En Hunan, estudiantes universitarios provenientes de 118 países entablan una batalla en chino de la que surgen los 30 mejores concursantes del mundo

[Fuente]    Chinanews.com [Fecha de Publicación]    2018-07-18 14:54:07 
 


Concursantes respondiendo a las preguntas

Foto cortesía del grupo del programa

En pleno mes de julio de este verano, se inauguraba de forma apasionante en Changsha, Hunan, el XVII concurso internacional de chino Puente Chino para estudiantes universitarios. Dentro de un mes, un total de 152 concursantes provenientes de 141 divisiones de 118 países alrededor del mundo competirán su “Kungfu” del idioma chino en la fase eliminatoria y la final .

El número de concursantes de esta edición de Puente Chino ha alcanzado un nuevo récord, y su nivel de chino también ha resultado más alto que el de las ediciones anteriores. De esa manera, el pasado día 10, tras una intensa competición en la sección de “preguntas y respuestas” durante las semifinales, salían a la luz los 30 mejores concursantes del mundo, quienes se clasificaban para pasar a la final; dentro de esta treintena de finalistas se encontraban cuatro concursantes del grupo de Oceanía, seis del grupo de África, seis del grupo de América, siete del grupo de Europa y siete del grupo de Asia.


Concursantes meditando su respuesta

Foto cortesía del grupo del programa

De acuerdo con las reglas, los concursantes, divididos en grupos según sus continentes de procedencia, respondían a través de una máquina. El número de concursantes de cada grupo que superaba la prueba dependía de la proporción de sus participantes. Las notas de la eliminatoria se añadían a la puntuación obtenida previamente durante la fase de “cruzar el puente”, y el concursante que alcanzaba primero los 100 puntos se adelantaba para la próxima fase. El contenido de las preguntas cubría diversos ámbitos de conocimiento del idioma chino, tales como historia, geografía, cultura, y otros aspectos de China, con el principal objetivo de evaluar la familiaridad de los concursantes con la historia, la cultura y las condiciones nacionales del país.

En ese día, los concursantes, ataviados con los trajes con características de sus respectivos países, subían al plataforma para responder a las preguntas, donde algunos respondían con tranquilidad y calma, algunos fruncían el ceño sintiéndose abrumados y otros levantaban las manos y soltaban vítores después de haber entregado la respuesta.


Concursantes respondiendo nerviosamente a las preguntas

Foto cortesía del grupo del programa

Si Teng, extrovertido y alegre concursante australiano que ha pasado tres años estudiando chino, tomó la delantera en la clasificación. Ha estudiado chino sucesivamente en la Universidad de Tsinghua y en la Universidad de Pekín. No solo dominaba el chino mandarín, sino que también era bueno imitando los acentos de diversas regiones chinas, por ejemplo, hablaba con gran habilidad el dialecto de Sichuan, el de Dongbei y el de Beijing.

“Cuando llegué a China en 2015, me enamoré mucho de esta tierra. Me gustan especialmente la gastronomía, el arte contemporáneo y la cultura budista de China, y espero poder continuar estudiando una maestría en este país en el futuro”, manifestaba Si Teng.

Al mismo tiempo, el concursante costarriqueño Paul también logró obtener una clasificación valiosa para la final. Este joven se ha especializado en Derecho y Economía en la Universidad de Lenguas y Culturas de Beijing y su sueño radica en ser un embajador de Costa Rica en China para tender un puente de amistad entre los dos países.

Aunque el jugador neozelandés Ren Dao no obtuvo la calificación necesaria para su pase a la final, manifestaba que continuaría participando en el Puente Chino en el futuro. “Esta competencia me ha brindado la oportunidad de comunicarme con los concursantes de diferentes países del mundo. Me siento muy feliz. Aunque no soy tan bueno en el idioma chino en comparación con otros participantes, estoy convencido de que mi nivel lingüístico aumentará tras un año de aprendizaje en China”. En septiembre de este año, comenzará sus estudios en la Universidad de Fudan.

Según se nos informa, para la final de esta edición del Puente Chino, se establecía por primera vez una “gran aula de intercambios entre China y el extranjero”, trasladando la clase al escenario para crear un aula divertida y dotar de alegría al aprendizaje de chino. En cada número del programa invitarán a tres examinadores chinos y extranjeros para formular preguntas y hacer una interacción con los concursantes. Aparte de responder a las preguntas, en la final también se organizará un nuevo juego en idioma chino bajo el formato de “superación de obstáculos”, a fin de que los concursantes puedan intercambiar y competir sus conocimientos en torno a la cultura del idioma chino.


Foto en grupo de los 30 mejores del mundo de Puente Chino

Foto cortesía del grupo del programa

“En esta edición del concurso, las preguntas son muy difíciles, ya que se trata de múltiples aspectos sobre China, tales como la historia, la cultura, etc. Sin embargo, los concursantes podían enfrentarlas con calma, y su nivel de chino resultaba muy por encima de lo imaginable”. Así se expresaba Chen Ming, “profesor responsable” de la clase, quien también afirmaba que el concurso Puente Chino hace referencia a un puente cultural que transmite la cultura china al mundo entero, a fin de que más personas aprendan el idioma chino y conozcan la cultura de esta nación.

Seguidamente, los concursantes que no han pasado a la final, visitarán la empresa CRRC Zhuzhou Locomotive Co. Ltd., el Museo Provincial de Hunan, la Isla de Naranja de Changsha y la milenaria academia Yuelu para obtener la experiencia de un “viaje de estudio”. Por su parte, los 30 mejores concursantes que han ingresado en la final se enfrentarán a una prueba del chino aún más intensa e interesante.

(chinanews.com, en Changsha, 11 de julio, periodista: Tang Xiaoqing)

Enlace de la noticia original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes