Liu Yandong elige cuidadosamente el sitio para celebrar una cena de trabajo informal con un grupo de sinólogos europeos En el Restaurante La Fontaine de Jade la noche otoñaltiene un toque decalidez

[Fuente]    China News [Fecha de Publicación]    2015-09-23 17:24:28 
 


Liu Yandong, vice primera ministra del Consejo de Estado, llegó a Bruselas el 14 de septiembre, comenzando una serie de actividades del “Diálogo Interpersonal de Alto Nivel UE-China”. El día 14 por la noche tuvo una cena de trabajo informal con sinólogos de alto nivel. En la foto, la vice primera ministra posa con estos expertos antes de la cena.


Liu Yandong, vice primera ministra del Consejo de Estado, llegó a Bruselas el 14 de septiembre, comenzando una serie de actividades del “Diálogo Interpersonal de Alto Nivel UE-China”. El día 14 por la noche tuvo una cena de trabajo informal con sinólogos de alto nivel. En la foto, la vice primera ministra se encuentra con los expertos antes de la cena.

  La noche de principios de otoño en Bélgica estaba ligeramente fresca; sin embargo se percibía un ambiente cálido en el restaurante chino La Fontaine de Jade, situado en el centro de Bruselas.

  El 14 de septiembre por la noche, durante su visita a Bélgica, Liu Yandong, vice primera ministra del Consejo de Estado de China, tuvo una cena de trabajo informal con sinólogos de diversos países europeos, como Bélgica, Austria, España o Italia, entre otros, con los que mantuvo una conversación amistosa.

  Antes de la cena de trabajo, la vice ministra Liu Yandong y su comitiva acababan de terminar una visita al Instituto Flamenco de Investigación Tecnológica y al Centro Belga de Investigación Nuclear. Después de más de una hora de camino, Liu Yandong y su comitiva no se pudieron permitir hacer una pausa, y “cambiando de escenario” rápidamente se dirigieron directamente al restaurante para encontrarse con los sinólogos y conversar con ellos.

  Liu Yandong dijo con franqueza: “La agenda de este viaje a Bruselas es muy apretada. Sin embargo, por muy apretada que sea, tenemos que encontrarnos con los sinólogos en Bruselas y escuchar las opiniones y sugerencias de cada uno de ellos con respecto a los intercambios de conocimientos entre China y Europa.”

  Liu Yandong ha tenido un motivo especialmente significativo para haber elegido el Restaurante La Fontaine de Jadepara la cena con los sinólogos, ya que la fundadora del mismo fue la señora Qian Xiuling, “la madre china de Bélgica”, “la Schindler china”. Durante la Segunda Guerra Mundial, Qian Xiuling salvó la vida a 96 belgas. Su nombre ha quedado grabado para siempre en una calle del centro de Ecaussinnes. Su historia se transmite como un acto de amistad entre Bélgica y China digno de ser alabado y difundido.

  Liu Yandong dijo: “Este año se cumple el 70º aniversario de la victoria del pueblo chino en la guerra de resistencia contra Japón y de la guerra antifascista en el mundo. Hace 70 años, luchamos codo con codo y resistimos juntosal fascismo. Hoy, pasados 70 años, tenemos que mejorar la cooperación, por la paz en el mundo y por la causa del progreso de la humanidad; debemos fortalecer el entendimiento y la amistad entre todos los pueblos de distintos países. Por medio de la cooperación en diversos ámbitos se obtienen beneficios mutuos, realizando una contribución porla paz en el mundo y la causa del progreso de la humanidad.”

  Los sinólogos que cenaban con Liu Yandong eran todos destacados investigadores en el campo de la sinología de diversos países europeos. Entre ellos, estaba Alicia Relinque, directora del Instituto Confucio de la Universidad de Granada (España),que compiló famosas obras clásicas chinas como “Wen Xin Diao Long”(“El corazón de la literatura y el cincelado de dragones”, primera obra de teoría literaria en China) o “Zhaoshi gu'er” (“El huérfano del Clan de los Zhao”, obra teatral de la época de la dinastía Yuan), entre otras; asimismo se encontraban en la cena el profesor Hamar Imre, experto investigador del budismo, que no solo habla bien el mandarín, sino que también sabe tibetano, y Richard Trappl, director del Instituto Confucio de la Universidad de Viena, que para enterarse a tiempo de lo que ocurre en China se levanta a menudo en mitad de la noche con el objeto de ver las noticias de este país.

  En el restaurante, los sinólogos europeos, familiarizados con la cultura china, charlaron cordialmente, utilizando el mandarín, con Liu Yandong y los miembros de su comitiva durante más de dos horas.

  Richard Trappl le dijo a la vice primera ministra que el año próximo cumpliría 65 años y se jubilaría, pero que deseaba poder continuar ofreciendo sus servicios al Instituto Confucio.

  Las palabras de Richard Trappl obtuvieron una respuesta inmediata por parte de Liu Yandong.

  Liu Yandong dijo: “65 años no es una edad avanzada. Para los sinólogos, no hay jubilación. En China, hay un dicho antiguo: ‘el jengibre viejo es más picante que el nuevo’. Esto también cuenta para los sinólogos, cuanto más avanzada es su edad, más nivel tienen.”

  La vice primera ministra agregó: “Como yo solía decir: los de 70 años son hermanos pequeños, los de 80 son corrientes, los de 90 todavía disfrutan de la vida y no es extraño llegar a los 100. Los sinólogos se dedican a hacer intercambios entre China y otros países;deben ser longevos y seguramente llegarán a serlo.”

  Estas palabras de Liu Yandong hicieron que los sinólogos presentes se divirtieran y el ambiente de la conversación se fuera volviendo poco a poco más distendido y entusiasta.

  Hamar Imre, director del Instituto Confucio de la Universidad Eötvös Loránd (ELTE) de Hungría, Basile Zimmermann, director suizo del Instituto Confucio de Ginebra y otros asistentes, al poco tiempo, expresaron uno a uno su opinión en cuanto a la manera de promover los intercambios de conocimientos entre China y Europa, o sobre cómo fortalecer la capacitación de los profesores europeos en la enseñanza del mandarín, entre otros temas.

  Esa noche, el interior del RestauranteLa Fontaine de Jadeestaba resplandeciente. Las lucecillas que surgían de los intercambios de conocimientos entre China y Europa dieron un toque de calidez a la noche otoñal de Bruselas.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes