Wang Chenguang: Enseño el chino en “la Franja y la Ruta”

[Fuente]    China Youth Daily [Fecha de Publicación]    2017-07-20 10:30:34 
 


Wang Chenguang tomándose una foto junto a sus alumnos zambianos.

En marzo de este año, inició el registro de profesores voluntarios de chino. Wang Chenguang abandonó sus oportunidades de ir a países como Estados Unidos e Italia y optó por ir a una de las regiones más subdesarrolladas del mundo: Tanzania.

Wang Chenguang es licenciado en Enseñanza Internacional de Chino de la Universidad Normal de Zhejiang. En septiembre de este año irá a Tanzania para trabajar un año como profesor voluntario internacional de chino. “Creo que en Tanzania hay más demanda de profesores de chino, por eso he tomado esta decisión”, dijo Wang Chenguang.

Esta no es la primera vez que Wang Chenguang viaja a África. En 2014, tras su graduación de grado, con el objetivo de forjarse a sí mismo, fue asignado por el Instituto Confucio de Zambia a la Escuela Secundaria Pública Masaiti, en la provincia de Copperbelt, Zambia, para enseñar chino.

En Zambia, el chino no es una asignatura obligatoria pero la escuela le da gran importancia. Al llegar a la escuela, el grupo de Wang Chenguang fue recibido con calidez por profesores y estudiantes de chino. “Muchos profesores se acercaron, dándonos la mano para saludarnos. Al enterarse de nuestra llegada, los estudiantes llegaron a la oficina de la zona de enseñanza, nos miraron desde lejos y nos dijeron ‘nihao’”, comentó Wang Chenguang. “En Zambia, ser traductor de chino se ha convertido en una profesión altamente remunerada, como médicos y abogados, por eso los estudiantes tienen muchas ganas de aprender el chino”.

El trabajo de enseñanza de Wang Chenguang en Zambia no siempre marcha bien. Sus alumnos del curso 9A a 11A(equivalente al tercer año de escuela secundaria y al segundo año de bachillerato en China)son inquietos. Al principio, Wang Chenguang tenía que gastar mucho tiempo en mantener el orden de la clase. “Luego mi asistente de la clase, Marsha, me propuso llamar la atención de los alumnos con música, resultando muy efectivo”, dijo Wang Chenguang.

La primera canción que Wang presentó a los estudiantes fue La victoria de la final de la Copa Mundial de Sudáfrica de 2010. Entregó a los alumnos la letra de la canción en pinyin e inglés. Al oír el preludio, los alumnos soltaron una ovación, marcando el compás con la mesa, que era muy exacto y al ritmo de la música. Wang Chenguang explicó: “Luego dije a mis alumnos que les enseñaría a cantar canciones chinas en cada clase, una canción se aprendería en dos semanas. Después de esto, ellos prestaban mucha atención en clase”.

Un día la asistente de clase Marsha hablando con Wang Chenguang le comentó su “sueño de estudiar en el extranjero”. Por la falta de recursos médicos de su país y debido a que sus amigos y familia recibieron asistencia del equipo médico chino, ella tenía muchas ganas de estudiar medicina en China. Wang Chenguang la alentó a participar en el concurso del Puente Chino para estudiantes de secundaria de Zambia, corrigiendo su pronunciación palabra por palabra. Ya que ella antes no sabía nada de chino.

“Marsha es trabajadora y cada día practica, al menos, dos horas el chino. A veces ella dedica toda la noche a leer bien una oración”. Como tutor de Marsha, Wang Chenguang la acompañó todo el tiempo. Para no molestar a otros profesores, ellos siempre movían las mesas y sillas al frente del edificio de enseñanza para seguir su práctica nocturna se ayudaban del alumbrado del edificio.

Tras dos meses de práctica, Marsha ganó el tercer lugar en este concurso, lo que significaba que Marsha podía ir a Pekín para asistir a la final del concurso. El padre de Marsha agradeció mucho a Wang Chenguang y cada vez que le veía le seguía dado las gracias. Wang Chenguang dijo que aunque en la final Marsha no obtuvo una posición en la lista, para él ya era una victoria poder hacerle venir a Pekín y sentir China.

Algunas personas le preguntaban a Wang Chenguang: “¿Por qué quieres ir a sufrir a un lugar tan pobre?”, Wang Chenguang dijo que al principio no pudo adaptarse, por lo que pasó los primeros días dándose ánimos junto con los otros profesores. “Pero cuando sientes el amor de tus estudiantes, cuando tu enseñanza tiene frutos, tienes la sensación de que todo eso es valioso”.

Durante su estancia en Zambia, en su cumpleaños, los alumnos de Wang Chenguang le cantaron la canción de cumpleaños en chino e inglés. Una semana antes de su partida, los alumnos cantaron la canción china La despedida y la canción local de despedida en la reunión escolar.

Wang Chenguang dijo: “los chicos eran muy simpáticos y encantadores. Entonces me decidí a ser profesor de tiempo completo y empecé a prepararme para el examen de licenciado en Enseñanza Internacional de Chino al volver a China”.

Wang Chenguang reconoció que ir a países subdesarrollados o no desarrollados es más duro para los profesores voluntarios de la enseñanza internacional de chino. “Pero no podemos creer que estamos sufriendo en esos países. Creo que enseñar en estas zonas es participar en la construcción de una época”, para Wang Chenguang uno puede descubrir la belleza siempre que se mantenga una actitud positiva.

Como aficionado a la fotografía, Wang Chenguang llevó su cámara durante su estancia en Zambia para tomar fotos del hermoso paisaje local, como el cielo en las noches cuando se apagaba la luz, el arcoíris tras la lluvia torrencial, las jacarandás que se veían por todas partes en el hemisferio del sur. Cuando los amigos chinos de Wang Chenguang ven estas fotos, siempre gritan “país de las maravillas”.

Las fotos de Wang ganaron el tercer premio en el Concurso “Zambia en los ojos de los chinos”, organizado por la embajada china. El embajador chino en Zambia, Yang Youming, escribió en el prefacio de la colección de obras del concurso: El profesor Wang Chenguang del Instituto Confucio trabaja en una escuela de la provincia exterior, donde de vez en cuando no hay agua ni luz e incluso hay una escases de cereales, pero todo eso no le impide coger la cámara para tomar fotos de los fantásticos paisajes.

En septiembre de este año, además de seguir enseñando chino en Tanzania, Wang Chenguang también tendrá tareas de investigación. Wang Chenguang comentó: “La orientación de mi tesis de maestría es la enseñanza de la cultura china moderna. Haré una investigación de la situación de enseñanza en África y la experiencia de enseñanza durante este año es el material que tengo a mi disposición”.

Entre Zambia y Tanzania hay un ferrocarril Zambia-Tanzania, que fue construido en 1976 y es uno de los proyectos en serie de ayuda más grande por parte de países extranjeros. “La vieja generación construyó el ferrocarril y los edificios para el pueblo africano, y ahora construimos junto con ellos una comunidad de destino, usando ‘la Franja y la Ruta’, la cual es el nuevo espíritu africano”. Lo único penoso para Wang Chenguang es que no ha podido ver el ferrocarril Zambia-Tanzania. “Este año iré a Tanzania y lo veré”.

China Youth Daily, edición 11,17 de julio de 2017, Periodista: Zhang Chenyi, fotos ofrecidas por Wang Chenguang)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes