El “tren de alta velocidad” cultural que estrecha la distancia entre China y extranjero.
Informe de sucesos sobre los cinco años de innovación y desarrollo del Instituto Confucio

[Fuente]    Diario Guangming [Fecha de Publicación]    2017-09-28 11:23:56 
 


El 10 de junio, los estudiantes de Escocia participan en la actividad “Caligrafía con el maravilloso pincel de tinta” en el Colegio Internacional de Chino de Tianjin. Foto por Agencia de Noticias Xinhua

【El “salir” de la cultura china • Instituto Confucio】

“El aprendizaje del chino abrió una puerta en mi vida. Espero que cuando me gradúe, sea donde sea mi trabajo, esté vinculada con China. Y si es posible, me gustaría escribir una novela sobre China”, Takhmina Inoyatova, la ganadora del concurso del Puente Chino, proveniente de Tayikistán, expreó su deseo.

Una vez que se establezca la plataforma para el aprendizaje de idiomas, se abre la ventana de intercambios culturales, y de ahí que resplandezcan las chispas del choque del pensamiento, la interacción y la integración. El Instituto Confucio resulta precisamente una plataforma y ventana de este tipo, las cuales no solo pertenecen a China, sino también al mundo.

1. Detrás de la “fiebre por el chino”

Aunque el idioma chino es difícil de aprender, no condiciona el entusiasmo de estudiarlo. Porque la “fiebre por el chino” supone el mejoramiento del poder nacional integral. Hoy como nunca y sin ningún precedente, China se ha acercado al centro de la escena global, de modo que el valor cultural y el práctico del chino se están elevando constantemente. Por un lado, el mundo está ansioso por conocer más sobre China. Y por otro, la influencia mundial de la cultura china está lejos de su propio contenido.

El dominio de un idioma te da la llave conduciendo a la cultura de ese país. Como la institución en que se depositan las esperanzas de ambas partes, el Instituto Confucio está a la altura de las expectativas.

Con el único y nuevo modelo de cooperación china y extranjera, el Instituto Confucio se ha multiplicado,como un montón de bambúes después de la lluvia de primavera,de cero, de pequeño y desconocido, a grande y popular. Desde el XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China, en sólo cinco años, el Instituto Confucio ha aprovechado la oportunidad de rápida disposición, y ha cubierto 34 países nuevos desde cero; con 116 nuevos Institutos Confucio y 541 Aulas Confucio en primarias y secundarias, se ha realizado una amplia cobertura a nivel mundial.

Generalmente, las primeras frases que aprenden los extranjeros son “你好 (nihao)” (hola) y “再见 (zaijian)” (adiós). El lenguaje es la ventana del alma, por eso las palabras simples pueden causar ondas en el corazón y sembrar semillas de la amistad. Este sutil cambio está teniendo lugar todo el tiempo con un total de 516 Institutos Confucio, y 1076 Aulas Confucio en primarias y secundarias en 142 países y regiones a nivel mundial.

Inicio tambaleante, trabajo elaborado, desarrollo rápido y despegue imediato.

En los últimos años, el Instituto Confucio ha sido firme con la reforma y la innovación; profundizando la reforma didáctica, ampliando la función de las escuelas, ha establecido inicialmente el sistema de comunicación global de la lengua y la cultura china; formulando con esmero y perfeccionando las normas para profesores internacionales del chino, además de las normas de aprendizaje, el plan de asignaturas, el programa de exámenes y la guía de elaboración de materiales didácticos, y por primera vez ha constituido y completado el sistema de evaluación internacional de la calidad docente del idioma chino.

Publicación de la serie principal de libros de texto en 54 lenguas y el apoyo a los Institutos Confucio de distintos países en la elaboración de más de 2000 materiales didácticos locales.

Innovación del HSK (Nuevo Examen de Nivel de Chino), entre otros tipos de exámenes internacionales del chino y métodos de prueba. Globalmente un total de seis millones de candidatos se presentaron a las pruebas de diferentes tipos en 2016.

Organización anual para expertos chinos y extranjeros a fin de supervisar el Instituto Confucio y la introducción activa de terceros para llevar a cabo la evaluación, asegurando una administración abierta y transparente.

La situación de multiples beneficios mutuos está tomando forma. Bajo la influencia estimulante del Instituto Confucio, en más de 60 países se ha incorporado la enseñanza de chino en el sistema educativo nacional a través de la promulgación de decretos, y en más de 170 países se han creado cursos o carreras de chino. El número de personas que estudian chino en el mundo ha aumentado rápidamente, alcanzando los cien millones. La enseñanza del chino se ha elevado de la tercera lengua extranjera a la segunda en los Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Tailandia, Indonesia, Mongolia, Australia, y Nueva Zelanda, etc.

Cierto erudito extranjero lamentó: “El Instituto Confucio ha recorrido, en solo una docena de años, el mismo camino que instituciones occidentales semejantes han cumplido en décadas, e incluso, siglos, justo como el desarrollo económico de China, el cual es un milagro mundial”.

2. Promover el poder de la cultura china

Frente a las alabanzas, la respuesta de la gente de habla inglesa es “Thanks” (gracias), mientras que el pueblo chino dice una variedad de palabras modestas. El choque de civilizaciones proviene de la diferencia, el prejuicio y el odio, y desaparece con la comunicación, la comprensión y la confianza.

El lenguaje es el portador de la cultura, y detrás del lenguaje está la cultura y el sistema de pensamiento. La promoción internacional de chino no es sólo un asunto lingüístico, sino también un caso cultural. Sin el soporte cultural, la enseñanza del chino sería muy difícil.

Para entender la cultura china, no es suficiente sólo conocer sus generalidades sino que se debe comenzar desde los detalles. Por ejemplo, aprender a hacer ravioles, practicar el Taichí o decir trabalenguas... No se deben subestimar las cosas pequeñas, ya que la lluvia de primavera humedece todo silenciosamente. Los Institutos Confucio han mantenido la enseñanza de chino y, al mismo tiempo, ofrecen cursos especiales sobre negocios, medicina tradicional china, artes marciales, arte, gastronomía, turismo y capacitación vocacional, entre otros. Además, han llevado a cabo un gran número de investigaciones y conferencias sobre la cultura china y la academia contemporánea de China.

“Me gustan especialmente el té y el arte del té chino. Cada vez que estudio el arte del té, tengo una comprensión y experiencia más profunda sobre la cultura del té de China.” Petrovic, una estudiante universitaria de Serbia comenzó a entender las tradiciones culturales del pueblo chino a través de la cultura del té chino.


El 23 de junio, los estudiantes del Instituto Confucio de la Universidad de Nairobi muestran sus obras de papel recortado. Foto por Agencia de Noticias Xinhua

En las aulas, los profesores del Instituto Confucio introducen la historia milenaria de la cultura china, la riqueza de la producción china y el progreso de China en estos años. Sin embargo, hay que experimentar en persona para obtener un sentido intuitivo de lo profundo, lo amplio y lo rico del país y su progreso histórico. Así que en los cinco años anteriores, los Institutos Confucio y las Aulas por el mundo han celebrado más de cien mil actividades culturales cuya audiencia llegó a 60 millones de personas. También han organizado el envío de grupos de arte, expertos y académicos de más de 100 colegios y universidades chinas para realizar más de 3000 representaciones y conferencias culturales, así como giras de arte en los Institutos Confucio extranjeros, con tres millones de espectadores. Además, anualmente cerca de 30 mil funcionarios educativos, rectores de escuelas primarias y secundarias, profesores y estudiantes de varios países han venido a China a participar en el campamento de verano Puente Chino para experimentar en persona la cultura china.

Abrir otra puerta para ver un paisaje diferente y conocer China real.

3. Cultivar mensajeros del aprecio mutuo de las culturas

Hannes Alfvén, ganador del Premio Nobel de Física dijo: “Si queremos sobrevivir, los seres humanos debemos regresar 25 siglos atrás, para aprender la sabiduría de Confucio”.

Pero ¿cuál es la sabiduría de Confucio? En la visión de la civilización es armonioso, pero diferente.

La civilización se hace más colorida y rica debido a la comunicación y la mutua inspiración. Cada uno aprende el idioma del otro, entiende la cultura de la otra parte, y luego hace amigos y se convierte naturalmente en mensajero de ambas culturas.

“La famosa marca china.” Hoffmann, viceministro del Departamento de Recursos Humanos de Hungría, describió el Instituto Confucio. Este ya no es una sola agencia de promoción de la lengua y cultura, se ha convertido en una plataforma importante para la formación de mensajeros culturales y un “tren de alta velocidad” cultural que estrecha la distancia entre China y otros países.

Todos los maestros y voluntarios del Instituto Confucio son mensajeros que impulsan la cultura china. Y para los extranjeros, cada chino forma una de las casi 1.4 mil millones de páginas del Libro de China, a menudo, ellos sólo conocen el país por la lectura de varias o decenas de páginas.

Todos los días, en diferentes partes del mundo tienen lugar las historias de diferencias y choques culturales, “¿Por qué no se usa el carácter ‘了’ en esta frase?” “¿Por qué en China hay Shandong, Shanxi, Hainan, pero no hay Haibei?” Afortunadamente alguien está enseñando y respondiendo las preguntas paso a paso. Cada lección, frase, carácter enseñado por los profesores del Instituto Confucio está estrechamente relacionado con la cultura china.

Durante los últimos cinco años, el Instituto Confucio ha enviado totalmente a más de 50 mil directores de la contraparte china, así como a profesores y voluntarios, además ha capacitado a 200 mil maestros locales en cada respectivo país. Los melocotones y las ciruelas no tienen que hablar, ya que el mundo abre un camino bajo ellos. Si calculamos la influencia y multiplicamos estas dos cifras de 50 y 200 mil, resulta aún más evidente que los números de mensajeros cultivados y el alcance de la expansión de la cultura china son claramente mayores, el intercambio cultural chino y extranjero es a su vez más popular.

“Aunque soy débil físicamente me gustaría ser una mensajera cultural incansable, comprometida con los intercambios culturales entre China y Egipto.” Dai Yu, chica egipcia mira seriamente hacia el futuro.

“Me he convertido en un enlace de intercambios culturales entre Bangladesh y China, introduciendo la cultura china a los estudiantes de Bangladesh y llevando a más estudiantes locales a China para promover intercambios entre los dos países”, Na Hai, profesor de chino en el Instituto Confucio de la Universidad Norte y Sur de Bangladesh, está realizando su misión.

Las chispas pueden quemar todo el prado. De lo desconocido al conocimiento, incluso hasta la comprensión mutua, es aquí donde China abraza el mundo y el mundo entiende China.

Diario Guangming, sector octavo, el 24 de septiembre, reportero: Cao Yuanlong)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes