La presidenta chilena está presente y da un discurso en la gran ceremonia del décimo aniversario del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás, Chile.

[Fuente]    Oficina General del Instituto Confucio (Hanban) [Fecha de Publicación]    2017-11-30 13:50:50 
 

A las 12 de la mañana, el 21 de noviembre de 2017, hora local, la Universidad Santo Tomás de Chile celebró el décimo aniversario del Instituto Confucio en el Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina (CRICAL) en la capital Santiago, al que fueron invitados y pronunciaron discursos la presidenta de Chile, Michelle Bachelet; la directora adjunta ejecutiva de la Oficina General del Instituto Confucio y subdirectora de Hanban, Jing Wei; el rector de la Universidad Santo Tomás, Jaime Vatter Gutiérrez, y el rector de la Universidad de Anhui, Kuang Guangli. Además, asistieron a la actividad más de una centena de personas, entre las que también se encontraban Eduardo Frei Ruiz-Tagle, ex presidente de Chile; Ernesto Ottone Ramírez, ministro presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de ChileConsejo Nacional de la Cultura y las Artes; Claudio Orrego Larraín, intendente de la Región Metropolitana de Santiago; Patricio Victoriano, director de la Dirección Asia Pacífico del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile y los funcionarios de la Embajada de China en Chile, así como otros invitados chilenos del área de diplomacia, cultura y educación.


Foto grupal

Al inicio de la celebración, la presidenta chilena Michelle Bachelet observaba la presentación cultural y la clase del chino del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás. Durante la exposición de cultura, Michelle Bachelet contemplaba la demostración del arte de té y de caligrafía, saboreándose el té verde recién preparado y recibiendo un rollo de manuscrito con su nombre chino escrito por un profesor voluntario chino. A su vez, en la clase de chino, siguiendo las instrucciones del profesor, los estudiantes aprendían cómo comprar frutos y preguntar los precios en chino. Michelle Bachelet también se comunicaba amablemente con los estudiantes locales del chino, preguntándoles la situación del aprendizaje de chino y los alumnos manifestaban el gran entusiasmo e interés por el chino.


Contemplando la clase de chino

De ahí que la presidenta Bachelet pronunciaba su discurso rebosante de entusiasmo. En primer lugar, ella afirmaba la gran contribución del Instituto Confucio al intercambio cultural como un puente entre China y Chile, mediante la apertura de varios cursos de lengua y de cultura en el Instituto Confucio, la profunda e inmensa cultura china había influido enormemente al pueblo chileno. Las actividades de divulgación de la cultura del Instituto Confucio han permitido a los ciudadanos chilenos de diferentes edades, sin necesidad de salir de Chile, atravesar el Océano Pacífico, y conocer la cultura china, lo cual no solo profundiza el entendimiento y la confianza entre los pueblos sino-chilenos, sino también fortalece el desarrollo bidireccional en los campos culturales y económicos, etc.


La presidenta de Chile Bachelet durante su discurso

Luego, la presidenta Bachelet señalaba que, hacía poco tiempo, durante la XXV Reunión de Líderes Económicos del APEC en Vietnam, realizaba una conversación cordial con el presidente Xi Jinping, observando conjuntamente la firma de un nuevo acuerdo que profundiza el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre China y Chile. Siendo el primer país sudamericano en establecer la relación diplomática con China y el primer país latinoamericano en firmar el Tratado de Libre Comercio con China, Chile, por la parte de la presidenta, se desarrollaba junto con China, lo cual constituía una gran oportunidad para los ciudadanos de ambos países. Con el avance rápido de la economía china, obviamente el chino se ha convertido en uno de los principales idiomas de uso a nivel mundial, también en el futuro, será una de las lenguas más competitivas. Ella expresaba el deseo de que el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás pudiera seguir cultivando a los talentos del chino para Chile, facilitando el intercambio y la comunicación en todos los campos de los dos países. E incluso, ella quería aprender el chino en el Instituto Confucio el próximo marzo cuando deje el cargo.

Durante su discurso, Jaime Vatter Gutiérrez, el rector de la Universidad Santo Tomás, expresaba que, a partir de la fundación del Instituto Confucio de dicha universidad, se ha producido una importante influencia en el conocimiento de China por los estudiantes universitarios y la población local, lo cual constituye el testigo del intercambio amistoso entre ambas naciones. Después de una década de desarrollo, los talentos con la superioridad del idioma chino de varias promociones formados por el Instituto Confucio contribuían enormemente en muchas áreas, tales como cultura, educación y comercio. A medida que se constituía la comunicación comercial y cultural con mayor frecuencia entre dos países, los puntos establecidos didácticos del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás habían florecido en todo el país en los últimos dos años. Bajo el impacto de la cultura china y la guía de la nueva orientación del desarrollo económico mundial, los estudiantes no sólo han ampliado su propio horizonte, sino que también han acumulado muchas experiencias, esforzándose por encontrar oportunidades con el fin de cumplir su valor de vida y aspiraciones, por todo lo cual, el Instituto Confucio formaba una importante parte de la relación estratégica planificada entre China y Chile, y también un componente imprescindible del desarrollo de la Universidad Santo Tomás.

El rector de la Universidad de Anhui, Kuang Guangli, en sus palabras, mencionaba que, durante el proceso para el establecimiento conjunto del Instituto Confucio y profundización constante del intercambio, la Universidad Santo Tomás y la Universidad de Anhui habían formado una amistad profunda y logrado resultados fructíferos. A lo largo del proceso cooperativo de diez años, la Universidad de Anhui había recibido a más de 200 estudiantes chilenos y trabajadores culturales y educativos a estudiar y hacer intercambios en China.

La directora adjunta ejecutiva de la Oficina General del Instituto Confucio y subdirectora de Hanban, Jing Wei, indicaba en su discurso que la Universidad Santo Tomás era una institución privada de renombre de educación superior en Chile, así como un socio íntimo de la Oficina General del Instituto Confucio a largo plazo. Durante los últimos diez años, a través de los esfuerzos conjuntos de ambas partes, el Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás ha obtenido logros exitosos en el campo de la educación: el número de los participantes locales en distintas actividades organizadas por el Instituto Confucio, desde niños de 5 o 6 años hasta personas mayores de 70 años, alcanza las 300,000 personas y el número de los estudiantes de chino en el Instituto Confucio ha llegado a los 12,000. El Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás se ha convertido en una plataforma importante del intercambio humanístico sino-chileno y la fuerza principal de la enseñanza del chino en Chile, contribuyendo enormemente a promover el intercambio y la colaboración en los campos educativos, culturales, comerciales y tecnológicos de dos países, a fomentar el conocimiento y el entendimiento recíproco entre los estudiantes, los profesores y los ciudadanos de ambas naciones. La directora Jing Wei felicitaba los resultados logrados del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás y expresaba el agradecimiento a los amigos de distintos ámbitos por su apoyo al desarrollo del Instituto Confucio a largo plazo.


La directora adjunta ejecutiva de la Oficina General del Instituto Confucio y subdirectora de Hanban, Jing Wei durante su discurso

Jing Wei manifestaba que el idioma era la mejor llave para conocer un país, un puente para promover el intercambio y la cooperación, y un lazo para comunicar la voluntad popular. Hoy en día, el Tratado de Libre Comercio entre China y Chile se profundiza de ahí que está en un nuevo inicio histórico, la Oficina General quiere seguir apoyando el desarrollo del Instituto Confucio de la Universidad Santo Tomás conjunto con todos los ámbitos sociales, contribuyendo al desarrollo profundo de la relación estratégica integral de cooperación entre China y Chile, con el motivo de crear una brillante perspectiva para toda la humanidad.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes