Por el “Combate de artes marciales en el país de las mil colinas”, se dirige la mirada hacia la nueva perspectiva de la promoción de las artes marciales chinas
-El Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda acoge el Torneo Internacional de Invitación de las Artes Marciales de China 2018

[Fuente]    Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda [Fecha de Publicación]    2018-07-18 15:02:36 
 

 

Del pasado 9 al 10 de junio, hora local, el Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda acogía el Torneo Internacional de Invitación de las Artes Marciales de China 2018, al que asistían más de 200 concursantes de artes marciales provenientes de Tanzania, Congo-Kinshasa, Zambia, Kenia y Ruanda. Asimismo, centenares de la población local también se sintieron atraídos a acudir a la escena de esta animada competición para presenciarla, mientras varios medios de comunicación chinos y extranjeros daban cobertura a todo el evento.

Posteriormente, los equipos representantes de cada país ofrecieron actuaciones como aperitivo al dicho concurso, en las que se elevaban por los aires, rodaban por el suelo, daban amplias patadas, exhibían la apertura de piernas, etc., movimientos que suscitaban oleadas de admiración entre el público, mientras numerosos espectadores también grababan estos momentos impactantes con sus teléfonos móviles.

La sección de espectáculos en la ceremonia de apertura ofrecida por el Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda destacó en todo el evento. Las canciones Uno, dos, tres, cuatro, canción para guerreros y Risas por el inmenso mar, adaptadas e interpretadas por el Coro del Instituto Confucio para el Equipo Nacional de Artes Marciales de Ruanda, resultaban una agradable sorpresa para la audiencia. La representación de Levantarse con el canto del gallo para practicar, integrada con los puños que imitan a animales como Boxeo de Arhat en el Sueño, Boxeo Borracho, Boxeo de la Serpiente y Boxeo de la Escorpión, combinaba el entrenamiento cooperativo de las artes marciales y el Boxeo de Shaolin, despertando gran interés entre los espectadores asistentes. El Taichí Preguntar al cielo púrpura, interpretado conjuntamente por maestros del Instituto Confucio, miembros del Club de Artes Marciales y del Club Infantil de Artes Marciales de dicha institución, arrancaba continuos aplausos de los allí presentes. En el teatro de artes marciales Después de la escuela presentado por el Club Infantil de Artes Marciales del Instituto Confucio, los puños de mono y el Kungfu de niños ejecutados por los pequeños intérpretes animaban plenamente a toda la audiencia.


Representación de Taichí Preguntar al cielo púrpura


Representación del Kungfu de niños

Más de 30 participantes procedentes de Zambia, Kenia, Tanzania y Congo-Kinshasa, ataviados con uniformes de variados colores, presentaron al público allí presente una maravillosa actuación de artes marciales, en la que todos los espectadores no podían sino mostrarse admirados y sorprendidos por los vigorosos movimientos y la majestuosidad de que “Las mujeres son tan excelentes como sus compañeros masculinos” de las concursantes. Como el dicho “Resistir el impacto de millones de enormes olas con vigor, con la sangre encendida como los rayos del rojo sol”, al son de El hombre debe encontrar la fortaleza en su interior y Kungfu chino, junto con otras poderosas canciones clásicas, los concursantes hacían gala de su fortaleza y lanzaban miradas de acero, impactando a los allí presentes tanto visual como auditivamente, también insuflándoles emoción e inspiración espiritual a los chinos allí congregados.

Este torneo internacional comprendía diversos números de rutinas y de Sanda (combate libre), tales como Puño de Cinco Pasos, Puño Sureño, Puño Largo, Habilidad de Espada, Espada Sureña, Técnica de Palo, Palo Sureño, Habilidad de Lanza, Manejo de Espada, etc. Además, se disponían grupos de rutinas para niños, mujeres y adultos varones en la sección de números de rutinas. Al final, el equipo del Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda logró en total tres medallas de oro, siete de plata y una de bronce.


Concursante del grupo de rutinas para niños representando el Puño de Cinco Pasos


Competición de rutinas del arte de la espada


Competición de rutinas del arte del palo


Competición de rutinas del arte de la lanza


Competición de Sanda en la categoría de 70 kilogramos

En la ceremonia de clausura, Uwiragiye Mark, presidente de la Asociación Nacional de Artes Marciales de Ruanda, agradecía en su discurso al Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda su gran apoyo a la competición. Mientras, Rao Hongwei, embajador chino en Ruanda, y John Ntijangwa, secretario permanente del Ministerio de Cultura y Deportes de Ruanda, realizaban la entrega de premios a los ganadores.


Rao Hongwei entregando un premio a uno de los ganadores

Zhang Xian, director de la contraparte china del Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda, explicaba que la celebración de este evento internacional de artes marciales por parte del Instituto Confucio tenía como objetivo transmitir la iniciativa de “paz y desarrollo” a África y al mundo entero, albergando la esperanza de que los pueblos disfruten de salud y felicidad, de que los países se desarrollen con prosperidad y el mundo se mantenga en paz y estabilidad. Expresaba además sus expectativas de que, en el futuro, este concurso se celebre por turnos en más países, de modo que cada vez un mayor número de chinos residentes en diferentes países africanos participen en la promoción de las artes marciales chinas, al mismo tiempo que cada vez más amigos africanos se incorporen al entrenamiento de este deporte chino.


Foto grupal de los concursantes


Foto grupal de los miembros del Club de Artes Marciales del Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda

Según Su Wen, profesor de artes marciales del Instituto Confucio de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional de Ruanda y consultor de la Asociación Nacional de Artes Marciales de Ruanda, este país africano posee una sumamente óptima atmósfera para la práctica de Kungfu chino, así como una amplia participación de la población con una larga historia, por lo que el desarrollo de las artes marciales mostraba una tendencia a la propagación: “Empezar desde la niñez y dar importancia al equilibrio de géneros”. En la actualidad, en Ruanda existen 23 clubes de artes marciales, que se distribuyen en distintas provincias y ciudades de todo el país, con cerca de 2 500 estudiantes registrados. Este torneo internacional, para la élite de las artes marciales de Ruanda, constituye un “Combate de artes marciales en el país de las mil colinas”. Además, como hay muchos aficionados ruandeses a las artes marciales chinas en su país, los cursos de esta disciplina han comenzado a adentrarse, por niveles, en las escuelas primarias, secundarias y universidades locales.

Texto: Su Wen

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes