La lengua china, una llave para conocer China
-Final de la XVII edición del concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios en la división de Bélgica

[Fuente]    Diario del Pueblo [Fecha de Publicación]    2018-05-09 14:38:19 
 

Recientemente tuvo lugar en el Centro de Cultura China de Bruselas la final de la XVII edición del concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios en la división de Bélgica. El concurso de este año tuvo como tema “Un mundo, una familia”, y se dividió en tres secciones: discurso temático, representación de talentos, así como preguntas y respuestas. Nueve estudiantes procedentes de diversas universidades belgas participaron en la final, entre ellos, Sara Correia, del Instituto de Traducción e Interpretación de la Universidad Libre de Bruselas (ULB, por sus siglas en francés), se destacó en las tres rondas de reñidas competiciones y obtuvo el primer premio.


Concursantes mostrando en el evento su caligrafía con los caracteres天下一家 (“Un mundo, una familia”) escritos por ellas

“Amo China y me gusta la lengua china”

En la sección de discurso temático, se exigió a los concursantes explicar en detalles en tres minutos su comprensión sobre el tema “Un mundo, una familia”. Por otra lado, la sección de preguntas y respuestas se concentró en la prueba del conocimiento de los estudiantes sobre la cultura china. Marie Kazemi, del Instituto de Traducción e Interpretación de la Universidad Libre de Bruselas, fue la primera en subir al estrado para pronunciar su discurso. Como hija de padres de diferentes países, esta chica, que llevaba dos y medio años aprendiendo chino, expresaba con referencia a su entorno familiar sus pensamientos sobre el tema: “Las personas provenientes de distintos fondos culturales podemos convivir en armonía, como familiares, mientras tanto, la lengua china es una llave que nos ayuda a conocer China”.

“Tras tres años de estudio de chino, fui a China, aunque estuve solo un año en Cantón, mi corazón queda allí para siempre”, expresaba con emoción Tanika Parton, postgraduada de la Universidad Católica de Lovaina (UCL, por sus siglas en francés), durante su discurso temático, “El año en que viví en China es un tiempo lleno de felicidad, que amplió mi horizonte”. Ella ansiaba tener otra oportunidad de viajar a este país asiático para descubrir más belleza propia de ella.

Solo de piano de la famosa pieza china Los amantes mariposa, recitación de poemas antiguos chinos, interpretación de canciones...los concursantes pusieron en escena sus propias habilidades en la sección de representación de talentos, para mostrar al jurado y a la audiencia su intenso afecto a la cultura china. Jasper Roctus, estudiante de tercer curso de la Facultad de Sinología de la Universidad de Gante, representó sin acompañamiento la canción El oriente es rojo para expresar su cálido amor por China. A pesar de algunos errores en la entonación, ostentaba una emoción especialmente contagiosa por su interpretación con toda su alma.

Manejando el pincel y la tinta china con soltura, Tanika Parton trazaba cuatro grandes caracteres con sumo sabor chino天下一家 (“Un mundo, una familia”) al cabo de una canción. Por su parte, Sara Correia, junto con Marie Kazemi, pusieron en escena un número muy difícil: una pieza del teatro Recoger la pulsera de jade, con los diálogos exactos y claros y la plena representación de caracteres de los personajes, al final granjeándose ráfagas de aplausos del público por su actuación ingeniosa y humorística.

Melissa Mortier, postgraduada de la Facultad de Sinología de la Universidad Católica de Lovaina, con un hermoso nombre chino Mo Li (jazmín en chino), compartió en su discurso su experiencia y sentimiento en el aprendizaje de chino: “Cuando estaba en la escuela secundaria, prestábamos más atención a Europa, pero ahora China dispone de una posición tan importante en el mundo que vale más la pena estudiar e investigar, ¿no?” Para estudiar China, Mortier empezó a aprender el idioma chino hace cinco años. Su experiencia de aprendizaje en China en 2016 le dejó una impresión extremadamente profunda, y por eso ella dijo que China es un país de convivencia de diversidad cultural y brinda su amistad a todos los pueblos del mundo, “Los pueblos de diferentes países y en diversos contextos culturales tenemos que intercambiarnos y comprendernos más unos a otros, convirtiéndonos en una gran familia, mi sueño que nunca he dejado de perseguir. Podemos crear un futuro más brillante si unimos nuestras fuerzas”.

Al final, Sara Correia, ganadora del primer puesto, dijo emocionada durante la entrevista con nuestro periodista que le causó una sensación de éxito el obtener el primer lugar del concurso. En 2016 ella fue a Shanghai para participar en un campamento de verano, donde estudió la representación teatral guiada por un profesor chino, se expresaba así: “¡La cultura china me fascina, amo China y me gusta el idioma chino!”

Un puente para estrechar la amistad

El concurso mundial de chino Puente Chino para estudiantes universitarios, organizado por la Oficina General del Instituto Confucio (Hanban) de China, es el concurso de chino de mayor escala e influencia a nivel mundial, siendo conocido como los “Juegos Olímpicos de la Lengua China”. Desde 2002 se han llevado a cabo 16 ediciones del concurso, en los que han participado centenares de miles de estudiantes de más de 100 países y regiones del mundo, entre los cuales más de 3 000 universitarios han conseguido ir a China para competir en la semifinal y la final.

Zhang Chi, embajador interino de China en Bélgica, asistió por invitación al evento y pronunció su discurso, manifestando que el tema del concurso de este año “Un mundo, una familia” no solo muestra la cultura tradicional de la búsqueda de concordia, el amor por la paz y la voluntad de armonía de la nación china, sino que también responde a la demanda del ideal de construir una comunidad de destino común de la humanidad, así como refleja el deseo común de que todos los países se aprecien y respeten mutuamente. Además, expresó su esperanza de que los concursantes no solo compitan y sobresalgan por honor, sino que también profundicen su comprensión sobre la rica connotación de la sabiduría de “Un mundo, una familia”, esforzándose por ser emisarios amistosos para fortalecer los intercambios y la cooperación entre los pueblos sino-belgas.

Este evento fue patrocinado por la Embajada de China en Bélgica con la colaboración de Yellow Vitamines asbl (Bélgica). En las competiciones anteriores, los participantes belgas lograron muchas veces excelentes resultados, especialmente en la VIII edición del concurso, donde un concursante belga ganó el campeonato a nivel mundial.

Durante los últimos años, la enseñanza de chino ha prosperado en Bélgica. En la actualidad, además de las Facultades de Sinología y la especialidad de Traducción del Idioma Chino establecidas en algunas universidades, Bélgica también cuenta con seis Institutos Confucio en todo su territorio, y además, en unas 50 escuelas primarias y secundarias, así como más de 40 centros educativos de adultos se han establecido cursos de chino y de cultura china. Las instituciones que inician la enseñanza de chino se encuentran prácticamente por todo el país, facilitando enormemente a los estudiantes y ciudadanos belgas el estudio del idioma chino y la cultura china.

Philip Vanhaelemeersch, director de la contraparte belga del Instituto Confucio de la Escuela Universitaria West Flanders (Hogeschool West-Vlaanderen, HOWEST, por sus siglas en holandés) de Bélgica, que tuvo a su cargo el juez durante el concurso, manifestó al periodista que los participantes en el evento de este año, en conjunto, contaban con un nivel relativamente alto, ya que no solo hablaban chino con fluidez, sino que también tenían cierto conocimiento de la cultura china.

“A medida que la economía china se desarrolla con rapidez y que se eleva cada vez más su posición en el plano internacional, va aumentando el interés de los estudiantes belgas por el estudio de China, por lo que cada vez más personas empiezan a aprender el idioma chino, y el concurso Puente Chino se ha convertido en un puente para estrechar la amistad sino-belga”, indicó el director Philip Vanhaelemeersch.

(Diario del Pueblo, 21.a edición, 4 de mayo de 2018, periodista/fotógrafo: Ren Yan)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes