El Instituto Confucio pertenece a China y también a la comunidad mundial (Sección de Wanghailou)

[Fuente]    Diario del Pueblo-Edición de Ultramar [Fecha de Publicación]    2018-02-07 13:05:58 
 

Recientemente, en la segunda reunión del Grupo Dirigente para la Profundización de la Reforma Integral del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCh), se aprobó el documento Opiniones Rectores sobre la Promoción de la Reforma y el Desarrollo del Instituto Confucio, ofreciendo una directriz para su desarrollo en la nueva era. Actualmente, el Instituto Confucio ya se ha convertido en una marca del intercambio humanístico y cultural entre China y el extranjero, con la característica de la inclusividad compartida y la coexistencia armoniosa. Además se han establecido 525 Institutos Confucio y 1 113 Aulas Confucio en 146 países y regiones del mundo.

El secretario general Xi Jinping, en su carta de felicitación para el décimo aniversario del establecimiento de Institutos Confucio en todo el mundo y el primer “Día Mundial del Instituto Confucio”, indicó que dicha institución pertenece a China y también a la comunidad mundial, frase que contiene tres sentidos.

El Instituto Confucio constituye no sólo un transmisor para narrar bien la historia china, sino también la incubadora para comunicarse la voluntad entre los pueblos. Promoviendo, ampliando y transmitiendo al exterior el gen, el espíritu y los éxitos innovadores de la cultura china, muestra al mundo la China real, dimensional y completa. El Instituto Confucio ha sido un modelo ejemplar para contar bien las historias chinas, transmitir de manera adecuada su voz e interpretar precisamente las características del país. La narración, la transmisión y la interpretación fortalecen la creatividad, el carisma y la credibilidad del discurso externo, en otras palabras, lo permiten llegar al corazón de la otra parte radica en el intercambio. El secretario general Xi Jinping considera el Instituto Confucio como “la ventana y el puente de intercambios culturales y lingüísticos entre China y el extranjero”. Mediante el vehículo de la enseñanza del chino del Instituto Confucio, es posible realizar el intercambio mutuo entre las voluntades del pueblo chino y el extranjero, y así se materializará la armonía entre sus corazones. Por ejemplo, el Instituto Confucio de la Universidad de Hamburgo se ha transformado en un centro cultural de la comunidad local para los pueblos alemanes, donde los chinos y alemanes estrechan los lazos de amistad entre los dos países mediante conversaciones cotidianas.

El Instituto Confucio cultiva tanto los sentimientos chinos de la comunidad internacional como la conciencia de la comunidad de destino común de la humanidad. Siguiendo el lema “Respeto mutuo, conversación amistosa, igualdad y beneficio recíproco”, esta institución proporciona un pacífico ambiente externo y concentra la inmensa fuerza internacional para la realización de grandes sueños. En el informe del XIX Congreso Nacional del PCCh, el secretario general Xi Jinping instaba a todo el mundo a unir las fuerzas y voluntades para construir la comunidad de destino común de la humanidad. La XII Conferencia Mundial del Instituto Confucio celebrada a finales del año pasado tuvo como temática “Contribuir a la construcción de la comunidad de destino común de la humanidad”. Donde se encuentre el Instituto Confucio debería ser un terreno fértil para cultivar la conciencia de la comunidad de destino común de la humanidad y llevar a cabo los intercambios y el aprendizaje recíproco entre las civilizaciones.

El Instituto Confucio muestra tanto el sentimiento mundial como sus “cuatro confianzas propias”. En el proceso de sembrar las semillas de la conciencia de la comunidad de destino común de la humanidad, el Instituto Confucio resalta los sentimientos para transformar el mundo entero en una armoniosa comunidad y divulga la misión persistente del PCCh, es decir, hacer mayores y nuevas contribuciones a la humanidad. La manera más efectiva del intercambio entre China y el extranjero radica en el famoso dicho: “Aunque los melocotones y las ciruelas no hablan, se forma un camino hacia ellos. (Quiere decir que un hombre sincero, sin comunicación ni ostentación, atraerá la admiración de la gente)”. Para contar bien la historia china, transmitir su voz adecuadamente y explicar precisamente las características del país, lo primero que debemos tener son historias que se puedan narrar, voces que se puedan transmitir y características que se puedan explicar. Todo esto arraiga en la magnífica cultura tradicional china pero no se limitan a ella. “La confianza cultural de China” también comprende la cultura de la revolución, sobre todo la cultura socialista con características chinas que se basa en la gran práctica del socialismo con características chinas.

Sólo valiéndose del escenario más extenso de la era, la amplitud y profundidad de la historia y la perseverancia de avance más poderosa para la construcción del socialismo con características chinas, se podrá fomentar la confianza en el camino, la teoría, el sistema y la cultura, así que brindaremos nuevas opciones a aquellos países y naciones que anhelan la independencia y el desarrollo pacífico, contribuyendo con la sabiduría y las soluciones de China a responder a los desafíos de la integración de intereses de la convivencia entre prosperidad y decadencia, y de la coexistencia entre seguridad y peligro de todos los países.

¡En esta nueva era, el Instituto Confucio estará esforzándose en su valioso trabajo y tendrá un futuro prometedor!

(El autor es investigador del Centro del Intercambio Socio-Cultural de China y Alemania de la Universidad Tongji e investigador del Instituto de Investigación para la Educación Internacional y Comparativa de la Universidad Normal de Shanghai.)

(Diario del Pueblo-Edición de Ultramar, primera edición, 31 de enero de 2018, texto: Yu Ke)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes