El Instituto Confucio de la Universidad de Waseda celebra el décimo aniversario de su fundación y sustenta la base de amistad sino-japonesa sobre los pueblos

[Fuente]    Diario del Pueblo [Fecha de Publicación]    2017-12-06 13:17:38 
 

Aunque Tokio entra temprano en el invierno, en la Universidad de Waseda los árboles todavía se hallan pintados de rojo. El pasado 30 de noviembre, el primero Instituto Confucio de “investigación” del mundo-Instituto Confucio de la Universidad de Waseda, celebró su décimo aniversario en Tokio. El embajador de China en Japón, Cheng Yonghua; el rector de la Universidad de Waseda, Kaoru Kamata; el vicerrector de la Universidad de Pekín, Tian Gang, junto con unas 150 personalidades provenientes de China y de Japón, asistían a esta ceremonia conmemorativa.

La relación diplomática entre los países se sustenta en la armonía entre sus pueblos. En 2007, se estableció el primer Instituto Confucio de investigación en la Universidad de Waseda; durante última década, el Instituto Confucio ha llevado a cabo actividades de intercambio de alto nivel de investigación educativa y cultural entre China y Japón mediante el apoyo a la formación conjunta de los estudiantes de máster de la Universidad de Pekín y de la Universidad de Waseda, la organización de conferencias académicas, la elaboración de la revista Instituto Confucio (en japonés y en chino), la publicación de monografías académicas y la celebración de diversas actividades de intercambio cultural, etc.

La amistad entre China y Japón se fundamenta en sus respectivos pueblos, hallándose depositada la relación futura de ambos países en manos de la población. El rector Kaoru Kamata indicaba que el Instituto Confucio juega un importante papel en la profundización en el entendimiento mutuo entre los jóvenes estudiantes japoneses y chinos, en la promoción del desarrollo de las relaciones amistosas de ambos países, así como en la construcción de una comunidad de destino humano. Más adelante, el Instituto Confucio de la Universidad de Waseda continuará promoviendo los intercambios y la cooperación entre Japón y China a través de la realización de actividades innovadoras de investigación educativa. Por su parte, el vicerrector Tian Gang también expresaba que, en el futuro, la Universidad de Pekín va a colaborar con la Universidad de Waseda, organizando el Instituto Confucio y favoreciendo los intercambios de la población de ambos países.

Para China y Japón, como vecinos importantes, un desarrollo óptimo y estable a largo plazo de las relaciones bilaterales no sólo satisface los intereses de dos pueblos, sino que también fomenta la paz y la estabilidad regionales. El embajador Cheng Yonghua presentaba en su discurso la situación expuesta en el XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China y, recordaba, que esta conferencia revestía una importancia de hito en el proceso de desarrollo de China, planificando un nuevo modelo para el desarrollo futuro del país. Además, Cheng Yonghua citaba unos dichos recogidos en las Analectas de Confucio: “El caballero busca la armonía y no la uniformidad”, “El hombre superior trata a los demás imparcialmente y no de forma partidista”, “Para establecerse a sí mismo, busca también establecer a otros; para agrandarse, busca también agrandar a otros”, exponiendo con detalle la política exterior de China después del XIX Congreso Nacional del Partido Comunista, especialmente la comprensión de una comunidad de destino humano y las nuevas relaciones internacionales. Cheng Yonghua esperaba que los jóvenes japoneses pudieran entender mejor China, así como las relaciones entre ambos países, consideraran seriamente cómo, en vistas al futuro, poner en práctica una cooperación pacífica y el desarrollo común, contribuyeran de este modo a la amistad entre China y Japón con acciones reales.

Takahashi Gou, estudiante del cuarto curso de la Facultad de Derecho de la Universidad de Waseda, se inscribió inmediatamente en la actividad del décimo aniversario del Instituto Confucio después de haber tenido noticia de ella. Estudió en la Universidad de Pekín por un año y trabajará en Asahi Shimbun. El joven manifestaba a nuestro reportero que agradecía enormemente al Instituto Confucio el que le hubiera proporcionado una ventana para conocer y aprender China y esperaba ser enviado allí como periodista para así presentar la actualidad y contexto chino de manera objetiva y precisa al pueblo japonés y contribuir a profundizar en el intercambio entre Japón y China.

En la escena del evento, todos los asistentes estaban sorprendentes por un robot de 19 centímetros de altura que se comunicaba con un profesor de la universidad fluidamente en chino. Se informa que el Instituto Confucio de la Universidad de Waseda está cooperando estrechamente con las empresas japonesas del sector y, en un futuro no muy remoto, el robot miniatura será utilizado formalmente en la docencia del chino.

Ese mismo día, la Universidad de Waseda organizaba una exposición fotográfica temática, en la que se mostraba detalladamente la historia del Instituto Confucio en los diez años transcurridos desde su establecimiento, exponiendo más de una docena de monografías académicas y docenas de revistas publicadas por el Instituto Confucio.

La Universidad de Waseda, como la universidad privada más antigua de Japón ostenta el nivel más alto, y una historia de intercambio con China de más de 100 años. A principios del siglo pasado, el pionero del Partido Comunista de China, Li Dazhao y el primer traductor del Manifiesto Comunista al chino, Chen Wangdao, etc., habían estudiado en esta universidad. En la actualidad, la Universidad de Waseda cuenta con alrededor de 3000 estudiantes chinos, lo que representa aproximadamente el 60% del número total de estudiantes extranjeros. Al mismo tiempo, cerca de 10,000 estudiantes japoneses de dicha universidad han tomado cursos opcionales del idioma chino y el número de los estudiantes japoneses enviados a China sigue aumentando de año en año.

(Diario del Pueblo, 1 de diciembre de 2017, 10.a edición. Periodista: Liu Junguo)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes