Comunicado: El equipo de profesores del chino “no prestados”

[Fuente]    xinhuanet.com [Fecha de Publicación]    2018-06-14 13:43:02 
 

“¿Disculpe, ¿es usted profesor de nuestra facultad?”

“Sí, soy maestro de la Facultad de Idiomas”.

“¿Cuál es su apellido?”

“Mi apellido es Zhang”.

“Permítame presentarme. Ésta es mi tarjeta personal”.

……

En el Colegio de Luyanzi, centro de enseñanza de la Universidad Makerere (Uganda), los estudiantes estaban recitando el texto sobre la tarima en un roleplay.

Desde marzo de este año, 35 profesores jóvenes procedentes de distintas escuelas secundarias de toda Uganda han acudido al Colegio de Luyanzi para llevar a cabo una capacitación intensiva de forma cerrada de nueve meses de duración. Una vez que termine la formación a finales de año, ellos podrán regresar a sus respectivas escuelas para ejercer de maestros del chino. Este programa de “Incubación de Docentes Nativos de Uganda” que adopta un nuevo modelo didáctico, en el futuro, dejará a este país un equipo de maestros del chino “no prestados”.

Hilda, estudiante de 23 años, es la maestra de inglés de la Escuela Superior de Engejo, a 40 kilómetros al norte de la capital, Kampala. “Cuando mi escuela publicó la convocatoria de selección para la capacitación de maestros de chino, no dudé en registrarme”, expresaba Hilda: “Aprender bien el chino puede mejorar mi competitividad en el trabajo”.

El estudiante Justus, proveniente de la Escuela Secundaria de Kabale Trinity, a más de 400 kilómetros al este de Kampala, es un maestro del idioma suajili. “Lo difícil del aprendizaje de chino radica en la escritura de caracteres, los tonos y el uso de los clasificadores. Después de dominar algunas normas, me doy cuenta de que este idioma se vuelve cada vez más interesante”.

En su tiempo de ocio, a estos futuros maestros de chino les empezó a gustar jugar al ping-pong. Al principio, solo un estudiante de la clase sabía jugarlo, pero en la actualidad, más de veinte estudiantes ya lo practican.

Habiendo conocido las reglas del partido de ping-pong y practicado este deporte, Alan creía que el espíritu de esta práctica deportiva se parece mucho al de “nunca rendirse” que posee el pueblo chino. “Los chinos abrigan confianza y esperanza hacia su futuro, nunca se sienten arrogantes ni adoptan una actitud imprudente ni se rinden hasta el último momento”.

Qian Mingmin, de la Universidad Normal de Zhejiang, es una profesora de este curso de capacitación de chino y enseña principalmente gramática y vocabulario de chino.

Ella explicaba que, durante el primer mes de formación, impartía clases tanto por la mañana como por la tarde, pero más adelante se dio cuenta de que muchos estudiantes no podían digerir los conocimientos con este modelo de enseñanza de “alimentación forzada”. “Por consiguiente, después de haber entablado una discusión con los expertos nacionales en la enseñanza de chino, decidimos adoptar el modelo didáctico de ‘interiorización de conocimientos’, asimismo, cambiamos los cursos de después de las tres y media de la tarde en un asesoramiento fuera de clases, con el objetivo de guiar a los estudiantes en sus deberes y responder a preguntas de su interés”.

Según consta, el programa de “Incubación de Docentes Nativos de Uganda”, solicitado originalmente por el Ministerio de Educación de Uganda y establecido bajo la cooperación entre la Oficina General del Instituto Confucio (Hanban) y el Ministerio de Educación de Uganda, tiene como objetivo innovar la forma de capacitación de los profesores locales de chino y se desarrolla en tres fases. Cada fase se divide en cuatro etapas de enseñanza y evaluación. En la primera y segunda etapa se imparten cursos como chino general, capacidad auditiva, expresión oral, escritura, y se lleva a cabo presentaciones sobre la historia, la cultura y los conocimientos de la situación general de China. Después de la tercera etapa, se agregan los conocimientos profesionales de chino, las técnicas y metodologías de enseñanza, entre otros contenidos, a fin de ayudar a los estudiantes a pasar el examen HSK de nivel cuatro. Después de esta capacitación de tres fases, se estima que el número de participantes formados alcanzará un total de 100 personas.

Hong Yonghong, director de la contraparte china del Instituto Confucio de la Universidad Makerere, presentaba que cada año Hanban envía a unos 20 maestros de chino a dicha institución africana, junto con un profesor local de chino, para realizar la enseñanza lingüística. Pero solo con los esfuerzos de estos más de 20 docentes, no se satisface plenamente la necesitad de desarrollar la enseñanza de chino en toda Uganda.

Enseñar a uno a pescar es mejor que darle un pescado. Hong Yonghong indicaba: “Este novedoso modelo de capacitación basado en el programa de incubación ha fortalecido la formación de los maestros locales de chino, lo que puede suplir de manera eficiente las deficiencias de la escasez de docentes del chino, y también podrá formar un equipo de maestros nativos que siempre se hallen arraigados en la localidad.

“Todos los aprendientes aprecian bastante esta oportunidad de aprendizaje que se adquiere arduamente, y estudian con suma diligencia. Muchos se levantan a las seis de la madrugada para empezar a aprender, y siguen persistiendo en el estudio en el aula después de haber terminado las clases a las diez de la noche,” relataba Qian Mingmin.

En la actualidad, una de las tareas importantes del Instituto Confucio radica en la formación de maestros locales de chino. El Instituto Confucio de la Universidad Makerere, llevando a cabo esta capacitación intensiva de manera cerrada y a tanta escala, se convierte en la primera institución piloto de su tipo que ejecuta este proyecto de docentes locales de chino en el extranjero.

En la acción de formación e incubación de los maestros nativos, mediante el fortalecimiento de gestión y práctica didáctica, mejoramos el nivel de chino y la capacidad de enseñanza de los profesores locales, a fin de lograr convertirles en una fuerza estable de recursos docentes del idioma chino, de ahí que ellos ayuden a más ugandeses a aprender esta lengua asiática y a experimentar la cultura china,” explicaba Hong Yonghong.

Oswald Ndoleriire, director de la contraparte ugandesa del Instituto Confucio de la Universidad Makerere, afirmaba que su institución había establecido una relación de socio con el Centro Nacional de Desarrollo Curricular de Uganda para promover la enseñanza de chino en las escuelas secundarias ugandesas. “Después de la finalización del ‘Programa de Incubación de Docentes Nativos de Uganda’, se impartirán cursos de la lengua china en 100 escuelas”.

“Aquí cada maestro nativo es la chispa que hace prender la difusión de chino en Uganda, y constituye además la base más sólida para el desarrollo de la enseñanza de chino en este país africano,” sentenciaba Grace Baguma, directora del Centro Nacional de Desarrollo Curricular de Uganda.

(Agencia de Noticias Xinhua, en Kampala, 10 de junio, periodista: Zhang Gaiping)

Enlace del texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes