Gracias al imparable ascenso de la “fiebre por el chino”, el Diccionario Húngaro-Chino, redactado por el director del Instituto Confucio de la Universidad Eötvös Loránd (ELTE), se convierte en el regalo nacional

[Fuente]    Instituto Confucio de la Universidad Eötvös Loránd, Hungría [Fecha de Publicación]    2017-12-07 10:50:38 
 

En la tarde del pasado 28 de noviembre, hora local, el primerministro de Hungría, Viktor Orbán, obsequió a Li Keqiang, premier del Consejo de Estado de China, un conjunto del Diccionario Húngaro-Chino recién elaborado, redactado principalmente por el famoso sinólogo de Hungría, Bartos Huba; el vicerrector de la Universidad Eötvös Loránd y el director de la contraparte extranjera del Instituto Confucio, Hamar Imre.


El primer ministro húngaro Orbán regalando el diccionario al premier chino Li Keqiang

El día anterior, cuando Li Keqiang se entrevistaba con el primer ministro de Letonia, Māris Kučinskis, también recibía un conjunto del Diccionario Letón-Chino. Estas dos escenas ocurridas en dos días en Budapest, capital de Hungría, sirven como una vívida metáfora de la enorme importancia: la profundización progresiva en “la cooperación 16+1”, está permitiendo que se propague la “fiebre” por el aprendizaje recíproco de los idiomas respectivos entre China y la región de Europa Central y Oriental.

Anteriormente, durante la VI Cumbre de los jefes de gobierno de China y 16 países de Europa Central y Oriental (16+1) , numerosos primeros ministros de Europa Central y Oriental ya habían abordado con Li Keqiang el tema del aprendizaje del chino.

Denis Zvizdić, presidente del Consejo de Ministros de Bosnia y Herzegovina, expresaba a Li Keqiang su esperanza de obtener el necesario apoyo de China “Para permitir a más población local acceder al aprendizaje del chino”. Boiko Borísov, primer ministro de Bulgaria, afirmaba que más y más búlgaros se mostraban interesados por el idioma chino y estaban dedicándose a estudiarlo. Miro Cerar, primer ministro de Eslovenia, revelaba a Li Keqiang que su hijo se encontraba participando en un programa de aprendizaje del chino. Māris Kučinskis, primer ministro de Letonia presentaba a Li Keqiang su secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Andrejs Pildegovičs, que se hallaba sentado a su lado: “Su padre es el responsable de la elaboración del diccionario letón-chino en versión electrónica”.

Durante la V Cumbre “16+1” de líderes nacionalescelebrada en Letonia el año pasado, cuando Li Keqiang recibía el Diccionario Selecto Letón-Chino de manos de Andrejs Pildegovičs, lo alentaba a seguir erigiendo puentes de intercambio humanístico e intercultural entre China y Europa Central y Oriental.

Así, en la tarde del pasado 28 de noviembre, durante la visita oficial del premier del Consejo de Estado de China, Li Keqiang, a Hungría, sólo se constataba como la “fiebre por el chino” se encontraba en un estadio de crecimiento imparable. El presidente de la Asamblea Nacional de Hungría, Kövér László, manifestaba a Li Keqiang que cada vez más jóvenes húngaros se encuentran estudiando el idioma chino, evidencia del gran sentido y valor de la adquisición de este idioma. Además, la parte húngara presentaba su intención de construir una universidad al estilo chino en su país con el fin de impartir formación especializada en chino.


Diccionario Chino-Húngaro

Después de recibir el presente del Diccionario Chino-Húngaro, Li Keqiang indicaba que el intercambio entre China, Europa Central y Oriental descansaba en la voluntad del pueblo, al contrario, esa voluntad del pueblo se basaba en la comunicación, no siendo el puente de la comunicación otro que el lenguaje.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes