Comunicado: Ofrecen un mundo diferente a los niños del Reino Unido
- Registro de profesores chinos que siembran semillas del idioma chino

[Fuente]    xinhuanet.com [Fecha de Publicación]    2018-05-09 14:52:13 
 

“Caminar, saltar, correr, parar”. En el aula de segundo grado de la Escuela Primaria de Muswell Hill, Londres del norte, una joven profesora china guiaba a un grupo de niños rubios y con ojos azules a entonar canciones infantiles en chino alegremente, con pronunciación clara, expresión auténtica.

La que dirigía a cantar a los niños era Tang Huan, una joven de Chengdu nacida en la mitad de los años 80. Era profesora de inglés en una escuela secundaria en su ciudad desde que se había graduado de la universidad en 2011, pero en septiembre de 2016, fue seleccionada y enviada a trabajar en el Instituto Confucio de la Universidad South Bank de Londres, y posteriormente se quedó en la Escuela Primaria de Maswil Hill para enseñar el chino.

Después de las canciones infantiles, Tang Huan mostraba imágenes de frutas con diapositivas y enseñaba a los niños a leer los nombres de las frutas en chino. Treinta niños se apresuraron a levantar la mano para responder: “manzana”, “plátano”, “naranja”..., ya conocían muchos nombres de frutas en chino.

Más tarde, otra joven profesora china, Jiao Yang, ayudó a los niños a repasar los pictogramas que habían aprendido antes, como “montaña”, “luna”, “agua”, “puerta”, etc. Los niños recordaban fácilmente el significado de estos caracteres gracias a su forma. En cuanto al carácter (preguntar) que mostraba Jiao Yang posteriormente, muchos niños se quedaban confundidos. Como este carácter se compone de (boca) dentro del (puerta), los niños suponían el significado de “la boca dentro de la puerta”. Algunos pensaban que era buzón y otros creían teléfono, no se dieron cuenta finalmente hasta que la profesora Jiao Yang les recordaba que si hacía una visita a alguien, ¿qué dirían después de llamar a la puerta?

El trabajo en clase consistía en la pintura según los caracteres determinados, es decir, combinar el significado con la figura del carácter para dibujar un cuadro de acuerdo con su imaginación. Los niños, por su parte, dibujaron imponentes y elevadas cordilleras con el , y bosque denso con el , profundizando así su comprensión de los caracteres chinos entre risas.

Tang Huan, Jiao Yang y otros tres voluntarios chinos se encargan de la enseñanza de chino en 14 clases y a 420 estudiantes en toda la escuela. A cada grupo imparten una clase de chino a la semana, por lo que la tarea didáctica es muy pesada.

La metodología didáctica de las dos profesoras se ajusta relativamente según diversa edad de los estudiantes. Ellas animan a los niños de cursos inferiores a pintar, hacer manualidades y otras actividades interesantes, debido a que ellos se concentran en limitado tiempo generalmente; por otro lado, como los estudiantes de cursos superiores disponen de mejores habilidades en pensamiento y expresión lingüística, normalmente les presentan contenidos con connotación cultural como ciudades o historias de China.

Además de los cursos obligados, Tang Huan y Jiao Yang organizan un club de chino para enseñar conocimientos de avance a los estudiantes con más tiempo libre dos noches a la semana. Asimismo, invitan a los voluntarios del Instituto Confucio a venir a enseñar artes marciales chinas una vez a la semana, a fin de cultivar el interés de los estudiantes por la cultura china.

Bajo sus esfuerzos, algunos niños de primer y segundo curso ya pueden hacer breves presentaciones de sí mismo, o de la situación básica de sí mismo y de su familia, e incluso pueden pronunciar trabalenguas fáciles en chino. En cuanto a los estudiantes de tercer y cuarto curso, generalmente pueden alcanzar el primer o segundo nivel del Nuevo Examen de Chino para Estudiantes de Primaria y Secundaria (YCT, por sus siglas en inglés).

El director de la Escuela Primaria de Maswil Hill, James Wiltshire, señaló a nuestro periodista que la Escuela había impartido siempre el francés como curso de lengua extranjera antes. Sin embargo, hace dos años, cuando él intercambiaba ideas con sus colegas, se dio cuenta de que muchas escuelas alrededores ya impartían cursos de chino en colaboración con el Instituto Confucio, que algunas escuelas secundarias urbanas habían empezado a ofrecer clases del mismo lenguaje, e incluso muchos padres pedían que se enseñara el chino en la escuela. Por consiguiente, James Wiltshire decidió cooperar con el Instituto Confucio de la Universidad South Bank de Londres e invitó a profesores chinos a dar clases en la Escuela Primaria de Maswil Hill. Por añadidura, por el logro didáctico sobresaliente de Tang Huan y Jiao Yang, la Escuela decidió cancelar el curso de francés y dedicarse completamente a la enseñanza de chino.

James Wiltshire no escatimó su pleno elogio a las dos profesoras chinas. “Ellas dos cambiaron el estilo de enseñanza. Bailan, juegan y cantan con los niños, rebosantes de energía. Eso es lo que necesitan los niños, y les agradezco mucho su arduo trabajo”. Asimismo, el director añadió que en el futuro continuará cooperando con el Instituto Confucio de la Universidad South Bank de Londres para impartir cursos de chino, dejando a los estudiantes aprender este lenguaje asiático en un ambiente divertido.

Tang Huan manifestó que Jiao Yang y ella traen un mundo diferente a los niños del Reino Unido y han sembrado semillas de la cultura china y del lenguaje chino en sus corazones. Creía que estas semillas seguramente florecerán y darán frutos algún día, promoviendo los intercambios en mayor grado entre las culturas de China y el Reino Unido.

(Agencia de Noticias Xinhua, en Londres, 1 de mayo, reporteros: Liang Xizhi, Li Xiaofang)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes