Se siembran las semillas del chino en Alabama

[Fuente]    Diario del Pueblo en el Extranjero [Fecha de Publicación]    2017-04-18 18:14:48 
 


Foto de la clase de la enseñanza china

Hace más de tres meses, llegué a Dothan, ciudad de Alabama de los Estados Unidos; mi colega Yuan Qunying, también profesora, y yo hemos logrado buenos resultados en la enseñanza del chino. Cuando nos encontramos con los estudiantes, en el corredor de la escuela, nos saludan educadamente, diciendo “hola” en chino. Al salir de la clase, utilizamos la despedida en chino “adiós”. Una vez en el restaurante encontré a un chico que me preguntó con entusiasmo en chino: “¿cómo estás?” Esto me sorprendió, porque la frase interrogativa no es el foco de los ejercicios en el aula. Respondí alegremente: “Estoy muy bien, ¿cómo estás?” El muchacho respondió confiado: “Estoy bien”. Esto me complace al ser una chica que se dedica a la enseñanza del chino por primera vez en los EE.UU.

Después de aprender los números del uno al cien, los estudiantes, poco a poco, pueden expresar la edad y las fechas en chino; además, comprenden la información básica relacionada con China: una Gran Muralla, dos ríos, tres montañas y cinco cordilleras, cuatro invenciones, cincuenta y seis etnias. También son capaces de hacer diferentes llamadas, dependiendo de la situación de emergencia. Luego, seguimos con los colores.

El aprendizaje del color inicia con una película promocional de la mascota de los Juegos Olímpicos de Pekín en el año 2008: Fuwa. Los cinco colores de Fuwa corresponden a los cinco anillos de la bandera olímpica: azul, amarillo, negro, verde, rojo, que también conforman los cinco elementos de la filosofía china. A través de Fuwa Jingjing, una panda, los estudiantes aprenden dos colores, blanco y negro, y entienden que el Jingjing es una palabra homófona de Beijing, la capital china. En la etapa de consolidación y la expansión, introducimos los colores del arcoíris: rojo, naranja, amarrillo y verde, entre otros, mediante el personaje de Rainbow Dash, del dibujo animado My Little pony, famoso entre los estudiantes; y consolidamos el aprendizaje del blanco y el negro mediante el Dibujo Taiji, símbolo que representa los conceptos de la filosofía china del yin y el yang. Durante la clase donde presentamos este símbolo, un chico de cuarto curso notó que la parte blanca, de la figura del Dibujo Taiji, contiene el color negro y la negra incluye el blanco; aprovechando la oportunidad, compartí con los estudiantes la ideología china del yin y el yang, y la balanza. El proverbio “puedes hacer que los demás sigan la vía, pero no puedes hacer que la entiendan”, debe ser enseñado en un tiempo oportuno.

Debido a que los diferentes colores tienen significados distintos en varias culturas, mis colegas y yo hemos presentado el significado cultural del color, conectando las tradiciones chinas con las costumbres contemporáneas como el rojo (que significa casamiento, año nuevo), blanco (funeral), amarillo (poder imperial en la era antigua), etc.; además, a través de la canción Hablando y cantando la máscara china, los estudiantes entienden el contenido de la máscara de colores en el arte de la Ópera de Pekín. También preparamos para los estudiantes la máscara del Rey Mono, Tsing Yi y otras, para que los estudiantes analicen la expresión de los colores chinos a la hora de pintar. En la víspera de Navidad, preparamos tarjetas coloridas para los estudiantes, con las que pedimos a los estudiantes que reflexionen sobre los colores aprendidos, y a practicar cómo se dice “Feliz Navidad” en chino. Además, estimulamos a los estudiantes de cursos superiores a escribir este parabién chino en sus tarjetas de felicitación, las cuales son cuidadosamente decoradas.

Para mi colega y yo, el mayor logro es el entusiasmo de los estudiantes por la clase china, su aprendizaje y su uso después de la escuela. Al mismo tiempo, también cosechamos el abrazo afectuoso de los niños. Incluso, entre nuestros estudiantes contamos con los niños de los profesores de la clase china, ellos también practican y contestan con los estudiantes. En el aula, los alumnos suelen sentarse en la alfombra multicolor, cuando finaliza la clase el profesor de preescolar de la Escuela Primaria Kailei, Forehand, el profesor de cuarto curso, Aman, la profesora de quinto curso, Tice, y Mullen dicen, uno por uno, los colores de la alfombra en chino, permitiendo que los estudiantes se levanten al escuchar el color donde están sentados.

La Escuela Primaria Kailei es la primera que ha abierto los cursos de chino en Dothan. Al hablar de los cursos de chino, la directora de dicha escuela, Wanda Dismukes, señala que ésta cuenta con un contexto multicultural. La clase de chino da a los estudiantes la oportunidad de contactar con un idioma y una cultura diferentes de las suyas, entender las similitudes entre ambas culturas y acomodar sus diferencias. Los estudiantes son aficionados a la clase de chino, la retroalimentación de los profesores y los padres también es formidable, desean crear una atmósfera multicultural a través de los cursos.

La Escuela Primaria Kailei también es otro punto de enseñanza china establecido por el Instituto Confucio de la Universidad de Troy en Alabama en 2015. Cada una de las nuevas Aulas Confucio y puntos de enseñanza han sido testigos de la ampliación y la contribución del Instituto Confucio de la Universidad de Troy. En la actualidad, este instituto ha establecido ocho Aulas Confucio y 21 puntos de enseñanza del Instituto Confucio en Montgomery, Troy y otros lugares.

En una retrospectiva a la historia de la fundación del Instituto Confucio de la Universidad de Troy, el presidente de la parte extranjera, Dr. Xu Hong, expresó emotivamente lo siguiente: “Debido a la proximidad con México, el chino se encuentra en una desventaja geográfica con el español, por lo que la realización de las clases de chino y actividades para promover la cultura se enfrentan a grandes desafíos. Desde hace nueve años, llevo a los profesores del Instituto Confucio a recorrer todo Alabama, un estimado de 130.000 kilómetros, visitamos más de 100 escuelas, llevando acabo 250 conferencias, 270 pabellones chinos, 80 grandes eventos de diversa índole; aunado a eso, organizamos 27 visitas a China por parte de universitarios, estudiantes de secundaria, artistas, políticos, empresarios y personas famosas del círculo educativo de Alabama, dando como resultado que el número de participantes supere los 120 mil. Hoy en día, China no es tan desconocida para el pueblo estadounidense como antes. Cuando los turistas chinos llegan a Alabama, los saludan en el aeropuerto, en el hotel, en los restaurantes chinos; incluso, se comunican con ellos empleando frases sencillas en chino. Se puede afirmar que el Instituto Confucio de la Universidad de Troy está sembrando las semillas de la lengua y la cultura chinas en cada rincón de Alabama. El propio instituto se ha convertido en un edificio totalmente equipado e independiente, dejando de lado la oficina de cuatro paredes, que compartía piso con otras dependencias, con la que se empezó.” “El Instituto Confucio de la Universidad de Troy utilizará los recursos existentes para expandir continuamente la influencia de la lengua y la cultura chinas en Alabama y fortalecerá los intercambios y la cooperación con otros Instituto Confucio en el sureste de Estados Unidos para que ‘la fiebre por China’ continúe, ayudando a la interacción amistosa entre China y los Estados Unidos.” mencionó el presidente Xu Hong con entusiasmo mirando hacia el futuro.

(Diario del Pueblo en el Extranjero, 14 de abril de 2017, 9º edición, reportero: Tang Qing)

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes