Vietnam: Experimentan la belleza de caligrafía y pintura de China en el Instituto Confucio

[Fuente]    people.cn [Fecha de Publicación]    2018-01-05 11:42:49 
 


Debut caligráfico de los universitarios vietnamitas

El pasado día 29, la actividad “Los grandes eruditos y sus obras cortas en la Franja y la Ruta” del Tallerde M ay May de la Academia China de Bellas Artes tuvo lugar en el Instituto Confucio de la Universidad de Hanói, Vietnam. Los profesores y estudiantes de la Academia China de Bellas Artes presentaban los conocimientos y técnicas básicos de la pintura y la caligrafía china a los universitarios vietnamitas, enseñándoles mano a mano a dibujar la pintura china y a trazar la caligrafía con pincel, para que pudieran experimentar simultáneamente la belleza de la cultura y el arte de China.

A los estudiantes universitarios de Vietnam les resultan familiares el pincel, la tinta, el papel y la piedra de tinta, los clásicos “cuatro tesoros del estudio” “Los pinceles se diferencian por el pelo con el que están hechos: hay pincel confeccionado con pelo de comadreja siberiana (lang), de cabra blanca, de varios tipos de pelo o del gallo, etc. El carácter mencionado aquí ‘lang’ no es lobo gris, sino comadreja siberiana”. Cuando Li Xiao, posgraduado del Departamento de Pintura China y Caligrafía de la Academia China de Bellas Artes, presentaba en detalle “los cuatro tesoros del estudio” a los jóvenes vietnamitas, estos se mostraban más interesados por la caligrafía con pincel.

La flor nacional de Vietnam es el loto rosado. Zhou Yun, de la Academia China de Bellas Artes, tomando esa flor como ejemplo, les enseñaba a partir de la composición y, demostraba paso a paso las técnicas de pintar la hoja, el pétalo y el corazón del loto. En poco tiempo, las ramas elegantes de esta flor, creadas por los universitarios vietnamitas, emergían vivamente en el papel.

TrầnThịthâm, estudiante del segundo curso del Departamento de Lenguaje Chino de la Universidad de Hanói, nunca había utilizado el pincel, pero con la indicación de un maestro chino, representaba un loto de forma presentable. Ella explicaba al periodista: “Antes no entendía el arte de la pintura china, pero hoy, no sólo adquiero muchos nuevos conocimientos, sino que también he terminado la primera obra. ¡Genial!”

Como se acercan el Año Nuevo y la Fiesta de la Primavera, lo más felicitado son las bendiciones. Chen Jinglei, de la Academia China de Bellas Artes, interpretaba con todo detalle los buenos sentimientos depositados en los trazos del carácter (felicidad) para los estudiantes universitarios vietnamitas y les permitía trazar este carácter con pincel para dar la bienvenida al Año Nuevo.

NguyễnThị hoa, estudiante del segundo curso, quien también experimentaba la caligrafía con pincel por primera vez, confesaba a nuestro periodista: “Cuando escribo la caligrafía, concentro toda la atención en la pluma mágica y la inquietud de mi corazón se disipa rápidamente. Es muy útil para mí”.

A diferencia de otros estudiantes, Nguyễn thị Hải yến, estudiante del tercer curso, no sólo escribía una hermosa caligrafía con bolígrafo, sino que también ya había manejado el pincel. Ella manifestaba: “La presentación y demostración de los maestros chinos me han estimulado aún más el interés por la caligrafía y el arte de la pintura china, y espero que el Instituto Confucio pueda organizar más actividades e intercambios significativos como éste en el futuro, a fin de crear más oportunidades para los jóvenes de Vietnam”.

Lê Huy hoàng, profesor de la Facultad de Idiomas Extranjeros de la Universidad Pedagógica II de Hanói, lleva practicando la caligrafía desde el año 2006. “Aunque hago la caligrafía desde hace unos años, es la primera vez que me comunico cara a cara con tantos pintores y calígrafos chinos. Es una oportunidad preciosa que me ha aportado mucho”, contaba Lê Huy hoàng al reportero.

Nguyễn thị Cúcp hương, vicerrectora de la Universidad de Hanói y presidenta del Consejo del Instituto Confucio de la Universidad de Hanói, afirmaba que el lenguaje y la cultura son inseparables y expresaba sus deseos de poder ayudar a los estudiantes a mejorar sus capacidades de observación y estándares estéticos, además de estimular la mentalidad creativa mediante el estudio de la pintura y la caligrafía.

El cuerpo docente y estudiantil de la Academia China de Bellas Artes regalaba una pintura con la temática de los ríos y montañas de Zhejiang, a la Universidad de Hanói, en la que, un lateral, además figuraban los tres caracteres chinos中越情 (amistad entre China y Vietnam), transmitiendo una sensación impetuso y profundo.

Xu Luting, director del Centro de Servicios de Orientación Profesional para Graduados de la Academia China de Bellas Artes, ha visitado en numerosas ocasiones Vietnam para los intercambios. A nuestro reportero le explicaba que la pintura china y la caligrafía son componentes importantes de la excelente cultura tradicional de China y que cargan en sí mismas el espíritu cultural y humanístico, así como los pensamientos filosóficos de miles de años de la historia china, constituyendo además unas de las principales muestras de la singular cultura china. Esperaba que los jóvenes de China y Vietnam aprendieran juntos a dibujar la pintura china y, al mismo tiempo, a trazar la caligrafía, aumentando la comprensión mutua y mejorando la amistad en un ambiente relajado y agradable.

Durante la actividad, los profesores y estudiantes de la Academia China de Bellas Artes también obsequiaban al mismo cuerpo vietnamita una serie de libros de la esplendorosa cultura tradicional china: Los grandes eruditos y sus obras cortas, confeccionados por ellos mismos. Según se informa, la actividad “Los grandes eruditos y sus obras cortas en ‘la Franja y la Ruta’” del Taller de May May está dedicada a la difusión y la promoción de la magnífica cultura tradicional china, que se ha celebrado con éxito en Sri Lanka, Indonesia, Malasia y Singapur, donde recibió cálidas acogidas.

El Taller de May May es una actividad benéfica artística, organizada por la Academia China de Bellas Artes desde 2013, que ha celebrado ya más de 100 sesiones. Li Xiao, quien impartió la primera de los talleres y visitó diversos países extranjeros con motivo de llevar a cabo esta actividad, manifestaba a nuestro periodista: “Cuando los jóvenes vietnamitas aprenden a dibujar el loto rosado, comienzan rápidamente, pintan con energía y trazan las líneas de la pintura china adecuadamente, lo que nos permite sentir su voluntad artística y su búsqueda de la belleza. Respetar y apreciar la belleza de otros países, ahí radica la clave de un mundo armonioso, esto es exactamente la sabiduría china”.

(people.cn en Hanói, 29 de diciembre, periodista y fotógrafo: Liu Gang)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes