El vicepresidente de Sierra Leona asiste al quinto aniversario de la fundación del Instituto Confucio de la Universidad de Sierra Leona (USL) y el primer aniversario del establecimiento de su Asociación de Antiguos Alumnos

[Fuente]    Instituto Confucio de la Universidad de Sierra Leona (USL) [Fecha de Publicación]    2017-12-13 12:58:51 
 

El pasado 5 de diciembre, hora local, se celebró solemnemente el quinto aniversario de la fundación del Instituto Confucio de la Universidad de Sierra Leona (USL), así como el primer aniversario del establecimiento de su Asociación de Antiguos Alumnos en el Parque Taichí del Instituto Confucio. En el evento se congregaban alrededor de 300 invitados, entre los que se hallaban personalidades tan destacadas como Victor Bockarie Foh, vicepresidente de Sierra Leona; Ekundayo J. D. Thompson, rector de la Universidad de Sierra Leona; Wu Peng, embajador chino en Sierra Leona; S. P. Thomas Gbamanja, director del Fourah Bay College de dicha Universidad; junto con representantes de la Asociación de Antiguos Alumnos, delegados de todos los ámbitos sociales de China y de Sierra Leona, responsables de todos los sitios didácticos del Instituto Confucio y cuerpo docente y estudiantil de esta institución.


Escena de la ceremonia

Al comienzo del evento, el vicepresidente Victor Bockarie Foh y su delegación visitaron el Parque Taichí, caracterizado por la profusión de elementos chinos y contemplaron la exposición fotográfica 2017 del Instituto Confucio de esta universidad sierraleonesa. Ya en la ceremonia, el vicepresidente pronunciaba un discurso apasionado en el que remarcaba como el Instituto Confucio había hecho plenamente de la comunicación lingüística un verdadero puente, desempeñando además un activo papel tanto en el fortalecimiento del intercambio humanístico y cultural como en la propulsión del aprendizaje recíproco entre ambas partes. Era así como, durante los cinco años transcurridos desde su fundación, había logrado un considerable éxito. También manifestaba que, gracias al establecimiento de una asociación estratégica integral de cooperación entre China y Sierra Leona, el gobierno del país africano continuaría proporcionando el apoyo necesario a la construcción del Instituto Confucio, realizando asimismo los llamamientos pertinentes a fin de que diferentes partes se involucrasen en la construcción del edificio de Instituto Confucio, así crearía un mejor ambiente para la enseñanza del chino y el intercambio cultural. Además, anunciaba también la promoción de la introducción del idioma chino en el sistema educativo nacional de Sierra Leona, satisfaciendo de esta forma la creciente demanda de aprendizaje de esta lengua. No quería concluir su intervención sin recomendar a la Universidad de Sierra Leona el comenzar a impartir cuanto antes carreras de chino, a fin de promover la formación de talentos superiores de este idioma en su país.


Vicepresidente Victor Bockarie Foh durante su discurso

El embajador Wu Peng confirmaba plenamente los sobresalientes éxitos logrados por el Instituto Confucio de la Universidad de Sierra Leona, alentando a la institución a heredar y seguir la filosofía didáctica de Confucio, para lo cual citaba famosos dichos de este filósofo: “¿No es un placer aprender y practicar lo aprendido?” y “Aquel que sabe no es tan bueno como aquel otro que desea saber; aquel que anhela saber no es tan bueno como aquel que se deleita en el conocimiento”, todo con el fin de que los estudiantes pudieran disfrutar de la alegría de aprendizaje del idioma y la cultura china. Por otro lado, además de señalar que el Instituto Confucio se había convertido en una ventana importante a través de la cual la población de todo el mundo se asomaba a China, expresaba su deseo de que este Instituto Confucio en Sierra Leona continuara la tarea ya emprendida y abriera el camino futuro, a fin de fomentar intercambios y conocimientos entre ambos pueblos y promover la cooperación y el desarrollo de los dos países.


Embajador Wu Peng pronunciando su discurso

El rector Thompson manifestaba en su discurso que el Instituto Confucio había sido notablemente efectivo en la capacitación de talentos profesionales del idioma chino durante los cinco años pasados y que, simultáneamente, había elevado el nivel internacional de la Universidad de Sierra Leona.

El director Gbamanja no escatimaba elogios hacia los esfuerzos realizados por dicho Instituto Confucio para el establecimiento de una plataforma para los sueños de estudiantes y para la construcción de un puente de comunicación entre los pueblos sino-sierraleoneses.

Kenneth Osho, director de la contraparte sierraleonesa del Instituto Confucio, junto a su homólogo, He Mingqing, leían, respectivamente, las cartas de felicitación de la Oficina General del Instituto Confucio y de la Universidad Normal de Gannan, echando una mirada retrospectiva a la historia del desarrollo de este Instituto Confucio. Desde su inauguración en el 27 de septiembre de 2012, dos generaciones de miembros de dicho Instituto han avanzado a pesar de las dificultades unificando sus esfuerzos. A lo largo de este quinquenio de desarrollo, se ha conformado su escala de funcionamiento académico, los niveles escolares han ido perfeccionándose gradualmente, las formas docentes se han enriquecido, la capacitación de talentos ha mostrado sus resultados preliminares, la reputación académica está incrementándose y el propio desarrollo presenta un mayor grado de sostenibilidad. En el futuro, el Instituto Confucio va a buscar activamente la cooperación y apoyo de múltiples partes, dedicándose al desarrollo esencial y a la mejora cualitativa, esforzándose por construir una plataforma de comunicación e intercambio, a fin de promover la interacción y el aprendizaje mutuo entre las dos civilizaciones, así como el desarrollo sostenible de la amistad entre ambos países.


Invitados cortando la tarta de ceremonia

Durante la celebración, el Instituto Confucio de la Universidad de Sierra Leona firmó el Memorándum de Intercambio Académico sobre Cooperación con la Academia Musical de Balanta y el Colegio de Educación y Tecnología de Milton Margai (MMCET).


Puesta en escena de los becados de Taichí


Soldados del Centro de Educación de las Fuerzas Armadas de Sierra Leona presentando la canción ¡Uno, dos, tres!


Foto grupal

Profesores y estudiantes del Instituto Confucio, con motivo de esta celebración, ofrecían la puesta en escena de una fabulosa representación artística y cultural. Ocho becados de Taichí mostraban plenamente la cultura de este arte marcial chino a través de representaciones de Taichí Chuan del estilo Chen y Taichí con abanicos y con espadas. Los estudiantes del Centro de Educación de las Fuerzas Armadas de Sierra Leona interpretaban la canción ¡Uno, dos, tres!, la sonoridad de sus voces y la magnífica muestra arrancaban una tempestad de aplausos de los espectadores presentes. Los alumnos del Instituto Confucio, por su parte, actuaban un baile folclórico de Sierra Leona titulado Estilo étnico multicolor, llevando la atmósfera festiva a su clímax.

Texto: Wu Zhenxiong

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes