El chino se está convirtiendo en “idioma internacional” a un ritmo acelerado

[Fuente]    Diario del pueblo en el extranjero [Fecha de Publicación]    2017-09-29 20:35:38 
 


Del 14 al 18 de julio del presente año, el campamento de verano Puente Chino de los estudiantes de secundaria del Instituto Confucio de la Universidad de Graz, Austria, se inauguró en la Universidad de Jiangsu, en la ciudad de Zhenjiang, Jiangsu. A través de las actividades del campamento de verano, 17 estudiantes austriacos de secundaria, aprendieron chino de profesores chinos así como experimentaron la elaboración del tradicional vinagre chino, arte del té, figuras de harina, papel recortado, artes marciales, entre otras habilidades, y percibieron el encanto de la cultura tradicional china y entablaron un maravilloso viaje por la cultura china. La imagen muestra que los estudiantes austriacos de secundaria entienden el proceso de fermentación del vinagre en el Museo de la Cultura del Vinagre de Hengshun en Zhenjiang. Fotos por Yang Yu / Pueblo en Línea.

En 1973, un joven francés llegó a Beijing para iniciar su esperada gira de estudio de chino. “En la década de 1970 en Francia, si decías que habías estado aprendiendo chino, tus amigos pensarían que estabas bromeando. Cabe decir que el idioma chino de aquel entonces era un ‘lenguaje lunar’, por un lado, los países de habla china están lejos de Francia, en realidad era difícil de alcanzar; por otro, el chino y el francés son completamente diferentes, el francés es una escritura alfabética y el chino posee una escritura ideográfica”. 40 años después, el joven es un ilustre experto en sinología, -presidente de la Asociación Europea de Enseñanza de Chino y famoso sinólogo, Joël Bellassen, quien además habla mandarín con fluidez, describió los cambios del chino actual como algo “muy diferente”.

En Francia, por ejemplo, en 2016, alrededor de 52 mil estudiantes franceses de primaria y secundaria aprendían chino; 500 veces más que en 2004. Desde el nuevo siglo, en muchos países, las necesidades de aprendizaje del chino han mostrado un crecimiento “explosivo” a nivel mundial. De acuerdo con los datos ofrecidos por Hanban, se indica que en la actualidad, fuera de China (incluyendo Hong Kong, Macao y Taiwán), existen más de 100 millones de personas que usan y hablan el chino.

De “idioma lunar” a “fiebre por el chino”

La fiebre por el chino está estrechamente relacionada con el desarrollo del Instituto Confucio, que se dedica a desplegar la enseñanza de chino y divulgar la cultura china. Desde su fundación en 2004, el Instituto Confucio avanza rápidamente. Hasta hoy, se han establecido 516 Institutos Confucio y 1076 Aulas Confucio de primaria y secundaria en 142 países y regiones, con varios tipos de alumnos matriculados, 2.1 millones exactamente. Sobre todo, desde el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China, en solo cinco años se han cubierto, desde cero, 34 países nuevos, con 116 Institutos Confucio y 541 Aulas Confucio de primaria y secundaria.

Ciertos eruditos y medios de comunicación extranjeros comentaron: “el Instituto Confucio ha recorrido, en solo una docena de años, el mismo camino que las instituciones occidentales semejantes han hecho en décadas e, incluso, siglos; justo como el desarrollo económico de China, el cual es un milagro mundial”.

Detrás de estos datos, se encuentran los estudiantes de chino. “Hola, mi nombre es Tobby, nueve años de edad, vivo en Sheffield, Inglaterra, estoy aprendiendo chino.” Tobby, quien escribió la carta de Hola china, hola mundo y actualmente cuenta con 3 años de estudio del chino, recuerda la primera vez que estudió chino en un curso de verano, de una semana de duración, en el Instituto Confucio de la Universidad de Sheffield. “Después del curso en dicha escuela, esperaba seguir aprendiendo chino y justo el Instituto Confucio de la Universidad de Sheffield organizó una ‘Escuela de Chino Xingxing’ y clases sabatinas, así que empecé a aprender chino allí”. Influida por Tobby, su madre se unió a las filas del aprendizaje de chino y se convirtió en una “compañera” de Tobby para estudiar chino.

El Instituto Confucio se ha convierto en una ventana considerable para entender China en todo el mundo: iniciando desde el idioma e integrándose con la cultura. Durante estos cinco años, más de cien mil actividades culturales, con 60 millones de asistentes, han sido celebradas por Institutos Confucio y Aulas Confucio a nivel mundial.


Profesora de una escuela secundaria italiana en una prueba de enseñanza del chino

El doctor Xu Haiming, rector chino del Instituto Confucio de la Universidad Oriental de Nápoles en Italia y profesor de la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái, expresó sus impresiones más profundas: “En nuestro Instituto Confucio, por ejemplo, diversas actividades extracurriculares se organizan para auxiliar el estudio de chino en el aula: como Kunqu, la Ópera de Pekín, el canto folclórico chino, la caligrafía, la pintura china, las sombras chinescas, etc., las cuales no sólo despiertan el interés de los estudiantes en el aprendizaje sino que también amplían sus horizontes culturales”.

En octubre de 2015, cuando el Presidente Xi Jinping asistió a la ceremonia de inauguración de la Conferencia Anual del Instituto Confucio y Aulas Confucio en Inglaterra, señaló que siendo una ventana y un puente para el intercambio de culturas e idiomas chinos y extranjeros, el Instituto Confucio y el Aula Confucio no solo han desempeñado un papel positivo en el estudio de chino y el entendimiento de la cultura china para el pueblo mundial, sino que también contribuyen a promover los intercambios culturales de China con todo el mundo, fomentar el desarrollo de múltiples y coloridas civilizaciones del mundo.

La enseñanza del chino se extiende de universidades a escuelas de primaria y secundaria.

En opinión de Joël Bellassen, el chino “está convirtiéndose en un idioma internacional”. Este juicio se basa en que el chino se está incorporando, de manera gradual, en la educación básica local. “Actualmente, sobre un total de cien mil estudiantes de chino en toda Francia, entre ellos más de la mitad son estudiantes de primaria y secundaria, lo que indica una excelente tendencia de que el chino está incluido como asignatura regular en el sistema educativo nacional del pueblo francés”. Según los datos, en 2016, Francia cuenta con más de 150 universidades y más de 700 escuelas primarias y secundarias que han abierto cursos de chino.

De acuerdo con las estadísticas de la Asociación de Profesores Chinos en Estados Unidos, el número de estudiantes chinos en las escuelas primarias y secundarias en el país ocupa 2/3 del total de estudiantes de chino, es decir, sobre 400 mil estudiantes; en Inglaterra, esta proporción alcanza el 60 por ciento, con alrededor de 120 mil estudiantes; en cuanto a Nueva Zelanda, solo diez mil estudiantes de primaria y secundaria aprendieron chino en 2010, y en 2015, la cifra aumentó a 40 mil, convirtiéndose en el idioma extranjero de más rápido crecimiento; en Italia hay más de 30 mil estudiantes de chino registrados y se establecieron más de cien cursos de chino en las escuelas primarias y secundarias.

El Colegio de Señoritas Cheltenham (Cheltenham Ladies’ College) tiene una historia de más de 160 años. La profesora Gao Fei, graduada de la Universidad de Oxford y enseñando chino en dicho colegio, dijo al periodista que en el Colegio de Señoritas Cheltenham, los cursos de chino, francés y español son obligatorios para estudiantes del séptimo grado (equivalente al primer año de los estudiantes de secundaria elemental en China). “En el comienzo había solo unos estudiantes de chino, y ahora, el idioma chino se incluye en los cursos obligatorios, lo que refleja los cambios que ha experimentado la enseñanza del chino,” expresó Gao Fei “Cada año tenemos estudiantes de chino muy estables, en mi época como profesora a tiempo completo, yo sola impartí clases a 80 estudiantes. En aquel entonces, había tres profesores a tiempo completo, de lo que se estima que había más de 200 estudiantes de chino, en comparación con los 870 estudiantes en toda la escuela, no era baja la proporción. Cabe mencionar que cada vez más británicos se unen a las filas de la enseñanza de chino, entre mis colegas hay un profesor británico local graduado de la Universidad de Oxford dedicado a la enseñanza de chino”, finalizó la profesora.

Ma Jianfei, responsable de Hanban, dijo al periodista que en la actualidad más de 60 países, a través de la promulgación de decretos, entre otras formas, incorporan la enseñanza de chino en el sistema educativo nacional. En Estados Unidos, Japón, Corea, Tailandia, Indonesia, Mongolia, Australia y Nueva Zelanda, etc., la enseñanza del idioma chino pasó de ser la tercera lengua extranjera a la segunda. “La enseñanza de chino se está convirtiendo en un asunto en donde las escuelas y familias están ampliamente involucradas; de un interés de pocas personas en el pasado, ahora cada día más jóvenes de la nueva generación aprenden chino. Una investigación muestra que se han abierto cursos de chino en las escuelas primarias y secundarias 8 veces más que en las instituciones de educación superior. La enseñanza de chino en países como Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Tailandia y Corea, etc., se extiende a las escuelas primarias y secundarias a través de las universidades. El K-12 (desde el nivel de guardería hasta secundaria) se ha convertido en el ‘polo de crecimiento’ más importante de la enseñanza china”, dijo Ma Jianfei.

Detrás de la “fiebre por el chino” se encuentra la “fiebre por China”

Cuando analizamos las razones de la fiebre por el chino, se tiene en cuenta la “fiebre por China”. Desde el nuevo siglo, se han elevado la fuerza económica, la influencia política y el estatus internacional de China; la influencia y la radiación del camino y modelo de China han aumentado evidentemente. La comunidad internacional aprecia la perspectiva del desarrollo de China con actitud optimista, ya que el chino ha desempeñado un papel importante en el proceso de la economía y comercio internacional y el intercambio cultural; el valor cultural y práctico han aumentado, además hay una demanda cada vez mayor de la comunidad internacional para aprender chino, lo que constituye la “fiebre por China” y “fiebre por el chino” sin ningún precedente.

Como lo que presentó Xu Haiming, anteriormente en los países de UE, el chino se encontraba por lo general en la tercera posición de las lenguas extranjeras. La primera era ocupada generalmente por el inglés, y la segunda por el francés, alemán o español, entre otros. “Sin embargo, el chino, junto con el francés y el español ahora se disputan el lugar de la segunda lengua extranjera, y este cambio está estrechamente relacionado con el desarrollo de nuestro país”.

Inglaterra promueve la enseñanza del chino en todos los sectores del país, desde el gobierno hasta el pueblo; Gao Fei, profesora voluntaria del Instituto Confucio de Lampeter de la Universidad de Gales y, posteriormente, profesora de chino en una escuela secundaria local de ese país, es testigo del proceso. En su opinión, “con el desarrollo de China, un mayor número de visitantes e inversionistas británicos han llegado a China, los cuales no solo tienen una mejor comprensión de China y una mayor demanda del aprendizaje de chino respectivamente, sino que también animan a sus hijos a aprender chino. Algunos de mis estudiantes han ido con sus padres a China; sin embargo, también hay británicos que se sirven de los medios de comunicación para entender China, así que la atmósfera creada por los medios de comunicación proporciona el suelo para el calentamiento de la fiebre por el chino”.

Entre los estudiantes, una parte considerable elige chino porque el dominio de este idioma resulta un factor favorable para el empleo.

William Reeder, ex decano de la Escuela de Artes Visuales y Escénicas y profesor de administración del Arte de la Universidad George Mason, en entrevista con la periodista, indicó que ahora cada día más jóvenes estadounidenses comienzan a aprender chino, porque “aumenta la oportunidad de empleo”.

Vale la pena señalar que muchos chinos en el extranjero estudian y usan el chino, esperando que la próxima generación aprenda chino y así no olvide la cultura china y conserve sus raíces.

La estudiante vietnamita Zhu Ruihua, de la Universidad de Negocios Internacionales y Economía de China, creció en una familia con ambiente chino. “Debido a que mi abuelo concedía gran importancia a nuestro aprendizaje del chino, los programas de televisión, periódicos y la comunicación diaria eran en chino, así desde los cinco años empecé a aprender este idioma. Además, mi abuelo me contaba historias, tales como Viaje al Oeste, Romance de los Tres Reinos, etc.”, Zhu Ruihua espera ser capaz de obtener un trabajo relacionado con chino.

Ma Jianfei mostró que desde el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China, el país ha estado más cerca del objetivo de lograr el rejuvenecimiento de la nación china sin precedente. Con el desarrollo y el crecimiento de la influencia internacional de China, se ha incrementado la demanda del mundo para entender, investigar, y estudiar China, fomentando en gran medida la atracción, el carisma y la influencia del chino y su cultura, promoviendo el calentamiento constante de la “fiebre por chino” en todo el mundo.

(Diario del pueblo en el extranjero, 23 de septiembre de 2017, sexta edición, periodista: Zhao Xiaoxia)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes