La razón de la “fiebre por el chino” que se vive en el extranjero radica en la “fiebre por China”

[Fuente]    Gmw.cn - Diario Guangming [Fecha de Publicación]    2018-06-06 13:20:15 
 

En los últimos años, proliferan, en medios de comunicación tanto chinos como internacionales, los reportajes sobre el imparable ascenso de la “fiebre por el chino” llevado a cabo en diversos países. El idioma constituye uno de los rasgos más importantes de su nación, paralelamente, la influencia y la fuerza de difusión lingüística se convierten cada día más en un reflejo del poder integral de un grupo étnico o un país. Por lo tanto, la “fiebre por el chino” que se despierta en ultramar, realmente manifiesta el encanto internacional de China en la cooperación de beneficio recíproco, de su gran responsabilidad y autoconfianza cultural.


El 28 de octubre de 2017, los finalistas de la X edición del concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes de secundaria subiendo al escenario del evento. Publicada por la Agencia de Noticias Xinhua

El beneficio mutuo y ganar-ganar constituye la importante fuerza motriz

La dificultad que reviste el estudio del idioma chino no impide la pasión por su aprendizaje. El fenómeno de la “fiebre por el chino” que aparece en ultramar se debe fundamentalmente al enorme mejoramiento del poder integral y de la influencia internacional de China, mientras que la cooperación económica de beneficio mutuo y ganar-ganar sirve como el motor esencial para su promoción.

En primer lugar, las empresas chinas en el extranjero demandan a un cada vez mayor volumen de personal local que domine el chino, especialmente para aquellas dedicadas al comercio internacional, los empleados que manejan esta lengua normalmente disfrutan de mayor ventajas tanto a la hora de su contratación como en su salario. Así que, las ventajas idiomáticas existentes en la competencia profesional desempeñan un papel orientador y modélico, influyendo a los jóvenes extranjeros en sus opciones de aprendizaje de una lengua extranjera.

En segundo lugar, gracias a las nuevas cifras récord alcanzadas a menudo por el turismo chino al extranjero, así como a su notable capacidad de consumo, “aprender a hablar chino” se ha convertido en una realidad del mercado a la que tienen que enfrentarse a diario los establecimientos comerciales del extranjero. La economía ha conformado un nuevo escenario en el que la cultura actúa desempeñando su activo papel, algunos profesionales ya empiezan a tener conciencia de conocer la cultura china y comprender las costumbres de vida, el modo de ser, e incluso la tradición cultural del pueblo chino.


El pasado 27 de mayo, la XVII edición del concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios y la fase preliminar en la división de Suiza de la XI edición del mismo concurso para estudiantes de secundaria se celebró en la capital suiza de Berna. La imagen muestra la representación de artes marciales durante el concurso. Foto por la Embajada de China en Suiza

En 2017, el Día Nacional de China se calificó como el “Día de China para el Mundo”, puesto que los turistas de esta nación asiática descubrían sorprendidos, a la puerta de numerosas tiendas de diferentes países, carteles redactados en caracteres chinos con el mensaje de “Se acepta el pago con Alipay o Wechat”, e incluso que, los dependientes extranjeros podían desempeñar su labor de atención al cliente con cierta soltura en chino mandarín. Aunque su nivel lingüístico no les permitía comunicarse con total fluidez con los turistas chinos, los extranjeros, de diferentes nacionalidades, manejaban con suma habilidad algunas expresiones sencillas de saludo, tales como “你好 (hola)”, “谢谢 (gracias)”, “再见 (adiós)”, etc., en un gesto de amable cortesía.

Al mismo tiempo, algunas familias extranjeras, con visión de futuro y optimista respecto a las perspectivas del desarrollo de China, están embarcando a las siguientes generaciones en la formación de habilidades en chino, porque consideran que el dominio de este idioma ayudará a sus hijos a desarrollarse desde un punto de partida más avanzado. Como el principal obstáculo con el que se encuentran en el aprendizaje de chino consiste en la identificación de caracteres y en la pronunciación de los cuatro tonos, los aprendientes buscan un ambiente propicio para su aprendizaje de inmersión en el idioma, así que los empleados de servicio doméstico que dominan el chino son especialmente preferidos y, al convertirse en superiores instructores privados, disfrutan de ingresos notablemente altos al resto ordinario. Asimismo, para mantener un entorno de aprendizaje incesante del chino, estas familias emplean en gran medida en su vida la técnica de la inteligencia artificial de audio u otras aplicaciones de móvil que permiten la traducción instantánea entre su lengua materna y el chino.

El Instituto Confucio sirve como propulsor

En los 14 años transcurridos desde la fundación de tres Institutos Confucio en tres países en 2004, se han establecido más de 500 Institutos Confucio y más de 1 000 Aulas Confucio en más de 140 países del mundo. El rápido desarrollo de esta institución llega a ser una esplendorosa tarjeta de presentación de China.

Durante los últimos años, los Institutos Confucio en el extranjero se hallan inmersos en un proceso de transición en que van de un desarrollo extensivo hacia uno intensivo, además con un creciente grado de estandarización. Dicha institución depende principalmente de los recursos universitarios del país anfitrión para lograr la incorporación del idioma chino al sistema establecido de cursos universitarios, atraer a estudiantes mediante actividades culturales singulares y mecanismo de incentivos, así como procurar el desarrollo sostenible y saludable de la educación de chino a través de la capacitación de profesores locales. Por otro lado, el Instituto Confucio ha invertido enormes esfuerzos en la programación de clases de chino para extranjeros, impartiendo cursos de base cero, intermedios y superiores según diferentes niveles lingüísticos de los estudiantes, y ha empleado materiales didácticos traducidos al idioma local, a fin de llevar a cabo una enseñanza situacional que facilita la interacción efectiva entre profesores y estudiantes. Al mismo tiempo, este centro docente extiende activamente sus puntos de docencia en las escuelas primarias y secundarias, así como en las universidades para mayores, con objeto de ofrecer distintos cursos adaptados a la diversidad de características de aprendientes e implementar planes educativos con enfoques diferentes, por ejemplo, se adopta principalmente la enseñanza por tareas en los ámbitos del comercio, el turismo, la medicina tradicional china, la música, entre otros cursos especiales. Bajo la guía del profesorado, los estudiantes refuerzan su confianza a través de la práctica de tareas en escenas de simulación, garantizándose así la aplicación de lo aprendido en contextos reales.

A medida que se forma una comunidad simbiótica entre las dos universidades china y extranjera que cooperan para la fundación del Instituto Confucio, se fortalecen aún más los intercambios culturales entre los jóvenes de ambos países relacionados, promoviendo así la profundización del progreso de esa “fiebre por el chino”. Con el apoyo de los proyectos normales de Hanban y, mediante diversas formas de programas de visita a China como campamentos de verano y de invierno en este país, tres ciclos de conferencias de expertos, de presentaciones culturales y artísticas, y de exposiciones culturales, o concesión de becas por parte del gobierno chino o la financiación del proyecto Puente Chino en ultramar, etc., se fomenta aún más la comunicación entre los estudiantes excelentes y las asociaciones juveniles tanto chinos como extranjeros, estrechándose sus vínculos de amistad y ampliándose su horizonte internacional, con el objetivo de inspirarles, bajo una nueva óptica, la reflexión en torno a las responsabilidades y misiones que deben asumir los jóvenes contemporáneos.

La autoconfianza cultural representa la fuerza fundamental

Según el informe del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China, la autoconfianza cultural se erige como una fuerza más fundamental, más profunda y más duradera en el desarrollo de un país o un grupo étnico. Con el continuo aumento de la posición e influencia internacional de China, este país asiático viene asumiendo sus responsabilidades debidas de una gran potencia. Al mismo tiempo, para ese ascenso pacífico de China no recurre al uso de la fuerza armada ni a la interferencia para lograr el hegemonismo, sino que opta por impulsar la construcción de “una comunidad de destino común de la humanidad” en base a la forma de la cooperación de beneficio mutuo, lo que obtiene admiración entre todos los países del mundo.

Como más y más países muestran su interés por fomentar intercambios y cooperación con China, ellos necesitan conocer la cultura china que sustenta el avance incansable del país. La cultura china es una destacada cultura tradicional con 5 000 años de historia a sus espaldas y que ha experimentado una transformación creativa y un desarrollo innovador, al mismo tiempo, ha abarcado los espíritus, valores y fuerzas de este gran país alzados por medio de la absorción y integración de las culturas extranjeras. Su esencia nuclear no radica en un juego de suma cero, sino en la cooperación y el diálogo. El idioma es portador de su cultura, por lo que solo a través de la comprensión del idioma chino se puede conocer la cultura china y así entender plenamente la concepción de la comunidad de destino común de la humanidad, basada en la compartición de bienestar y dificultades, y en la convivencia y la cooperación, ostentada en la frase “El agruparse es facultad exclusiva del ser humano”. En el futuro, el pensamiento humanista de la cultura china llegará a ser una profunda temática que atraiga la atención de la “fiebre por el chino” en ultramar.

(Autor: Wei Wanlei, profesor ejecutivo de la Facultad de Humanidades de la Universidad de la Academia China de Ciencias Sociales y antiguo primer director de la contraparte china del Instituto Confucio de la Universidad de Gdansk, Polonia)

(Diario Guangming, 30 de mayo de 2018, 12.a edición, autor: Wei Wanlei)

Enlace del texto original

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes