“Aprender chino nos proporciona una sensación de logro”

[Fuente]    Diario del Pueblo [Fecha de Publicación]    2018-09-20 10:59:13 
 

En la noche del pasado 15 de septiembre, hora local, en Washington D.C., el Centro Estadounidense del Instituto Confucio celebraba su tercera reunión anual junto con la gala de entrega de premios a los alumnos distinguidos del presente año. En esta edición, los diez alumnos galardonados con el título de Alumnos Sobresalientes, procedentes del Estado de Nebraska, de California, de Kentucky, de Carolina del Norte, entre otras regiones, tienen edades comprendidas entre 13 y 75 años. Durante el evento, los alumnos compartieron sus experiencias y logros obtenidos durante el aprendizaje de chino, expresando además su afición a la lengua y la cultura china.

Douglas McDonald, un juez jubilado de la región de Boston, indicaba orgullosamente que el chino ha marcado el clímax de su aprendizaje de lenguas extranjeras, aun cuando ya domina numerosos idiomas como francés, alemán y árabe. Por lo tanto, después de haberse jubilado, acudió especialmente al Instituto Confucio para tomar parte en sus cursos. Además, Kamila Carter, proveniente del estado de California, solo tiene trece años, pero ya lleva siete aprendiendo chino. Mencionaba que el aprendizaje de este idioma le permitía sentir con más profundidad el carisma de la cultura china. Durante el evento, interpretó la canción Un corazón agradecido en lengua de signos de China, recibiendo un cálido aplauso de la audiencia. Y, por su parte, Monika Hoffarth-Zelloe, profesora de alemán en la Universidad George Mason, debido al amor que siente por chino, no solo se convirtió ella misma en alumna del Instituto Confucio, sino que también agitó la pasión de sus familiares por aprender este idioma. De todos modos, aunque cada uno de los alumnos alberga un afecto único por China y atesora su propia historia del aprendizaje de chino, todos abrigan los mismos sentimientos profundos por la lengua y la cultura de esta nación asiática.

“Aprender chino nos proporciona una sensación de logro y las conmovedoras historias de estos alumnos constituyen vívidos ejemplos”. Clayton Mote, director de la Academia Nacional de Ingeniería de EE. UU., señalaba que el Instituto Confucio ha tendido un puente para fortalecer los intercambios y la comprensión mutua entre los pueblos sino-estadounidenses, y que la docencia del chino constituye un lazo importante para forjar los intercambios culturales entre los Estados Unidos y China, lo cual beneficiará la comunicación y el conocimiento mutuo entre las poblaciones de estas dos naciones.

Durante el evento, los docentes provenientes de diversas partes de EE. UU., comentaban a nuestro periodista las transformaciones positivas que había traído la enseñanza de chino a las comunidades en las que se encontraban. Terrill Martin, de la Universidad de Kentucky, señalaba que aprender chino ayuda a los alumnos a adquirir un conocimiento nuevo y profundo sobre China. Stephen Hanson, subdirector del Consejo Escolar del Colegio William & Mary, manifestaba que, en esta antigua universidad en la que trabaja actualmente, promover la enseñanza de chino ha sido fruto del consenso común, por el que esta iniciativa ha recibido un amplio apoyo por parte de los maestros y alumnos. También manifestaba su convencimiento de que más y más alumnos aprenderían este idioma en el futuro.

Hoy en día, la comunidad de aprendientes estadounidenses de chino se está incrementando. Según las estadísticas de la US-China Strong Foundation, una organización estadounidense no lucrativa, en la actualidad hay cerca de 400 000 alumnos que se hallan aprendiendo chino en el país, cifra que duplica la de 2015. Durante este proceso, el Instituto Confucio ha desempeñado un papel relevante. Según Gao Qing, director del Centro Estadounidense del Instituto Confucio, por el momento, hay 110 Institutos Confucio y 501 Aulas Confucio en todo el país. Este centro, establecido en 2013, tiene como objetivo el fortalecer la cooperación con diversos sectores sociales de EE. UU., mejorar conjuntamente la calidad de enseñanza del chino y el nivel de promoción del idioma en el país, así como impulsar de manera amplia y profunda los intercambios humanísticos entre China y EE. UU. Asimismo, el director también expresaba su intención de seguir promoviendo en el futuro la cooperación educativa entre ambos países, así como reforzar el aprendizaje de chino de los alumnos estadounidenses y su conocimiento sobre la cultura china por medio de aportar ayuda a los Institutos Confucio de diversas partes del país, a fin de fomentar los intercambios humanísticos entre ambos países.

(Diario del Pueblo, 17 de septiembre de 2018, 3.ª edición, periodista: Hu Zexi)

Enlace del texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes