Concluye con éxito la final y la ceremonia de clausura del XVII concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios

[Fuente]    Oficina General del Instituto Confucio (Hanban) [Fecha de Publicación]    2018-08-09 10:39:32 
 

El pasado 4 de agosto, la final y la ceremonia de clausura del XVII concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios concluía exitosamente en Changsha de la provincia de Hunan, broche final perfecto a un certamen que había durado más de un mes.


Apertura de la final del concurso

Xu Dazhe, vicesecretario del Comité Provincial de Hunan del PCCh y gobernador de la provincia de Hunan; Ma Jianfei, director adjunto ejecutivo de la Oficina General del Instituto Confucio y subdirector de Hanban; Zhao Guocheng, director adjunto ejecutivo de la Oficina General del Instituto Confucio, junto con dirigentes de la provincia de Hunan, tales como Xie Jianhui, Wang Kemin, Wu Guiying, Zhang Dafang y el secretario general del gobierno de la provincia de Hunan, Wang Qun, asistían a la ceremonia de clausura y presenciaban el concurso.

De julio a agosto del presente año, 152 estudiantes universitarios provenientes de 141 divisiones de 118 países de todo el mundo, tras haber superado el proceso de rigurosa selección en las fases preliminares celebradas en el extranjero, se congregaban en Changsha para participar en la fase de “cruzar el puente”, en la eliminatoria y en la final de esta edición del concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios.

Tras una feroz rivalidad, cinco concursantes se erigían como campeones de sus respectivos continentes y subían al escenario de la final: Guan Huimin, candidata indonesia por Asia, Ding Jiaming (Anthony Ekwensi), candidato nigeriano por África, Lu Silan (Ruslan), candidato ruso por Europa, Ke Luhan (John Gardner), candidato estadounidense por América y Si Teng (Theodore Stapleton), candidato australiano por Oceanía.

La final fue presidida por Wang Han y Ouyang Xiadan. Zhang Weiwei, profesor de la Universidad de Fudan; Hai Xia, famosa locutora de CCTV; y Herbert Mushangwe (conocido también por su nombre chino Li Kaiming), director de la contraparte zimbabuense del Instituto Confucio de la Universidad de Zimbabue, formaron el jurado del concurso.

Los cantantes chinos Tengger, Yuan Yawei y Ma Sichao; la Compañía Artística Xiaoyingxing de Shanghai; el coro ucraniano LA VIVO; el cantante de Kazajistán Dimash, entre otros artistas tanto chinos como extranjeros se congregaron en el mismo escenario e interpretaron diversos espectáculos artísticos y culturales como Canto nuevo en el lago Dongting, Te amo, China y Un mundo, una familia, ofreciendo a la audiencia un extraordinario festín de conocimientos y culturas.

Cinco campeones continentales interpretan con emoción “las historias entre China y el extranjero”

La prueba final comprendía tres partes: “Soy experto de China”, “Historias entre China y el extranjero” y “Discurso libre”, a través de las cuales se evaluaba la calidad integral de los estudiantes en los siguientes tres aspectos: conocimientos acumulados, representación interpretativa y expresión oral.

En la parte de “Soy experto de China”, los cinco grupos de examinadores, formados por el ex-examinador y coleccionista de sonidos en los antiguos hutongs de Beijing, Qin Siyuan (Colin Chinnery); la “pareja transnacional de moda” Wang Shuai y Jiang Nan; “los pequeños especialistas en China” Kennedy y Deanna; “el veterano aficionado extranjero a la ópera china”, Yin Weilian (William Boyd), así como la periodista principal acreditada en China de China Arab TV, Xin Yue (Hoda Alaa), regresaron al escenario de la final para examinar a los estudiantes a través de diversas preguntas.

Cada examinador proponía tres preguntas cuya dificultad se iba incrementando gradualmente, plasmada en uno, dos y tres puntos respectivamente. Si Teng, Lu Silan, Guan Huimin y Ding Jiaming arrancaron victoriosamente el torneo, obteniendo todos la máxima puntuación de seis, mientras que Ke Luhan, a causa de una pequeña falta, quedaba ligeramente por detrás, con cinco puntos. Las excelentes respuestas de los concursantes se granjeaban constantes aplausos del público.

Terminada esta primera fase de la prueba final, los cinco concursantes se enfrentaron a la parte más desafiante del concurso: “Historias entre China y el extranjero”. Esta ronda de evaluación se centraba en valorar la habilidad comprensiva y expresiva de los candidatos respectos a diversos episodios históricos, situándolos en un entorno específico y exigiéndoles reinterpretar esos cuentos o temas históricos.

El primer grupo en subir al escenario fue el de Si Teng y Ding Jiaming, quienes llevaron a escena la historia del primer encuentro entre el sinólogo italiano Matteo Ricci, interpretado por el concursante australiano Si Teng y el científico chino Xu Guangqi, interpretado por el concursante nigeriano Ding Jiaming y su amistad que perduraría desde entonces. Los dos aspirantes representaron la traducción del libro Elementos de Euclides realizada conjuntamente entre los dos personajes históricos hace 400 años, mostrando de esta manera la maravillosa historia del intercambio tecnológico y científico entre China y Occidente.


Si Teng Y Ding Jiaming

La representación dramática de Si Teng logró recrear de forma vívida la imagen de Matteo Ricci y, Ding Jiaming, cuya representación resultó ponderada y serena, consiguió revivir a Xu Guangqi como “el pulcro y erudito precursor de la cultura sino-occidental”, de modo que el presentador de CCTV, Hai Xia lo valoraba con las siguientes palabras: “los dos han interactuado muy bien; la expresión de Jiaming es estupenda, pero la actuación de Si Teng ha resultado más expresiva”.

La joven indonesia Guan Huimin, segunda en subirse al escenario, representó un espectáculo de baile y canto titulado La historia de la señorita Chile, en el cual mostraba de manera vívida con canto y danza la historia de la introducción del chile en China desde su originaria Latinoamérica.


Guan Huimin

Guan Huimin, ataviada con traje rojo, junto con otros miembros de la “Familia del Chile”, presentaron, en forma de canción y bailes, un verdadero festín de delicias gastronómicas. La olla de “carne frita con chile” que se revolcaba en el escenario era tan llamativa que hasta Hai Xia no podía contener su admiración por esta chica: “No pensaba que de la pequeñita y encantadora Guan Huimin pudiese brotar una fuerza tan enorme”.

El último grupo en actuar fue el del ruso Lu Silan y el estadounidense Ke Luhan, los cuales, interpretando respectivamente a Xian Xinghai y Bakhytzhan Baikadamov, recrearon al unísono la amistad transnacional entre estas dos figuras durante la guerra de 1942. “El humo de la guerra ha tapado mi vista, pero, con tan solo un rayo de sol, por leve que sea, puedo sentir calor”.

Lu Silan y Ke Luhan terminaron por conquistar tanto a los jueces como al público allí presente gracias a su magistral dominio de la interpretación y a su fluida expresión oral de chino. Al director del Instituto de China de la Universidad de Fudan, Zhang Weiwei, también le sorprendía gratamente el número: “He estado completamente inmerso en su actuación y me ha conmovido mucho”.

Desde mi mirada se revela que el idioma chino es mi amante

Después de una reñida competición en las dos rondas, Lu Silan ocupaba el primer lugar, con el puntaje máximo en la primera ronda y el puntaje mejor de 29,62 en la segunda, haciendo un total de 35,62. Si Teng, en segundo lugar, lo seguía muy de cerca, con un puntaje total de 34,05, mientras que Guan Huimin, Ding Jiaming y Ke Luhan quedaban un poco rezagados ocupando el tercer, cuarto y quinto lugar, respectivamente. Por lo tanto, Lu Silan y Si Teng sobresalían y conseguían pasar a la ronda final del concurso, es decir, la de “Discurso libre”.

En la última ronda de la competición, Si Teng contaba su propia historia como mensajero de los intercambios sino-australianos. Asimismo, trataba de ganar más votos con cantos xöömei (un estilo especial de canto) y el uso de tres dialectos. Por su parte, Lu Silan mostraba su afecto por el chino en su expresión facial y sus palabras: “Desde mi mirada se revela que el idioma chino es mi amante”

El director de la contraparte zimbabuense del Instituto Confucio de la Universidad de Zimbabue Herbert Mushangwe (Li Kaiming) se mostraba muy satisfecho al contemplar las actuaciones fantásticas de los dos concursantes: “Vosotros dos habéis pronunciado discursos sumamente magníficos y habéis dejado al mundo percibir la belleza pluricultural y el encanto del idioma chino, esforzándoos por construir una comunidad de destino común de la humanidad”.


Lu Silan, ganador de esta edición del concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios

Finalizadas las tres rondas de reñida competición, Lu Silan terminó por sobresalir entre todos haciéndose con el primer puesto en esta edición del concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios, con un puntaje total de 69,40, que le hacía merecedor de los títulos de “Estrella del Idioma Chino” y “Embajador del Idioma Chino”.

Cuando le preguntaron a Lu Silan sobre la clave para un buen dominio del chino, respondía así: “Es el trabajo como guía turístico para turistas chinos. Mi experiencia como guía durante los últimos dos años ha mejorado enormemente mi nivel de chino”. Revelaba también que lo más difícil para dominar el chino radicaba en la fonética y la entonación, indicando: “La primera vez que me presenté a los turistas chinos, ninguno de ellos me entendió”.

El jovencito se enamoró del idioma chino por la correspondencia postal


El joven británico Toby y su madre Sabine

El jovencito británico Toby, de 10 años, también acudió al concurso con su madre Sabine. Toby lleva escribiendo cartas a personas de todo el mundo desde sus cinco años, y ha recibido, hasta ahora, 550 cartas de respuesta provenientes de 195 países. Tiene catorce amigos chinos por correspondencia.

Toby se enamoró del idioma chino por haber recibido cartas de respuesta desde China, por lo que acudió posteriormente al Instituto Confucio de la Universidad de Sheffield (Reino Unido) junto con su madre a aprender chino. Ahora ya puede comunicarse en chino con sus amigos por correspondencia tanto de China como de otros países. Gracias a esas cartas, ha conseguido construir un puente con el que se ha conectado con el mundo, al igual que el Puente Chino, que reúne a los jóvenes del globo a través del idioma chino.

En la final también se hallaban presentes como observadores 134 concursantes procedentes de 108 países, de los cuales algunos eran los más destacados de entre cerca de los 100 000 candidatos que habían concurrido a la fase preliminar del concurso, y otros, los concursantes excelentes de ediciones anteriores invitados a regresar al Puente Chino, incluidos el campeón Zhao Zhixing (Mohammed Elmoiez) y el campeón continental Sha Mier (Bin Muhamad Shahmeer) del año pasado.

Los ex-concursantes regresaban al escenario de Puente Chino con suma felicidad y alegría, como expresaba el vencedor de 2017 Zhao Zhixing: “Volver al Puente Chino es como volver a casa”.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes