancia entre ambos pueblos mediante la comparativa cultural; por otro lado, gracias a la emisión directa, muestran de manera bidireccional la verdadera fisonomía de ambos países y la vida cotidiana de sus pueblos, a fin de fortalecer la comprensión recíproca entre ambos. Simultáneamente, ellos aprovechan plenamente sus ventajas bilingües para sintetizar las técnicas lingüísticas de aprendizaje y de uso basándose en sus propias experiencias, convirtiéndose cien por cien en “embajadores culturales y lingüísticos entre pueblos”. Los novedosos y abundantes contenidos y formas han promovido los intercambios y el aprendizaje mutuo entre diferentes países, regiones y civilizaciones, fortaleciendo la cordialidad de la imagen cultural china y elevando la confianza y el entusiasmo de los estudiantes de chino, allanando asimismo el camino para la inclusión del chino en el sistema educativo nacional.

El Instituto Confucio contribuye a la enseñanza del chino en Italia

En la actualidad, la enseñanza de chino en la educación básica de Italia se divide principalmente en dos modalidades: una, el establecimiento de Aulas Confucio en cooperación con Institutos Confucio y desarrollo de la enseñanza bajo la cooperación con profesores chinos enviados por el Instituto Confucio; otra, la apertura de escuelas con horarios docentes de chino más amplios y con un sistema de enseñanza relativamente maduro. Por un lado, Italia ha impartido cursos de chino de alta calidad por medio de la cooperación con los Institutos Confucio; por otro, a través de la cooperación con las escuelas primarias y secundarias chinas, ofrece a los estudiantes italianos oportunidades de llevar a cabo intercambios en China para experimentar en primera persona su lengua y cultura. Además, la introducción activa de diferentes instituciones educativas refleja la actitud positiva de este país europeo hacia la enseñanza de chino en su educación básica, que constituye una poderosa fuerza motriz para la inclusión del chino en el sistema educativo nacional italiano, y que también proporciona una fuerte garantía para la transición exitosa y estable de la integración.

La política y la actitud sobre las lenguas afectan directamente su propia difusión. El fuerte apoyo del gobierno italiano sirve como la base decisiva para la incorporación del chino a su sistema. Con el fin de satisfacer la creciente demanda de aprendizaje del idioma chino por parte de la población, el gobierno italiano ha dictado sucesivamente una serie de políticas de apoyo para promover el establecimiento y la mejora del sistema de la enseñanza de chino “normalizado, unificado y sistemático”.

El Ministerio de Educación italiano anunció en 2008 la inclusión del chino en el examen de graduación de las escuelas secundarias. En febrero de 2016, este mismo organismo contrató públicamente a profesores de chino para escuelas primarias y secundarias, y publicó en septiembre de ese mismo año el Programa de Enseñanza del Chino en Escuelas Secundarias, lo que marcó la incorporación oficial del chino al sistema educativo nacional italiano. Estas medidas, por un lado, favorecen a la reserva del recurso de profesores para el desarrollo sostenible a largo plazo del chino en distintas etapas educativas de Italia; por otro, también desempeñan ponen en juego un papel de intermediario de las escuelas secundarias italianas en la enseñanza de chino, asegurando y mejorando asimismo el nivel general de la docencia de chino en el país europeo. A medida que avance la incorporación del chino en el sistema educativo nacional italiano, va aumentando rápidamente el número de estudiantes jóvenes que aprenden el chino.

Frente a este nuevo perfil de estudiantes de chino gradualmente jóvenes, el gobierno italiano ha tomado numerosas medidas positivas. Por un lado, ha coordinado la planificación para construir un modelo “escalonado” de integración de chino desde la educación superior hasta la segunda etapa educativa y luego hasta la primera etapa educativa. Por otro, ha invertido más en la formación de profesores locales de chino para las escuelas primarias y secundarias, con el objetivo de asegurar el avance de la incorporación gradual y estable en diferentes etapas y pasos.

En junio de 2013, Xu Lin, ex directora de la Oficina General del Instituto Confucio (Hanban), afirmó en la Conferencia Conjunta de Institutos Confucio en Europa, que los Institutos Confucio en Italia han obtenido mejores calificaciones en la enseñanza de chino en toda Europa. Italia es el primer país europeo en llevar a cabo la investigación y enseñanza de chino, además de poseer una buena base, desempeñando un papel de motor en la enseñanza lingüística y la transmisión cultural.

Hasta 2018, Italia había establecido 39 Aulas Confucio basadas en 12 Institutos Confucio. Las Aulas Confucio cooperan con las escuelas primarias y secundarias locales para profundizar el aprendizaje y el uso del idioma chino e introducirlos en la vida cotidiana, permitiendo a los jóvenes observar y evaluar de forma profunda la lengua y la cultura china desde una perspectiva correcta y de desarrollo. Además de mejorar el interés de los jóvenes italianos por la lengua y la cultura china, las Aulas Confucio han reducido continuamente la distancia entre los jóvenes chinos e italianos, asentando así una buena base para la popularización del chino entre los adolescentes italianos.

El modelo italiano de la incorporación de la lengua china al sistema educativo nacional presenta una clara tendencia de desarrollo “escalonado” desde la educación superior hasta la educación básica. Los Institutos Confucio y las Aulas Confucio juegan un papel imprescindible en la asistencia del ofrecimiento de recursos educativos y en la promoción del perfeccionamiento colaborativo de programas de estudio. Según los datos del Informe sobre el Desarrollo de la Lengua y Literatura China (2018), los cursos de 432 Institutos Confucio de todo el mundo se han incluido en el sistema de créditos escolares de escuelas en las que se encuentran, lo que representa el 85% del volumen mundial. Se puede concluir que los Institutos Confucio y las Aula Confucio han impulsado eficazmente el proceso de integración del chino en el sistema educativo nacional de distintos países extranjeros, habiendo desempeñado un papel único en la promoción del aprendizaje mutuo entre las culturas chinas y extranjeras, del desarrollo diversificado de las culturas del mundo y de la construcción de una comunidad del destino común de la humanidad. Se trata de un modelo exitoso y la medida más efectiva de divulgar al exterior la lengua y la cultura china “a gran escala y de forma sistemática”.

El puente del lenguaje promueve la comunicación entre los pueblos

Italia no solo es el punto final de la antigua Ruta de la Seda, sino también la intersección de “la Franja Económica de la Ruta de la Seda” y “la Ruta de la Seda Marítima del Siglo XXI”. Ya sea desde el punto de vista histórico o geográfico, Italia debería jugar un papel importante en la cooperación de “la Franja y la Ruta”.

El 13 de marzo de 2019, Giuseppe Conte, primer ministro italiano, manifestó que la firma del memorándum de entendimiento sobre “la Franja y la Ruta” con China iba en línea con los intereses de Italia, y negó claramente que hubiesen encontrado obstáculos para la firma del acuerdo. Una vez firmado, Italia se convertirá en el primer país del Grupo de los Siete (G7) en firmar formalmente un acuerdo marco. “La Franja y la Ruta” brinda nuevas oportunidades sin precedentes para el desarrollo de Italia. La discusión sobre 50 proyectos cooperativos en múltiples campos se convertirá en una “buena inyección” y un “alivio mental” para la recuperación económica italiana. Con una mayor profundización de los intercambios económicos y culturales sino-italianos, este país europeo necesitará a un gran número de talentos del chino de alto nivel profesional, que son la principal fuerza motriz para impulsar la integración del chino en el sistema educativo nacional italiano.

Con el fin de atraer a chinos a estudiar en Italia y abrir canales de formación e intercambio de talentos de alto nivel, los gobiernos de ambos países firmaron y pusieron en marcha los planes “Marco Polo” y “Turandot” respectivamente en 2006 y 2009. Tras un desarrollo de más de una década, el número de estudiantes chinos que van a Italia cada año crece establemente. Según el informe 2017 de la Fundación Intercultural Italiana, el 15% de los 500 estudiantes italianos de secundaria encuestados al azar indicaron que sus conocimientos y comprensión sobre China provenían de los estudiantes chinos a su alrededor.

Los estudiantes chinos en Italia han promovido el desarrollo de la economía regional. A medida que aparecen supermercados y restaurantes chinos, los elementos chinos surgidos frecuentemente en la vida de los italianos han estimulado enormemente su curiosidad por la lengua y la cultura china, y han despertado su gran interés y necesidad por aprender chino. Según las estadísticas, solo en Milán hay seis universidades que imparten cursos de chino; un total de 43 escuelas de la región de Lombardía, donde se encuentra Milán, han incluido el chino en sus asignaturas obligatorias; además, hay distintos cursos de chino en otros lugares. El pueblo italiano aprende chino de forma espontánea y consciente, convirtiéndose en una fuerza destacada para la promoción de la inclusión del chino en el sistema educativo nacional italiano “desde la clase básica hasta la superior”, y también la principal fuerza para introducir el chino en la comunidad y en las familias a fin de impulsar el “aprendizaje del chino entre toda la población”.

El establecimiento del sistema académico completo del chino en los países del Sudeste Asiático y en los países con mayor número de inmigrantes chinos es inseparable de la transmisión y promoción del idioma y de la cultura por parte de los chinos en ultramar. Del mismo modo, la “Asociación de Escuelas de Chino”, organizada por 16 escuelas italianas del chino, ha explorado y acumulado continuamente experiencias en el impulso de la construcción de la enseñanza de chino “normalizada, regularizada y especializada”, creando así una fuerte atmósfera de difusión del chino. Al mismo tiempo, la creciente influencia de los empresarios chinos y el continuo aumento del número de adolescentes de origen chino en Italia han sido altamente valorados por el gobierno y las escuelas italianos. Con el fin de fortalecer la integración armoniosa entre las comunidades chinas y la sociedad italiana y de profundizar la amistad entre ambos pueblos, el gobierno italiano ha abogado vigorosamente por la popularización de la enseñanza de chino. El papel de la lengua como “puente” se ha convertido también en un factor clave para la inclusión del chino en el sistema educativo nacional italiano.

Para que un idioma eche raíces en otros países y mantenga su desarrollo saludable, se debe considerar de manera integral la situación real y la visión futura del desarrollo tanto de la “oferta” como de la “demanda”. El papel de “fuerza impulsora” es indispensable, pero es necesario evitar que la “fuerza excesiva” desencadene una ansiedad de aceptación; al mismo tiempo, el papel de la “fuerza de tracción” no puede ignorarse, sino que deben prestar más atención a “actuar según la capacidad de uno” para garantizar una integración fluida. Solo mediante el aumento de la “fuerza impulsora”, el fortalecimiento de la “fuerza de tracción”, así como la condensación de la cohesión, podrán dar un impulso duradero a la inclusión del chino en el sistema educativo nacional de distintos países y garantizar el desarrollo saludable y sostenible de la enseñanza del chino en el extranjero.

(Autores: Li Baogui, profesor de la Facultad de Educación Internacional de la Universidad Normal de Liaoning; Zhuang Yaoyao, estudiante de posgrado de la Facultad de Educación Internacional de la Universidad Normal de Liaoning. El texto es resultado de específica fase del proyecto general “Estudio de la forma de difusión localizada del idioma chino en Italia y su ilustración para la transmisión internacional del chino” del Fondo Nacional de Ciencias Sociales de China [Número del proyecto: 18BYY065])

(Diario de Guangming, 21 de marzo de 2019, 14.ª edición)

Enlace al texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes