El Instituto Confucio de la Universidad de Bucarest debuta en el Festival de Experiencia Cultural Mundial de Rumania

[Fuente]    Instituto Confucio de la Universidad de Bucarest, Rumania [Fecha de Publicación]    2018-09-21 15:21:04 
 

El pasado 3 de septiembre, hora local, en el Centro Cultural de Bucarest, se inauguró solemnemente el Festival de Experiencia Cultural Mundial de Rumania. Este evento, organizado por el gobierno rumano, es una gran fiesta donde se reúnen maravillosas exhibiciones culturales de diversos países. Bajo la temática de “Escuchar la voz del mundo”, en la zona de exposiciones interior se demostraban principalmente los instrumentos musicales de numerosos países de Asia, África, América, etc., mostrando así sus respectivas culturas musicales.

Como parte responsable de la zona de exposiciones de China, en este festival, el Instituto Confucio de la Universidad de Bucarest ofreció al público una exhibición de los instrumentos musicales chinos más representativos: Guzheng (cítara china), bombo, Changxiao (un tipo de flauta china), Xun (flauta de vasija), etc. Además se presentaron máscaras de la Ópera de Pekín, abanicos y trajes tradicionales de China, entre otra gran diversidad de objetos con destacadas peculiaridades, atrayendo a cuantiosas personas ante los stands.


Stand de China con variados objetos expuestos

El mismo día de la actividad, Ana Birchall, viceprimera ministra de Rumania, pronunció un discurso durante la ceremonia de inauguración, en el que enfatizó la necesidad de escucharse mutuamente y mejorar la comprensión en el mundo actual, afirmando además que solo con la comunicación recíproca y el avance al unísono, el mundo gozará de la paz y los pueblos podrán vivir felices. Más tarde, el coro estudiantil local deleitó a los asistentes con una serie de maravillosas representaciones.

Después de la ceremonia inaugural, Ana Birchall particularmente acudió a visitar el stand de China, donde la directora de la contraparte china del Instituto Confucio de la Universidad de Bucarest, Dong Jingbo, le explicaba el origen y el uso de los instrumentos musicales tradicionales chinos. La viceprimera ministra intentó con mucho interés tocar Guzheng y su agradable sonido atrajo a la audiencia a pararse a escuchar. Asimismo, Ana Birchall expresó su apreciación por el gran papel que desempeña el Instituto Confucio de la Universidad de Bucarest en la promoción de los intercambios amistosos entre el pueblo rumano y el chino, deseando que los dos países puedan cultivar una amistad perpetua.


Ana Birchall intentando tocar Guzheng


Foto de Ana Birchall y Dong Jingbo

Posteriormente, el día 7 de septiembre, en el pintoresco Parque Titan, se abrió el área de exhibición al aire libre del Festival de Experiencia Cultural Mundial de Rumania, en la que el Instituto Confucio de la Universidad de Bucarest presentó al público los elementos de la cultura tradicional china tales como paraguas chinos de papel-aceite, nudos chinos, trajes tradicionales, máscaras de ópera china y papel recortado. También se estableció un stand de caligrafía para que escribieran nombres en chino a los visitantes, donde se detuvieron numerosas personas, fascinadas por dicha actividad.


Stand de la cultura china

Por su parte, los maestros voluntarios del Instituto Confucio llevaron a cabo presentaciones sobre la cultura china a los visitantes, por ejemplo, las connotaciones de imágenes de cada máscara, el proceso de preparación del bordado chino, así como la estructura de los caracteres chinos. Al mismo tiempo, ellos también enseñaron al público unas frases chinas sencillas y usuales como “Nihao (Hola)” y “Xiexie (Gracias)”, que inmediatamente acortaron la distancia entre los pueblos de China y de Rumania, generando así una atmósfera extraordinariamente animada.


Una maestra voluntaria mostrando la cultura china

Además de la exhibición de objetos culturales, el Instituto Confucio preparó una variedad de espectaculares números culturales y artísticos. El baile tradicional Belleza del río Luo, con un estilo suave y elegante, acompañado por la música y las ágiles mangas largas de las bailarinas, transportaba a los espectadores a una hermosa escena descrita en el libro Shijing. Por lo demás, la enérgica y vigorosa representación de las artes marciales chinas, junto con el rico y multicolor desfile de indumentaria, también atrajeron la atención de numerosos ciudadanos que se pararan a contemplar. En fin, estas puestas en escena que combinaban la dinámica y la estática, la suavidad y la fuerza, llevaban la atmósfera festival a su clímax en ese momento.


Baile de Belleza del río Luo


Representación de las artes marciales chinas


Desfile de indumentaria


Foto en grupo de las trabajadoras del Instituto Confucio

Ya en la tarde del día 9, este Festival de Experiencia Cultural Mundial con duración de una semana se clausuraba a la puesta del sol, y el Instituto Confucio de la Universidad de Bucarest recibía toda la admiración de visitantes de varios ámbitos sociales debido a su actuación en este evento, mientras que cada vez más rumanos manifiestan un gran interés por China y por su idioma. En el futuro, el Instituto Confucio proseguirá esforzándose para mostrar el carisma de la cultura china en mayores actividades, desempeñando bien su papel de mensajero de intercambios culturales.

Texto: Xiang Jie, Du Yazhi

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes