Ciudad y aldea - La Oficina General del Instituto Confucio relata en la Feria del Libro de Fráncfort la historia de la vitalidad del patrimonio cultural chino a través de la arquitectura

[Fuente]    Oficina General del Instituto Confucio (Hanban) [Fecha de Publicación]    2018-10-19 14:51:52 
 

Entre el 10 y el 15 de octubre de 2018, en el área de exposiciones “Arts+” de la Feria del Libro de Fráncfort, la Oficina General del Instituto Confucio celebró una exhibición cultural bajo la temática “Ciudad y aldea - La vitalidad del patrimonio cultural arquitectónico chino”, que mostraba las vicisitudes y el desarrollo de las aldeas y ciudades chinas y reflejaba el conocimiento y la reflexión de la población china sobre su propio patrimonio cultural, relatando así la historia de la vitalidad del patrimonio cultural chino a través de la arquitectura.


Cartel de la exposición temática “Ciudad y aldea - La vitalidad del patrimonio cultural arquitectónico chino”

Esta exposición había sido proyectada y organizada de forma cooperativa por la Oficina General del Instituto Confucio, el Gobierno del Condado de Songyang, la Firma de Diseño y Arquitectura DNA de Beijing, la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong, así como el Foro de Arquitectura Aedes (Alemania).

Atender a la difusión y herencia del patrimonio cultural a través de la arquitectura

El pasado 12 de octubre, hora local, ante el stand de la Oficina General del Instituto Confucio, se congregaron para asistir a la reunión de recepción temática de la exposición centenares de representantes de más de 50 agencias editoriales y entidades participantes en la exposición del área “Arts+”.

Jing Wei, directora adjunta ejecutiva de la Oficina General del Instituto Confucio y subdirectora de Hanban, pronunció un discurso de bienvenida, en el cual presentaba la motivación inicial que había llevado a la celebración de esta exposición, recordando que, desde 2016, la Oficina General del Instituto Confucio había venido celebrando en la Feria del Libro de Fráncfort exposiciones temáticas de la cultura china en torno a los álbumes ilustrados infantiles y la cultura gastronómica, promoviéndose así el despliegue del programa de exposiciones itinerantes en el internet por parte de todos los Institutos Confucio globales, que respondía al cumplimiento de su función como plataformas de intercambios y de cooperación en los ámbitos educativo y cultural.


Directora adjunta ejecutiva de la Oficina General del Instituto Confucio y subdirectora de Hanban, Jing Wei, pronunciando su discurso de bienvenida

La arquitectura transcribe el tiempo en forma de espacios y constituye uno de los más valiosos patrimonios culturales de un país. Asimismo, el significado de la herencia cultural histórica para la vida contemporánea se hace patente por doquier y, cómo considerar el patrimonio cultural arquitectónico y dar continuidad a su vitalidad, constituye un problema muy importante para un país de desarrollo tan rápido como China, así como una cuestión que no escapa a la exploración constante por parte de todos los países del mundo.

En esta edición, la exposición ha sido planificada gravitando en torno al patrimonio cultural arquitectónico, a través de la presentación de dos casos específicos: “una ciudad (Wuhan - Una ciudad a orillas del río Yangtsé)” y “una aldea (Historia de Songyang - Las vicisitudes rurales)”, respondiendo a la expectativa de integrar las dos dimensiones de la arquitectura china y del patrimonio cultural. Se intenta presentar al mundo, desde las perspectivas de aldea y ciudad, los cambios y el desarrollo que ha experimentado la cultura arquitectónica china desde la tradición hasta la modernidad, desde el campo hasta la urbe, así como los intercambios y la integración en el ámbito cultural entre China y el extranjero que se han generado en este proceso, poniendo de manifiesto así la reflexión de los chinos sobre su propio patrimonio cultural arquitectónico y mostrando las experiencias innovadoras de China en la preservación del patrimonio cultural a través de la arquitectura.

El señor Hans-Jürgen Commerell, presidente del Foro de Arquitectura Aedes (Alemania); el señor Eduard Kögel, experto en la cultura arquitectónica china; la señora Beatrice, representante de la Feria del Libro de Fráncfort; el señor Tan Gangyi, profesor de la Escuela de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong; así como la señora Xu Tiantian, joven arquitecta, asistieron a la reunión de recepción del evento y pronunciaron sendos discursos, en los que expresaban su agradecimiento y reconocimiento a la Oficina General del Instituto Confucio por la elaboración de este programa.

Mostrar las vicisitudes de la sociedad china desde las perspectivas de aldea y ciudad

El stand de 100 metros cuadrados se hallaba dividido en dos zonas de exhibición: una en torno a la ciudad y otra a la aldea. En el espacio dedicado a la historia de Songyang, se mostraba cómo el principio de la “mínima intervención” había sido aplicado en esa área de 1 800 años de historia, con centenares de villas antiguas y perteneciente a la provincia china de Zhejiang, a fin de que las viejas viviendas tradicionales, en lugar de sufrir demoliciones, recibieran la protección y la mejora de su espacio, y que, por su parte, los jóvenes que viven en ciudades volvieran a su tierra natal para emprender negocios, reforzándose así la cohesión de la vida rural.

En cuanto a la zona de exposiciones de “Wuhan - Una ciudad a orillas del río Yangtsé”, aprovechando “un edificio” (la Torre de la Grulla Amarilla), se demostraban los valores atesorados en la tradición arquitectónica china como el pensamiento filosófico de la armonía entre el ser humano y el universo, los tranquilos, sencillos y neutralizados caracteres estéticos, así como la única y delicada sabiduría arquitectónica. Además, recordaban y buscaban el propio hilo cultural chino mediante la reproducción de imágenes de “una ciudad” (la antigua ciudad de Wuchang), y mostraban vivamente tanto el espíritu urbano de la tolerancia y la apertura en el marco de la integración cultural oriental-occidental como la fisonomía de la vida de los habitantes de esa ciudad a orillas de los ríos a lo largo de casi un centenar de años utilizando los “dos ríos” (fotos de la vida a orillas del río Yangsté y del río Han).


Espectadores visitando el área de exposiciones “Wuhan - Una ciudad a orillas del río Yangtsé”

Entablar un diálogo entre China y el extranjero y entre la antigüedad y la actualidad atravesando el tiempo y el espacio

Esta ingeniosa exposición repleta de diversidad, tenía una visión principal basada en el diseño de Mo Dou (hilo de tinta para rayar), uniendo y reflejando intensamente el valor espiritual de la sabiduría antigua. En lo relativo a la disposición de elementos expositivos, además de los modelos de objetos materiales, las fotos de gran magnitud, los vídeos y la colección de libros con temática arquitectónica, también estaban aplicados diversos modos digitales y artísticos encaminados a una exposición integral: pantallas táctiles multimedia interactivas, realidad virtual, grabación de vídeos e imágenes, performances, etc.

El equipo estudiantil de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong diseñaba, sirviéndose de la tecnología virtual y digital, un viaje espacio-temporal titulado “Sígame a la ciudad de Wuchang del año 1911”, además de exhibir con la tecnología digital de la interacción humano-computadora las tarjetas postales de Wuhan de alrededor de 1920, atesoradas por el coleccionista del mismo tipo Fan Rong.

En el stand también se dispusieron talleres de artesanía en torno a patrimonios culturales, donde los espectadores podían no solo experimentar con sus propias manos el ensamblaje de caja y espiga, -una estructura arquitectónica llena de la sabiduría tradicional china-, sino también aprender a elaborar obras relacionadas a las técnicas tradicionales chinas de los calcos de lápidas en tejas de alero y del tie-dye (atar-teñir) con té. Y, así, a diario, se acogían excelentes actividades en el stand de la Oficina General del Instituto Confucio.


Foro “¿Ciudad y aldea? ¡Songyang te cuenta una historia diferente!”

En la plataforma Art+Runway de la Feria del Libro de Fráncfort, se celebraron dos foros sobre, respectivamente, la ciudad de Wuhan y el condado de Songyang, en los cuales la directora adjunta ejecutiva Jing Wei, Eduard Kögel, Hans-Jürgen Commerell, junto con Xu Tiantian, entablaban un diálogo bajo la temática de “¿Ciudad y aldea? ¡Songyang te cuenta una historia diferente!”, explorando, en base a la historia de Songyang, la interacción entre las ciudades y aldeas, el papel del desarrollo rural y de la erradicación de la pobreza, así como la importancia para el resto del mundo de la innovación de China en la revitalización rural.

Por otro lado, el catedrático Tan Gangyi, tejía un diálogo con Michael Kahn-Ackermann, asesor general de la Oficina General del Instituto Confucio, sobre el tema “Wuhan - Una ciudad en el pasado y el presente”. Partiendo del caso específico de esta ciudad, discutían las estrategias y prácticas de la protección del patrimonio arquitectónico chino, así como el concepto de la restauración con características chinas.

La exposición atrajo a bastante público, encontrándose, en cada jornada, el stand abarrotado de curiosos espectadores. Numerosos visitantes, tanto gente de a pie como profesionales, expresaban su admiración ante esta exhibición, que les permitía un conocimiento más completo sobre China, manifestando además su deseo de viajar por esa ciudad y esa aldea.

Eduard Kögel, reputado experto europeo en la arquitectura china y planificador de numerosas exposiciones temáticas en este campo, elogiaba altamente este evento, añadiendo que no era nada fácil condensar tanta información en un stand con un espacio tan reducido. A sus ojos, resultaba una exposición sumamente interactiva, por lo que los visitantes necesitaban invertir más tiempo en ella.


Visitantes escuchando atentamente la historia de Songyang

El escritor Oliver indicaba que desde la impresión general, esta exhibición estaba correspondiente a los hábitos y necesidades cognitivos y estéticos del público objetivo: aparecía una China diferente sin el color rojo ni el dragón. Se trataba de una exposición de alta aceptación por parte del visitante.

Por su parte, el famoso editor taiwanés, Lin Zaijue, expresaba su reconocimiento a la recopilación de libros de arquitectura presente en el evento, y consideraba que esta exposición atesoraba las más recientes publicaciones arquitectónicas, fuertemente vinculadas a características reales y representativas.

Durante su visita, Herman Spruijt, ex presidente de la Asociación Internacional de Editores, se mostraba fascinado por el tie-dye con té del taller de artesanía de Songyang, no ocultando su asombro. Tras escuchar la historia de que la arquitectura había cambiado este condado chino, no escatimaba elogios hacia el profundo significado social que encerraba la exposición.


Niños experimentando los calcos de lápidas en tejas de alero

Simultáneamente, algunos espectadores expresaban su deseo de hacer turismo en Songyang y Wuhan, mientras que otros relataban que ya habían presenciado tres ediciones de la exposición de la Oficina General del Instituto Confucio. Las exposiciones anteriores de libros ilustrados y de gastronomía, las habían visitado en compañía de amigos, y gracias a ellas, algunos habían comenzado a estudiar en el Instituto Confucio. Además, esta exhibición atraía la atención de varios medios de comunicación, tales como China News Service, Diario Guangming, Diario del Pueblo, Diario de Publicación y Medias de China, Handelsblatt de Alemania, entre otros, que realizaron una amplia cobertura al evento.


Espectadores mostrando sus trabajos hechos a mano con el método tie-dye con té

En la actualidad, ya han remitido invitaciones diversos Institutos Confucio e instituciones culturales extranjeras con la expectativa de acoger la gira mundial de la exposición “Ciudad y aldea - La vitalidad del patrimonio cultural arquitectónico chino”. Por otra parte, la Oficina General del Instituto Confucio también está planificando arrancar una serie de programas de exploración en torno al patrimonio cultural.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes