Dejemos florecer majestuosamente al chino (Nueva perspectiva de la Franja y la Ruta)

[Fuente]    Diario del Pueblo [Fecha de Publicación]    2017-05-18 11:33:09 
 

Las relaciones de los dos países consisten en la afectuosidad de las dos naciones. Desde el deseo de la iniciativa de "la Franja y la Ruta" al movimiento, la comunicación del corazón de naciones desempaña un papel cada día más fuerte; el cual se basa en la comunicación a través de los idiomas. Mediante las lenguas se puede lograr más conocimiento, cognición y entendimiento mutuo de la cultura, y, así, llevar acabo relaciones políticas, conexión de instalaciones, travesías de negocios, integración financiera y consolidación de las bases sociales.

Desde la antigüedad hasta ahora, la travesía del camino mercantil no se puede deslindar de la comunicación lingüística. En la época de la economía global, la lengua también es el símbolo del suave poder de un país. Hoy en día, el chino se está convirtiendo en el catalizador de la iniciativa de "la Franja y la Ruta", comunicando el puente cultural del corazón de las naciones a través de ella. El aprendizaje está forjando una ola animada de los países de "la Franja y la Ruta". Según estadísticas, actualmente se han fundado 134 Institutos Confucio y 130 Aulas Confucio en escuelas primarias y secundarias en 51 países a lo largo de "la Franja y la Ruta". En 2016, los alumnos registrados llegaron a los 460 mil; se llevaron acabo 8 mil diferentes clases de actividades culturales, convocando a 2.7 millones de personas. En los próximos años, el Instituto Confucio realizará su cobertura completa en todos los países de "la Franja y la Ruta". En el futuro, mientras que el Instituto Confucio introduzca la cultura del pensamiento tradicional de China, también se acercará más al público extranjero, comunicando de manera más profunda los sentimientos de la nación asiática, y difundirá activamente la cultura empresarial, la gestión por políticas, los valores familiares, etc.; además, ofrecerá un servicio específico cultural para cada país, con la finalidad de elevar su cognición y entendimiento sobre China. La flor del chino está floreciendo maravillosamente en "la Franja y la Ruta".


La exposición fotográfica de "la Franja y la Ruta", celebrada por el Instituto Confucio de la Fundación de la Universidad de los Ángeles, en Filipinas

Para fomentar la colaboración entre naciones se necesita no solo transmitir mensajes de manera lingüística, sino también influir en el pensamiento de la gente a través de la lengua, formando una cognición sobre China. Al contar bien las historias de China, se eleva la imagen de esta. Por lo tanto, durante la construcción de "la Franja y la Ruta", además de propagar el chino en los países de esta iniciativa, se aprenden y manejan los idiomas de los países en cuestión, especialmente los idiomas no tan internacionalizados, lo cual es un paso imprescindible. En la construcción de "la Franja y la Ruta", aunque se puede comunicar con las naciones que se encuentran en ella, en idiomas comerciales como el inglés, el ruso, el árabe etc., será más fácil hacerlo con el idioma materno de dicho país. La comunicación del corazón de naciones, frecuentemente, considera a la sociedad como el objetivo principal y, primordialmente, se realiza mediante la propagación y la comunicación. Tiene como fin lograr que las naciones de "la Franja y la Ruta" se entiendan y apoyen a la iniciativa china para impulsar las relaciones y la comunicación mutuas, así como la cooperación y el ganar-ganar de China con los países de "la Franja y la Ruta", y finalmente, formar conjuntamente una comunidad de interés, responsabilidad y destino que desarrolle una confianza mutua tanto en la política, como en la integración de las economías y de las culturas inclusivas.

Según dicen, "si hablas con alguien en un idioma que pueda entender, tus palabras entrarán en su mente; si hablas con él en su idioma, tus palabras entrarán en su corazón". "La Franja y la Ruta" recorre más de 60 países con 3 mil millones de personas. Además, existe una gran diferencia en la historia, la cultura, la sociedad, la norma, etc. Durante el intercambio con estos países, China tiene que, de antemano, adentrarse especialmente en las lenguas, usando una pronunciación eficaz del idioma local, para que todos entiendan las connotaciones durante las conversaciones, la construcción bilateral y el comportamiento mutuo de "la Franja y la Ruta", y que, de esta manera, disminuyan los malentendidos y malinterpretaciones sobre China para así promover la comunicación del corazón de los pueblos. Para lograrlo, se necesita conocer, estratégicamente, la función del idioma del país en cuestión, sobre todo para elevar la política de la lengua al nivel de estrategia nacional, que merece gran atención, y dedicar más esfuerzos a la formación de intelectuales en idiomas extranjeros, especialmente en aquellos idiomas que no están tan internacionalizados y que pertenecen a los países de "la Franja y la Ruta", para conocer las políticas y las costumbres de las naciones extranjeras, y, de esta manera, ampliar la participación de las colaboraciones internacionales de China. Es decir, para promover la comunicación de las naciones de "la Franja y la Ruta" se debe fortalecer el poder suave del país, ofreciendo más apoyo y garantías.


Profesores y alumnos de los países a lo largo de “la Franja y la Ruta” visitando el Instituto Confucio de Mahasarakham

El encanto y la función del idioma son gigantes. Al pasar mensajes, se pueden transmitir sentimientos. Mientras se informan sucesos, se pueden comunicar corazones. En la construcción de “la Franja y la Ruta”, el idioma vale mucho. Este construye un puente para unir el corazón y los sentimientos del pueblo chino con las naciones a lo largo de “la Franja y la Ruta”. A través de las lenguas, se pueden comunicar los corazones y desarrollar más las emociones, para elevar el nivel de confianza y consolidar la base de la humanidad. La colaboración y la integración promueven continuamente el aprendizaje mutuo entre diferentes civilizaciones, así los espíritus de la Ruta de la Seda lograrán una mejor herencia y su difusión.

(Autor: Profesor asociado del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad de Estudios Internacionales de Pekín)

(Diario del Pueblo, 2017/05/15, V.13 Autor: Yang Yi)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes