“Se iba sintiendo enamorado de la cultura china y del pueblo chino”

[Fuente]    Diario del Pueblo - Edición de Ultramar [Fecha de Publicación]    2018-08-08 14:04:03 
 


Recientemente, una delegación de investigación compuesta por trece profesionales procedentes de diversos sectores de la sociedad búlgara acudía a Beijing para participar en el Programa de Capacitación en Cultura China 2018, organizado por la Oficina General del Instituto Confucio (Hanban). La fotografía: los integrantes de dicha delegación aprendiendo la pintura tradicional china durante el evento

Una delegación búlgara de investigación acudía hace poco a Beijing con objeto de participar en el Programa de Capacitación en Cultura China 2018, organizado por la Oficina General del Instituto Confucio (Hanban). Este grupo se hallaba compuesto por trece profesionales de diversos sectores de la sociedad búlgara, entre ellos, una profesora de la facultad de derecho, una directora de preescolar, una directora de una escuela privada, un responsable de una editorial, etc.

Esta delegación se encontraba impulsada y organizada por Iskra Mandova, directora de la contraparte búlgara del Instituto Confucio de la Universidad de Veliko Tarnovo de Bulgaria. Iskra Mandova, quien llevaba desempeñando su cargo desde hace seis años, manifestaba: “Yo albergaba el deseo de que los diversos miembros búlgaros viajaran a China y la experimentaran en primera persona. Estoy convencida de que, después de haber contemplado con sus propios ojos el desarrollo de este país, prestarán más apoyo a la enseñanza del idioma chino”.

“No esperaba que China se hubiera desarrollado tan rápidamente”

Para la mayoría de los integrantes de esta delegación de investigación, ésta era su primera vez en China y lo que les ha impresionado más ha sido el “rápido desarrollo de China”.

Neyko Genchev, director de la Editorial Faber, relató a nuestra periodista: “Tras haber venido a China he comprendido mejor la frase: solo los que no han estado en China hablarán mal de ella”.

A medida que el programa estaba llegando a su fin, Neyko Genchev no solo disfrutaba de su estancia en China, -exclamaba: “Todos los días puedo contemplar hermosos paisajes”-, sino que también “Se iba sintiendo enamorado de la cultura china y del pueblo chino”. Esperaba gozar de otra oportunidad para volver a este país.

Gelia Zakova, para quien también era su primera vez en China, es profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sofía, confesaba: “En Bulgaria, no concebía que China hubiera experimentado un tan rápido desarrollo, por ejemplo el inmediato pago a través de móviles”. A su juicio, experimentar en primera persona la China contemporánea constituía una oportunidad única, y afirmaba: “Después de volver a Bulgaria, quiero compartir con mis alumnos el hecho de que el rápido desarrollo de China se atribuye a su exitoso sistema político”.

Sasho Penov, director de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sofía y colega de Gelia Zakova, participaba también en el programa, pero ésta era ya su cuarta vez en China. “Cada vez que vengo, me causaban impresiones diferentes, pues China se desarrolla con enorme rapidez”. Sasho Penov relataba las diferencias que percibía tomando como ejemplo la visita a la Sala de Exposiciones de la Planificación de Beijing: “Desde aquí, uno puede darse cuenta de los cambios y el desarrollo de la ciudad, el transporte, etc., en sus diferentes etapas”.

Sasho Penov, quien ha estado en Beijing, Shanghai, Xiamen, Guangzhou, entre otras ciudades chinas, no solo está muy interesado por la historia china y ha leído numerosos libros sobre eso, sino que también sigue en cualquier momento el desarrollo de la China contemporánea. “He leído la versión en búlgaro de Extractos de la Noción del Sueño Chino de la Gran Revitalización de la Nación China Propuesta por Xi Jinping, y considero que, efectivamente, el sueño chino constituye el objetivo y la tarea del desarrollo de China en la actualidad y, resulta muy vigoroso”, expresaba Sasho Penov.

“El chino es el primer idioma extranjero de las escuelas”

Antes de llegar a China, Olga Yalamova, directora de la Escuela Privada Secundaria “Evlogi and Hristo Georgievi”, ha colaborado con el Instituto Confucio de la Universidad de Veliko Tarnovo. “Uno de nuestros profesores de chino proviene del Instituto Confucio y, precisamente gracias a este apoyo ofrecido por el Instituto Confucio, nuestra docencia del chino se ha desarrollado viento en popa”, manifestaba la directora y añadía: “Los estudiantes de primer curso en nuestra escuela han alcanzado el nivel 1 del Examen del Nivel de Chino (HSK)”.

La Escuela Privada Secundaria “Evlogi and Hristo Georgievi” fue fundada en 2015 por inspiración del marido de Olga Yalamova. “Se dedicaba a la industria financiera. Al ver que China se estaba desarrollando rápidamente y que el chino se estaba convirtiendo en un idioma cada vez más popular, quería crear una escuela que impartiese el chino como la primera lengua extranjera, a fin de que los jóvenes disfrutaran de más oportunidades laborales en el futuro”, recordaba Olga Yalamova.

En la actualidad, hay ocho aulas en la Escuela Privada Secundaria “Evlogi and Hristo Georgievi”, y el menor de sus estudiantes tiene solo cinco años. En la etapa de primaria, los estudiantes reciben 10 clases de chino por semana, cantidad que pasa en la escuela secundaria a 18 semanales. “Los padres envían a sus niños a nuestra escuela justamente por las clases de chino que incluimos”. Olga Yalamova esperaba que los estudiantes pudieran estudiar en China tras su graduación, convirtiéndose así en un puente de intercambios entre China y Bulgaria.

Raya Mateva, teniente de alcalde de la ciudad de Targóvishte, Bulgaria, sentía también la pasión por el chino.

“Mantenemos una estrecha cooperación con el Instituto Confucio de la Universidad de Veliko Tarnovo, lo cual constituye un poderoso respaldo para la implementación de la enseñanza del chino. En nuestra ciudad hay en total tres guarderías infantiles y una escuela de secundaria que ofrecen clases de chino. En los guarderías infantiles, los niños, por su corta edad, necesitan que sus padres les planifiquen los idiomas extranjeros que aprenderán. Verás que cada vez más padres elegirán el aprendizaje del chino para sus hijos”. Según Raya Mateva, el municipio de Targóvishte también ha proporcionado abundante apoyo a la enseñanza del idioma chino, por ejemplo, la resolución de problemas del alojamiento de los profesores de chino, etc.

Las observaciones de Iskra Mandova confirmaban también los sentimientos de las dos miembros : “Antes, la mayoría de las escuelas ofrecían el inglés como el primer idioma extranjero, pero, ahora, cada vez más escuelas tornan su atención hacia el chino como la primera lengua extranjera”.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Ciencia y Educación de Bulgaria, en la actualidad, más de 20 escuelas búlgaras de primaria y secundaria han establecido cursos de chino, mientras que casi 800 estudiantes de primaria y secundaria se encuentran aprendiendo este idioma asiático.

“Puedan aprender chino y, simultáneamente, comprender la cultura china”

A juicio de los integrantes de esta delegación de investigación, idioma y cultura se hallan indisolublemente relacionados, así que difundir la cultura china reviste pareja importancia. La Escuela Privada Secundaria “Evlogi and Hristo Georgievi” establece como objetivos de desarrollo la implementación a largo plazo de la enseñanza del idioma y la cultura de China, al mismo tiempo, la fundación de tanto cursos de capacitación relacionados con los exámenes de nivel de chino, como programas de seguimiento de capacitación y estudio para que los estudiantes acudan a China en el futuro.

Según Olga Yalamova, la escuela organiza a menudo actividades sobre la cultura china. Especialmente con motivo de festivales tradicionales chinos como la Fiesta de la Primavera y el Festival de Medio Otoño, organiza a los estudiantes para elaborar ravioles chinos o pasteles de luna. “Se alternan contenidos de enseñanza como las técnicas del papel recortado y la caligrafía en ocasiones comunes, para que los estudiantes puedan aprender chino y, simultáneamente, comprender la cultura china”.

La ciudad de Targóvishte también celebra frecuentemente actividades culturales chinas, que gozan de una excelente acogida por parte de la población local. “Todos los ciudadanos participarán en las actividades que sean de gran magnitud”, Raya Mateva indicaba: “Las actividades culturales se han convertido en una ventana para que los búlgaros conozcan China”.

Neyko Genchev también conocía la cultura china a través de los chinos residentes en Bulgaria: “Los chinos son muy diligentes y bondadosos, lo que también está en línea con mi comprensión de la antigua filosofía china”.

En su opinión, no solo deberían todos darse cuenta de que China, como un país con una antigua civilización, cuenta con una larga historia y una espléndida cultura, sino que también deberían concentrar su atención en el rápido desarrollo logrado por China en tan corto tiempo.

Entre los planes de publicación de la Editorial Faber para el próximo año, se incluye un conjunto de “enciclopedias” sobre la cultura, el arte, la poesía etc, de China. “Esto responde a la demanda del mercado, es decir, la gente quiere conocer China. Pero la cultura china existe como un todo. En la actualidad, parece que la gente sabe mucho sobre la historia china, sin embargo, les falta compresión sobre la China contemporánea, lo que, por lo tanto, constituye también una de las futuras direcciones de trabajo de la editorial”, manifestaba Neyko Genchev.

(Diario del Pueblo - Edición de Ultramar, 3 de agosto de 2018, 9.a edición, periodista: Zhao Xiaoxia; fotografías: la Universidad de Lenguas y Culturas de Beijing)

Enlace del texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes