Li Yuanchao asiste al acto de inauguración de la Reunión Conjunta de los Institutos Confucio Africanos

[Fuente]    Hanban [Fecha de Publicación]    2014-07-10 14:08:38 
 

El 24 de junio, se celebró en la localidad Dar-es-Salaam de Tanzania la Reunión Conjunta de los Institutos Confucio Africanos 2014. El vicepresidente chino, Li Yuanchao, acompañado de su homólogo tanzano, Mohammed Charisb Bilal, asistió a la ceremonia de inauguración y tomó la palabra. Xu Lin, jefa ejecutiva de la Oficina General del Instituto Confucio y directora general de Hanban, Lv Youqing, embajador chino en Tanzania, prof. Rwekaza Mukandala, rector de la Universidad de Dar-es-Salaam, Wu Fengming, rector de la Universidad Normal de Zhejiang, representantes de 35 Institutos Confucio y 4 Aulas Confucio ubicados en 28 países africanos y personalidades procedentes del ámbito diplomático, de organizaciones locales y de empresas de capital chino estuvieron presentes en el encuentro.


El 24 de junio, en la localidad Dar-es-Salaam de Tanzania, el vicepresidente chino Li Yuanchao toma la palabra en el acto de inauguración de la Reunión Conjunta de los Institutos Confucio Africanos

Li Yuanchao señaló en su discurso que la cultura china tiene una trayectoria de más de cinco mil años y constituye una de las fuentes de la cultura mundial. Durante las tres décadas siguientes a la aplicación de la política de la Reforma y la Apertura hacia el Exterior, la cultura china ha acelerado su paso para darse a conocer a nivel mundial, menguando la distancia entre el pueblo chino y los de otras partes del mundo, destacando, entre estos últimos, los africanos por sus vínculos históricos con el pueblo chino, aún más estrechos en los últimos tiempos. En 2013, más de 1.500.000 turistas chinos visitaron el continente africano; varias telenovelas chinas han causado gran sensación en los países africanos; el número de estudiantes africanos que han ido a China con la finalidad de estudiar ha experimentado un crecimiento anual de un 30%; el cantante Uwechue Emmanuel, cuyo nombre chino es Hao Ge, subió al escenario de la Gran Velada del Festival de la Primavera china; y un número considerable de futbolistas africanos están jugando activamente sobre el césped chino. La cultura se torna más colorida con los intercambios y se enriquece a través del mutuo aprendizaje. Con la globalización como trasfondo, la cultura china debe orientarse aún más hacia la modernización, hacia el mundo y hacia el futuro, realizando intercambios y aprendizajes mutuos con otras culturas de forma más diversa y con contenidos más populares para promover la prosperidad y el desarrollo de la cultura humana.


El 24 de junio, el vicepresidente chino Li Yuanchao y su homólogo tanzano Mohammed Charisb Bilal participaron conjuntamente en Dar-es-Salaam en el acto de inauguración de la Reunión Conjunta de los Institutos Confucio Africanos

Manifestó Li Yuanchao que del nombre de Confucio, gran pensador y educador chino que vivió hace más de dos mil años, proviene el del Instituto Confucio, lo cual no solo ostenta llamativas características chinas, sino que también transmite el buen deseo de fomentar los intercambios culturales entre China y el extranjero y de prolongar la amistad entre el pueblo chino y el resto del mundo. Desde el asentamiento del primer Instituto Confucio africano en Nairobi, Kenia, se han establecido 38 Institutos Confucio y 10 Aulas Confucio en 32 países del continente. Se espera que los Institutos Confucio puedan seguir esforzándose para convertirse en una pasarela que promueva la amistad y los intercambios sino-africanos, para lo cual, en primer lugar, se tiene que dar cuenta de la necesidad real que los pueblos africanos tienen en el aprendizaje del idioma chino, mejorando continuamente el nivel de la enseñanza; en segundo lugar, hay que atender a la colaboración y a los intercambios culturales sino-africanos, divulgando tanto la cultura china como la africana y haciendo que se aprendan y desarrollen conjuntamente; y en tercer lugar, hay que hacer todo lo necesario para integrarse en la comunidad local, prestando atención tanto a la enseñanza de la lengua china como a la formación profesional, ofreciendo más oportunidades para que la gente local pueda construir su propia empresa o conseguir puestos de trabajo.

Señaló Li Yuanchao que el Instituto Confucio debe enseñar no solo la lengua china, sino la cultura, la historia, el pensamiento y las costumbres del país, por lo cual, deseó que la enseñanza del Instituto Confucio pudiera contar con tres aspectos: el “uso”, la “historia” y el “concepto”. Sobre la palabra china he (en chino, “和”, armonía y paz), existe tanto el cuento sobre “La valiosa armonía” como los hechos históricos de que “la unión entre todos los países creaba la armonía”, encerrando, asimismo, la convicción filosófica de la compatibilidad entre la armonía y la discrepancia. Por último, en las relaciones diplomáticas se rescata el principio de “paz y amistad”. Un pez, si se le añade el radical de tres gotitas de agua, se convierte en un verbo (refiriéndose a la formación de los caracteres chinos “pez” y “pescar”). La idea de “mejor enseñar a pescar que dar peces directamente” es la más acogida en el momento de ofrecer ayuda a África.

Recalcó Li Yuanchao que la juventud es la esperanza y el futuro de la Amistad sino-africana, por lo cual, se espera que más jóvenes amigos africanos puedan matricularse o visitar el Instituto Confucio para estudiar la lengua china, conocer la cultura y hacerse amigos de los chinos, convirtiéndose en guardianes, herederos y promovedores de la tradicional amistad sino-africana.

 
Términos Clave:

Informaciones Correspondientes